Martes 25.09.2018
DURANTE UNA ENTREVISTA EN TELESUR

Un alcalde albaceteño del PSOE elogia las elecciones venezolanas tras ir como observador internacional

El regidor socialista de El Bonillo, Juan Gil Gutiérrez, califica el proceso electoral de Venezuela como "democracia en estado puro" y dice que el "desconocimiento" hace que desde fuera se hagan "análisis erróneos". Su partido le ha desautorizado y el PP habla de "podemización".

ALBACETE.- "Avanzado", "garantista" y "absolutamente transparente", así es como considera el alcalde socialista de El Bonillo y diputado provincial, Juan Gil Gutiérrez, el sistema electoral del país que preside Nicolás Maduro. Un sistema que "ya quisieran tener muchos países". Afirmaciones que realizaba en el transcurso de una entrevista en el canal de televisión multiestatal Telesur, con motivo de su visita a Venezuela como observador internacional de los comicios municipales celebrados este domingo. 

Una entrevista que fue emitida el pasado 8 de diciembre, aunque no ha sido hasta este martes cuando ha saltado a los medios en España, suscitando una gran controversia en torno a las palabras de Gil y su defensa a ultranza del sistema venezolano. 

Y es que según el alcalde de El Bonillo, el "desconocimiento" hace que desde fuera se hagan "análisis erróneos" sobre la situación que vive Venezuela. 

Para Gil Gutiérrez, que lleva 25 años siendo alcalde de El Bonillo, el sistema electrónico electoral utilizado en Venezuela es "tan sumamente avanzado y garantista" que "prácticamente es imposible que haya un fraude electoral". 

Una apreciación en la que su entrevistadora incide, subrayando que éste ofrece "todas las garantías para el electorado", aunque el que pierde "siempre canta fraude". Línea argumentativa que retomaba el regidor albaceteño, asegurando que cuando desde Europa se habla de "repúblicas bananeras sudamericanas" se hace desde el "desconocimiento de la realidad", al tener una percepción "errónea", puesto que ‑a su juicio‑ "lo que se vive en las elecciones en Venezuela" es "lo más alejado a las repúblicas bananeras"

Un desconocimiento que tanto Gil como su entrevistadora no dudan en atribuir a un "ataque" constante hacia el país sudamericano, tanto desde el ámbito político como desde los grandes grupos de comunicación españoles. Algo que la periodista tildaba como "un intento de desviar la atención de los problemas que vive España", apreciación que también secundaba el alcalde de El Bonillo, que no dudaba en afirmar que "mirando lo del vecino, hemos dejado lo nuestro de lado"

Cuestiones entre las que citaba el problema catalán, que tras el 21 de diciembre sea cual sea el resultado debe abordarse "sentándose a hablar", y la reforma de la Constitución, un "reto importantísimo" para el que también pedía "diálogo", a pesar del intento de la periodista que hacerle elegir entre reformar la del 78 o una de nuevo cuño, con asamblea constituyente incluida. 

El también diputado provincial, "ferviente creyente de la democracia" como él mismo se definía durante la entrevista, aseguraba que "independientemente del sentimiento político que uno tenga" lo que habría que hacer tras los comicios es "respetar los resultados" porque "la esencia de la democracia es la voluntad del ciudadano". Una voluntad que, según Gil, los venezolanos iban a tener la ocasión de expresar "libre y voluntariamente" el pasado domingo, gracias a un sistema electoral con "garantía total". 

Manifestaba así su completa confianza en el sistema tras haber visitado el centro de planificación y algunos colegios electorales, haber recibido información sobre "los filtros y auditorías" a los que se somete el proceso, algo que "habría que ver qué país hace como Venezuela". Una labor de transparencia hacia el grupo de observadores internacionales que Gil considera "de agradecer", al permitirles tener un conocimiento directo de estas elecciones, un proceso que calificaba de "democracia en estado puro"

Tampoco escatimaba en elogios para su anfitrión, el poder electoral venezolano y su presidenta, de quienes aseguraba llevarse una "impresión grata" por cómo se habían volcado para que el medio centenar de observadores internacionales invitados en esta ocasión tengan "pleno conocimiento de cómo se desarrollan estas elecciones". 

Por todo ello, para Gil "lo más importante" tras esta visita como observador internacional a los comicios municipales de Venezuela es la labor que seguirá a su regreso, "difundir cómo se hacen las cosas aquí", sentenciaba. 

"PODEMIZACIÓN" DE PAGE, SEGÚN EL PP

La entrevista al alcalde socialista de El Bonillo no ha pasado desapercibida para el Partido Popular, cuyo portavoz adjunto en las Cortes regionales, Francisco Núñez, aseguraba hoy que Page, "tras abrazar a Podemos y meterles en su Gobierno", había enviado a Gil Gutiérrez a Venezuela "para hablar bien del régimen de Maduro". 

En rueda de prensa, Núñez se mostraba convencido de que "la podemización y la radicalización de Page" ha traspasado las fronteras de la región y que este pacto con Podemos "tiene mucho que ver" con este viaje de un alcalde socialista a Venezuela como observador internacional de las elecciones municipales. 

Para el diputado conservador las declaraciones de Gil sobre la imposibilidad de que haya fraude en el sistema electoral venezolano y que se trata de una "democracia en estado puro", son "esperpénticas" al ser Venezuela "una dictadura en la que se encarcela a aquellas personas que no piensan como Maduro"

Según Núñez, los castellano‑manchegos "no envidiamos el régimen de Maduro", por lo que "nos avergonzamos de Page" al abrazar a Podemos en su Gobierno y, lo que ha considerado más grave, "mandar a un alcalde y diputado provincial socialista a abrazar el régimen de Maduro y a decir que su sistema electoral es maravilloso". 

EL PSOE DESAUTORIZA A SU REGIDOR

Por su parte, desde las filas socialistas, el diputado regional Fernando Mora se ha mostrado contundente al ser preguntado por la visita y las declaraciones de Gil, asegurando que "el PSOE ni conocía, ni le parece oportuno, ni acertado, ni avala la presencia de esta persona en Venezuela"

No obstante, ha lamentado que los portavoces del PP pretendan hacer noticia de esto cuando en su formación hay hechos "mucho más graves y vergonzosos" como las manifestaciones realizadas este lunes por Rajoy sobre el borrado de los discos duros de los ordenadores de la sede nacional del PP, por las cuales "deberían preguntar a Cospedal", secretaria general del partido y presidenta de los ‘populares’ en Castilla-La Mancha. 

Ante las acusaciones de los conservadores, Mora ha defendido que pese a los "tifosi del PP", los ciudadanos de Castilla-La Mancha saben que el presidente García-Page "es una persona prudente, moderada, comprometida y progresista", y que en lo único que es radical es "en la defensa de los derechos de las personas". 

Comentarios
x