martes 14.07.2020
CORONAVIRUS

Detectan un rebrote de COVID-19 en Tarazona de la Mancha: "Nos estamos jugando la vuelta al confinamiento"

  • Se trata de varios miembros de una misma familia que hasta el momento no ha requerido hospitalización y se encuentran aislados en su domicilio.
  • El Ayuntamiento de la localidad albaceteña ha dado a conocer el caso y ha pedido a sus vecinos que extremen las precauciones.
Dispositivo del GEACAM que el pasado mes de abril realizaba labores de limpieza en la Residencia y Centro de Salud de Tarazona de La Mancha. ARCHIVO
Dispositivo del GEACAM que el pasado mes de abril realizaba labores de limpieza en la Residencia y Centro de Salud de Tarazona de La Mancha. ARCHIVO

ALBACETE.- La Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha ha confirmado un brote de COVID-19 entre varias personas de la misma familia en la localidad albaceteña de Tarazona de la Mancha, si bien ninguna de ellas ha requerido hospitalización hasta el momento.

La incidencia de esta patología la ha dado a conocer el propio Ayuntamiento de la localidad en sus redes sociales, a través de una comunicación en la que han pedido a los vecinos que extremen las precauciones a la hora de guardar la distancia social o con las medidas higiénicas para evitar la propagación del virus.

A través de las redes sociales el Consistorio informaba este lunes que había recibido la comunicación por parte de la Delegación de Sanidad y Epidemiología de la aparición de un brote de COVID-19 en la localidad.

En este sentido detallaban que a dos casos comunicados hace unos días, se había sumado otros tres más, dentro de la labor de rastreo realizada por el Sescam de uno de ellos.

Según la información recibida por parte de las autoridades sanitarias, "los rastreos a día de hoy están controlados", aseguraban.

No obstante, pedían a los vecinos "extremar las precauciones más si cabe", puesto que "nos estamos jugando la vuelta al confinamiento". Por ello, continuaban, "todos tenemos la responsabilidad individual de minimizar el contagio".

La Consejería de Sanidad ha confirmado los casos, todos en la misma familia y han precisado que el último positivo se conoció hace una semana.

En este sentido, el director general de Salud Pública, Juan Camacho, ha explicado que tal y como dicta el procedimiento, se está procediendo al estudio de los contactos estrechos, 14 hasta el momento, adoptando las medidas epidemiológicas que son de rigor en este caso.

Asimismo Camacho ha apuntado que al tratarse de un brote de carácter familiar y estar aislados, "no hace falta comunicar el mismo al Ministerio de Sanidad", tal y como indican los protocolos de Salud Pública. 

Para el director general de Salud Pública conocer la existencia precoz de casos de COVID-19 en estos momentos de la pandemia, "es de por sí una buena noticia", ya que se está en disposición de "vigilarlos y estudiarlos, para controlarlos de manera exhaustiva".

Ha recordado que en el escenario previo de transmisión comunitaria mantenida toda la sociedad era el mismo brote. No obstante, el hecho de que ahora se pueda "individualizar y aislar los casos" implica "no solo un mayor nivel de conocimiento de las circunstancias de la epidemia, sino la focalización de los casos, lo que nos permite su individualización y control selectivo”.

Por otra parte, también ha querido llamar la atención sobre lo que implica hablar de brotes, puesto que según el documento referido por el Ministerio, "se considera brote tres o más casos". En este sentido ha considerado que "el hecho de tener tres casos es un brote, pero el volumen de casos que aporta es muy bajo", aunque también hay que tener en cuenta que en el caso de residencias de mayores, "se especifica que un brote es un único caso".

Asimismo también ha querido diferenciar entre los brotes que se consideran activos y aquellos inactivos, siendo estos aquellos en los que el último caso se haya registrado hace más de catorce días.

En el caso de Tarazona de la Mancha el brote sigue activo, puesto que el último positivo de los cinco se habría registrado hace una semana.

Desde que comenzó la pandemia, en esta localidad de unos 6.200 habitantes ya se había conocido algún caso de coronavirus, principalmente en la residencia de mayores, donde actuaron Geacam y el Ejército en labores de desinfección.

Comentarios