Lunes 10.12.2018
PLENO EXTRAORDINARIO

Villarrobledo cede a la presión de un lobby israelí y retira su apoyo institucional al pueblo palestino

PSOE y PP anulan la moción aprobada hace poco más de un año que convertía a este municipio albaceteño en el primero de la región en declararse libre de apartheid israelí. El contencioso de un lobby propicia el giro político del Consistorio, ahora neutral en el conflicto.

Pleno de Villarrobledo para retirar su apoyo al pueblo palestino. Foto: Román Flores
Pleno de Villarrobledo para retirar su apoyo al pueblo palestino. Foto: Román Flores

ALBACETE.- El Ayuntamiento de Villarrobledo se ‘allana’ en el conflicto entre Palestina e Israel y pasa en menos de año y medio de ser el primer municipio de Castilla-La Mancha ‘libre de apartheid israelí’ (ELAI), a declararse neutral y ceder a la presión ejercida por la Asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM), un lobby israelí que niega la ocupación de los territorios palestinos, considerándolos "en disputa", y llega a poner en duda la propia existencia de la identidad palestina, argumentando que "ni una sola tribu palestina identifica sus raíces en Canaán".

Así se materializaba este martes en un pleno extraordinario convocado con un único punto en el orden del día, la retirada de la moción aprobada en abril de 2017 y presentada por Se Puede Villarrobledo ‑la marca afín a Podemos en las elecciones municipales‑, que introducía limitaciones a la contratación de empresas que vulnerasen los derechos humanos, como apoyo a los derechos del pueblo palestino. 

Una moción que entonces fue respaldada no solo por el único concejal del partido morado en este Consistorio albaceteño, sino también por los ocho concejales del PSOE ‑formación que gobierna la localidad‑, encabezados por el regidor Alberto González, además del edil de Izquierda Unida y el no adscrito ‑exsocialista‑, absteniéndose solo en la votación los diez representantes del Partido Popular. 

Apoyo a la defensa del pueblo palestino que este martes han preferido dejar a un lado los miembros del Gobierno municipal, junto a los que sí han votado en esta ocasión los ediles ‘populares’. En contra lo han hecho los representantes de Se Puede Villarrobledo e IU, mientras que el concejal no adscrito se ha abstenido.

Declaración de ‘neutralidad’ planteada al Pleno directamente por el Partido Socialista a raíz del contencioso administrativo interpuesto por el lobby contra el Consistorio villarrobledense “por incitación al odio y la discriminación”. 

La moción que tras este pleno ha quedado anulada, se ha venido aplicando durante el último año y medio sin problema alguno, a través de la firma de una declaración responsable por parte de numerosas empresas de la localidad, conforme a la defensa de los derechos fundamentales y sin coste alguno para las arcas municipales. 

Sin embargo, hace unos meses este grupo de presión solicitaba al Ayuntamiento diversa documentación relativa a la moción, en cuyos pliegos se hablaba de respeto a los derechos humanos “en todos los rincones del mundo”. Una apreciación que desde el lobby interpretan en el contencioso presentado como un intento de impedir la contratación “por razón de origen” con acusaciones de “antisemitismo” y de convertir Villarrobledo en “un espacio en contra de Israel”

Así, desde este lobby consideran que Villarrobledo ha sido durante este tiempo un territorio ‘Judenfrei’, ”hostil a cualquier ciudadano o empresa israelí y a cualquier español asociado con Israel”. 

Algo que niega rotundamente el concejal de Se Puede Villarrobledo, Mario de la Ossa, quien defiende que lo pretendido con la moción era criticar la política de apartheid contra el pueblo palestino y que la contratación administrativa no vulnere los derechos humanos en cualquier parte del mundo. 

Sin embargo, desde la Asociación Acción y Comunicación sobre Oriente Medio aseguran que la propia exposición de motivos de la moción era ”fiel réplica del ideario extremista del movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) y Espacio Libre de Apartheid Israelí”, tal y como recogen en su web. 

Un planteamiento ante el cual el Gobierno socialista de Villarrobledo, con el apoyo del PP, ha decidido cambiar de opinión y anular dicha moción, y con ella la obligatoriedad de firmar una declaración responsable, dando así cabida “a empresas que vulneran los derechos humanos”, tal y como subrayaba De la Ossa. 

En este sentido, desde el Gobierno municipal justifican su decisión escudándose en que, aunque en este caso los tribunales aún no se han pronunciado, sí lo han hecho en otros ayuntamientos, donde han sido anuladas este tipo de mociones, al considerarlas "discriminatorias".

Así lo señalaba la portavoz municipal, Trinidad Moyano, tras precisar que en ningún caso la ciudad de Villarrobledo ha querido incitar al odio, y que en ningún momento el pueblo israelí era mencionado en el acuerdo, declaraciones que recoge el diario local El Espectador de Villarrobledo.

Desde el PSOE lamentan la posición del partido morado e insisten en su apoyo al pueblo palestino, aunque "siempre dentro de la legalidad". En este sentido, aseguran dejar la puerta abierta a la negociación de "una moción de consenso sobre Palestina, pero siempre dentro de la ley".

Mientras, desde el PP, se calificaba de vergonzoso este pleno extraordinario que va a costar a los vecinos de la localidad 800 euros ‑la retirada del apoyo institucional al pueblo palestino era el único punto del día‑. Así lo señalaba el edil ‘popular’ Bernardo Ortega, quien no dejaba pasar la ocasión de criticar al alcalde socialista, Alberto González, quien según él tiene sobre la mesa este problema "porque quiere contentar a los que en su día le dieron su apoyo en la investidura".

No obstante, y a pesar de las críticas, los concejales del PP se han unido al PSOE en su propuesta, señalando que prefieren que los políticos se ocupen de los problemas que les incumben y que no haya enfrentamientos con otra gente, como el pueblo israelí.

Para el edil de Se Puede Villarrobledo ha quedado claro que el alcalde ha cedido “por miedo a defender un ideal político” antes de las elecciones del próximo mes de mayo. A su juicio, “un error histórico” que avergüenza a los vecinos de Villarrobledo. 

Durante el pleno, De la Ossa ha apuntado que la cuestión se podría haber enfocado de otra manera, como por ejemplo rechazando "acusaciones tan graves como el antisemitismo".

A través de las redes sociales De la Ossa ha asegurado que a pesar de que hayan ganado la votación, “siempre habrá un sitio en Villarrobledo que defienda, le pese a quien le pese, los Derechos Humanos allá donde se vulneren”. Por ello, continúa, “lucharemos hasta lograr restituir la proposición para que el dinero, los impuestos, de la gente de Villarrobledo no acabe siendo cómplice de la sinrazón y la vergüenza”

Por su parte, el concejal de IU, Manuel Clemente, ha criticado también que se ceda a la presión del lobby israelí, considerando como fundamental consolidar este tipo de apoyos para la resolución de conflictos. En su opinión, recoge con esta pretendida neutralidad el Ayuntamiento de Villarrobledo ofrece "un mal ejemplo" a la ciudad, al no presentar siquiera una alternativa.

Comentarios
x