Viernes, 22 de Junio de 2018 Actualizado: 13:00 h.

Proanimal acusa al Gobierno de Page de "maquillar" la Ley de Caza de Cospedal

El colectivo denuncia la "cobardía" de la Junta, al considerar que ha cedido ante las presiones del lobby cinegético. Tras esta crítica, el presidente de Castilla-La Mancha ha defendido que su nueva normativa es un "salto adelante" para el sector.

Un cazador con su escopeta y canana en un coto privado de caza. EFE/Archivo
Un cazador con su escopeta y canana en un coto privado de caza. EFE/Archivo

TOLEDO.- El colectivo castellano‑manchego Proanimal ha acusado este miércoles al Gobierno que preside Emiliano Garía‑Page de limitarse a "maquillar" la Ley de Caza que en su día aprobó el Partido Popular de María Dolores de Cospedal, en lugar de plantear una "gran reforma" que sitúe a la región "al frente del progreso".

Una denuncia que los activistas han hecho pública a través de un comunicado, en el que reprochan al Ejecutivo regional una "dejación" de sus competencias en materia de regulación de la actividad cinegética y la protección de menores, al seguir permitiendo que desde los 14 años se pueda cazar, amparándose en la normativa estatal que les permite el uso de armas para la cacería.

Para este colectivo, esta decisión "supone un acto de cobardía" de la Junta de Comunidades, que se traduce en que "niños de 14 años puedan empuñar armas y matar animales". En opinión de Proanimal, el Gobierno de Castilla-La Mancha "sabe que tiene competencia para regular las condiciones de ejercicio de la caza, puesto que dicha competencia viene contemplada en el Estatuto de Autonomía".

Además, la asociación animalista argumenta que no entiende que, si la Junta se aparta de la normativa estatal en otras cuestiones, tales como la regulación sobre la prohibición del uso del calibre 22 en el ejercicio de la caza ‑uso permitido en la normativa estatal‑, no haga lo mismo para impedir que niños de 14 años puedan cazar.

Con esta actitud, insiste Proanimal, la Junta "demuestra que quiere seguir manteniendo esta regulación arcaica, pero sin asumir su responsabilidad", al tiempo que subraya que "no es asumible en el siglo XXI que niños que no tienen capacidad legal para casi nada por sí mismos, sí puedan realizar una actividad tan peligrosa como cazar".

Con ello, agrega la asociación, el Gobierno regional "desatiende la prevalencia del interés del menor, que nos legitima como Comunidad Autónoma a establecer un límite de edad para proteger su derecho a la vida, a su integridad física y moral ante una situación de riesgo objetivo".

LOS COTOS, OTRA POLÉMICA

Otro de los aspectos de la nueva Ley de Caza que critica el colectivo es la posibilidad que establece para la constitución de cotos privados sin acreditar la titularidad de todos los terrenos incluidos en los mismos, lo cual, a su juicio, "supone una apropiación de derechos ajenos sin título alguno". Algo para lo que sí parecen tener competencia, a pesar de "saltarse sin más la regulación del Código Civil sobre la propiedad", plantean desde Proanimal.

Asimismo, hacen referencia a las granjas cinegéticas, las cuales siguen regulándose de forma "casi idéntica" a la que se planteaba en la anterior normativa impulsada por María Dolores de Cospedal.

Consideran desde Proanimal que esto resulta incompatible con el argumento de que la caza es una actividad ecológica que permite la regulación de las especies, puesto que se permite la crianza de animales en granjas "sin otra finalidad que la de soltarlos en los cotos para cazarlos". En este sentido, señalan que "son los cazadores los que generan el desequilibrio de las especies mediante este proceso".

Por otra parte, también es objeto de críticas de este colectivo el mantenimiento del límite de la superficie mínima de los cerramientos cinegéticos  ‑superficies en las que se retienen en su interior a los animales de caza‑ en 1.000 hectáreas, mientras que en otras regiones como Andalucía la superficie mínima es el doble.

Finalmente, también piden al Ejecutivo autonómico que piense en el bienestar animal y que, de cara al proyecto de Ley sobre Bienestar Animal, no excluya de la norma a los perros utilizados para la caza. Un proyecto de ley en el que confían el Gobierno de García‑Page "sea más valiente" y "no se deje amedrentar" por los lobbies cinegéticos.

PAGE DEFIENDE SU LEY

Sin embargo, para el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el proyecto de Ley de Caza que el Parlamento castellano‑manchego votará mañana es "un salto adelante" para que este sector estratégico "siga siendo estratégico".

García-Page ha asegurado hoy en Albacete que esta nueva legislación supone un avance en el sector, al contemplar medidas como la recuperación de los cotos sociales "suprimidos incomprensiblemente" y la  supresión de la tasa de caza y pesca para los jubilados

El presidente regional ha defendido también esta ley posibilitará que el sector cinegético "vincule cada vez más economía". Todo ello sin perder de vista que la caza "es una actividad que a mucha gente le resulta indispensable en su vida" y que en la nueva normativa "no solo se respeta, sino que se ampara", ha defendido.

Respecto a este asunto, el jefe del Ejecutivo aseguraba que "en esta tierra seríamos bastante tontos si no le diéramos la importancia que tiene a un sector que va con nuestra cultura, con nuestra raíz, con nosotros mismos y con nuestro futuro económico".