Viernes 15.02.2019

Un joven le tira un huevo a Albert Rivera durante su visita a Albacete

El candidato de Ciudadanos ha sufrido este incidente en su primer acto de campaña electoral. Además, también ha sido criticado por sus posturas frente a la violencia machista o por sus alabanzas a Israel.

Albert Rivera haciéndose selfies con simpatizantes en Albacete | Foto Twitter
Albert Rivera haciéndose selfies con simpatizantes en Albacete | Foto Twitter

El líder de Ciudadanos ha estrenado la campaña electoral entre luces y sombras. A pesar de haberse dado un baño de masas en el centro de Albacete, Albert Rivera ha sufrido varios percances durante su visita a la ciudad castellano-manchega, incluso han llegado a tirarle un huevo, aunque sin éxito.

En su visita, el líder del partido naranja ha recorrido la empresa tecnológica Ingeteam, así como la Universidad de Castilla-La Mancha. Posteriormente, Rivera se ha dado un paseo por la calle Dionisio Guardiola, donde fue recibido por la mayor parte de sus simpatizantes.

Los asistentes, en su mayoría mujeres de mediana edad, no dudaron en destacar el supuesto atractivo físico del candidato a la presidencia, llegando a alabar “lo guapo que es en persona” o “lo hermoso que es este chico”. Otra de las mujeres que acudió al evento llegó a decir que “parecía que estaba recién duchado y perfumado”. El resto de su paseo por el centro de la urbe albaceteña se llenó de selfies, besos y abrazos por parte de los simpatizantes.

Aunque no todo fueron halagos para Rivera. Como ya contamos unas líneas más arriba, un joven desconocido intentó agredirle tirándole un huevo, aunque este solo acabó rozando a uno de los miembros del equipo de prensa de Ciudadanos. El altercado sucedió cerca del escaparate de una tienda de ropa, donde acabó finalmente cayendo el huevo.

Restos del huevo que le han tirado a Rivera | Foto: Paula Díaz - público.es

Su postura frente a la violencia machista le pasa factura

Pero también se ha escapado algún que otro reproche. Rivera ha tenido que escuchar a un par de jóvenes que le increpaban por la posición de C's en relación con su polémica propuesta sobre la violencia machista, que quiere acabar con los agravantes penales que se aplican a los maltratadores.

Con gritos de "presidente, presidente" le han recibido en la caseta naranja del partido, instalada al final de la calle, justo en la puerta principal del parque Abelardo Sánchez, donde a alguno le ha parecido "todo un postureo", ha señalado un adolescente.

Tampoco ha gustado entre los jóvenes sus alabanzas a Israel, aunque fueran por su apuesta a la investigación. Durante su intervención, Rivera expresó que “querían parecerse a los mejores países, como Alemania o Israel, no a los peores”. Estas palabras han llevado a que alguno de los asistentes denunciara las terribles violaciones de los derechos humanos que comete el país de Oriente Medio, destacando la fuerte represión al pueblo palestino.

Rivera centró sus críticas en Rajoy y Podemos

En su intervención, Rivera arremetió principalmente contra Podemos y Pablo Iglesias, aunque tampoco las críticas al Presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy; asegurando que ninguno de los dos representaba a una España de “oportunidades”, algo que sí lo haría “la gente sensata de su partido”.

Según el candidato de Ciudadanos, el futuro de España "no pasa por seguir igual que hasta ahora ni por los vendedores de humo". Del mismo modo, ha afirmado que lo que busca Ciudadanos es un cambio "a mejor", con soluciones y "sin extremismos".

Sobre el último barómetro del CIS, ha asegurado que este demuestra que Ciudadanos se ha convertido en un partido “consolidado”, y no ha dado importancia al baile de escaños que predice la encuesta en provincias como Albacete, donde Ciudadanos podría perder representación en favor de Unidos Podemos. “Hemos aportado una opción de centro, moderada y progresista”, expresó Albert Rivera.

El líder de Ciudadanos hizo hincapié en el papel de la investigación en el desarrollo de un país. Tras declarar que quiere apostar por un modelo de país basado en la educación y en la innovación, ha prometido que, en caso de conseguir gobernar, destinará un 3% del PIB en desarrollo y tecnología, lo que suponen unos 2.300 millones de euros.

Comentarios
x