jueves 1/10/20
Advertisement
COVID-19

Desalojan una fiesta privada con doscientos asistentes en Hellín

  • Hasta ocho agentes de la Policía Local de esta localidad albaceteña participaban en el dispositivo para disolver esta celebración en la que muchos no se guardaban las distancias de seguridad y muchos no llevaban mascarilla.
  • La operación se ha saldado con más de una veintena de denuncias, entre ellas al propietario del solar en el que tenía lugar la fiesta.
La fiesta se celebraba en un solar privado al que tuvieron que acudir los agentes de la Policía Local hellinera.
La fiesta se celebraba en un solar privado al que tuvieron que acudir los agentes de la Policía Local hellinera. / Foto: Policía Local Hellín.

ALBACETE.- Desde la medianoche del sábado al domingo en Castilla-La Mancha no están permitidas las reuniones de más de 10 personas sea cual sea el lugar en el que se celebren, al ser ésta una de las medidas decretadas por el Gobierno regional para tratar de frenar los contagios de COVID-19. Sin embargo, agentes de la Policía Local de Hellín, en Albacete, se han visto obligados este fin de semana a desalojar una fiesta en la que participaban alrededor de 200 personas. 

Así lo daban a conocer a través de sus redes sociales, en las que han detallado cómo el operativo se llevó a cabo por la unidad policial para controlar y vigilar este tipo de conductas.

Una fiesta en la que no faltaban la música y el alcohol, aunque sí mascarillas y distancias de seguridad, que tenía lugar en un solar privado de la zona de "La Sangradera", y que se saldaba con más de una veintena de denuncias.

Entre ellas al propietario del solar, al que se ha denunciado por "la celebración de tal acontecimiento irresponsable e incívico", explican los agentes.

Pero además de ésta, los agentes practicaban otras 8 denuncias por no usar mascarilla; otras 8 por botellón -práctica que también está prohibida en función del decreto de medidas especiales que entraba en vigor la medianoche del sábado-, 1 por tenencia de droga, otra por facilitar datos falsos a los agentes y tres más por molestia por ruidos.

Denuncias que pueden conllevar multas que oscilarían entre los 200 y los 1.500 euros, en función de la infracción cometida.

Todo ello en el marco de un operativo especial desplegado en la zona, en el que tomaron parte hasta ocho agentes, tras recibir una comunicación sobre lo que estaba ocurriendo en este solar. Una fiesta en la que la mayoría de los participantes eran jóvenes y junto a ellos se encontraba también algún menor.

Un hecho al que se ha referido esta mañana el propio alcalde de Hellín, Ramón García, quien ha lamentado situaciones como ésta.

Asimismo, en presencia del responsable de la Policía Local, el regidor ha querido destacar la importancia de la colaboración ciudadana para detectar situaciones como ésta.

Comentarios