miércoles 2/12/20
Advertisement
COVID-19

Acaba el confinamiento en Villamalea pero se mantienen restricciones al ocio

  • Sus vecinos podrán volver a salir y entrar en la localidad con normalidad, tras 14 días con cortes en carreteras y caminos para controlar los accesos al municipio.
  • Durante el confinamiento se han confirmado al menos una treintena de casos, alcanzando los 130 el pasado jueves, según la información ofrecida por el Ayuntamiento.
Desde este miércoles los accesos al municipio dejarán de estar controlados.
Desde este miércoles los accesos al municipio dejarán de estar controlados.
Advertisement

TOLEDO.- La localidad albaceteña de Villamalea sale este miércoles del confinamiento que ha vivido en las últimas dos semanas. Vuelven así a estar permitidas las entradas y salidas del pueblo, aunque se mantienen diversas restricciones -especialmente relativas al ocio-, similares a las aplicadas en otras localidades.

Así lo ha avanzado en rueda de prensa el vicepresidente del Ejecutivo regional, José Luis Martínez Guijarro, quien ha recordado que esta decisión de Salud Pública llega al cumplirse 14 días de haberse decretado el confinamiento tras constatarse transmisión comunitaria de COVID-19 en el municipio.

Dos semanas en las que el número de positivos confirmado en la localidad por PCR ha llegado a alcanzar los 130, tal y como ha ido informando el Ayuntamiento a través de las redes sociales.

Localidad que, con 4.100 habitantes, volvía al confinamiento el pasado 19 de agosto tras haberse confirmado un centenar de positivos en COVID-19 entre sus vecinos.

Una decisión que adoptaban las autoridades sanitarias con el objetivo de frenar el avance de los contagios.

Una medida que se tomaba tan solo tres días después de que desde la Delegación Provincial de Sanidad en Albacete se emitiera una resolución dictando medidas especiales en la localidad.

Medidas entre las que se encontraba el cierre de los bares del municipio, la supresión de las actividades colectivas de ocio, así como de los espectáculos deportivos con asistencia de público.

Se suspendían también los mercadillos y mercados al aire libre; se cerraban de forma cautelar parques y jardines, al tiempo que se apuntaba a un control estricto del número máximo de personas y la distancia entre ellas.

Tampoco se autorizaban las reuniones sociales y/o familiares de más de 10 personas, una medida que, por otra parte, se hacía extensible al resto de la comunidad autónoma tan solo días después, con la aprobación del decreto 49/2020.

Otra de las medidas planteadas en esta localidad fue la suspensión de toda actividad religiosa, prohibición que fue suspendida por un juzgado días después, al considerarla "excesiva y genérica en cuanto a su pretendido ámbito de aplicación", atendiendo al recurso planteado al respecto por la Asociación Abogados Cristianos.

Una decisión judicial que ha hecho que en las resoluciones adoptadas posteriormente para distintos municipios de la región, incluida Toledo capital, ya planteasen la medida en dichos términos, sino limitando al 50 por ciento del aforo máximo habitual en las celebraciones religiosas de carácter social.

La localidad albaceteña se encuentra a la espera de recibir la resolución de la Delegación Provincial de Sanidad que hace efectivo el levantamiento del confinamiento, la cual deberá reflejar también las medidas concretas que siguen vigentes.

Advertisement
Comentarios