sábado 17.08.2019
Anuncian avances en materia de bienestar animal

La polémica Ley de Caza de Cospedal que permite matar perros y gatos tiene los días contados

La futura legislación prohibirá prácticas cruentas como el lanceo del jabalí o la caza con lanzamiento del animal. Además, los perros y gatos asilvestrados tampoco podrán ser abatidos, algo que sí autoriza el reglamento del PP.

María Dolores de Cospedal, expresidenta de Castilla-La Mancha | Foto Archivo
María Dolores de Cospedal, expresidenta de Castilla-La Mancha | Foto Archivo

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha avanzado los detalles de la que es una de las leyes más esperadas tras el cambio de gobierno en nuestra región. Se trata en esta ocasión de la Ley de Caza, que sustituirá a la anterior promulgada por el Ejecutivo de Cospedal, la cual llegaba a permitir que se matasen a perros y a gatos.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha explicado en rueda de prensa que ya se ha aprobado el anteproyecto de ley, aunque aún está abierto a modificaciones. Martínez Arroyo ha destacado “el esfuerzo de consenso” que han realizado todas las partes afectadas, tanto las organizaciones de caza como las ecologistas.

Uno de los aspectos más destacables del anteproyecto de ley es el avance que se ha realizado con respecto al bienestar animal. La futura legislación prohibirá prácticas cruentas contra los animales como puede ser el lanceo del jabalí. Este tipo de caza fue incluido en el reglamento por el Gobierno de Cospedal, y consiste en asesinar a la presa ensartándole lanzas, de un modo similar al del toro de la Vega.

Además, los perros y gatos domésticos asilvestrados ya no podrán ser abatidos como plantea actualmente la legislación aprobada por el Partido Popular, sino que se establecerá como prioritaria la captura en vivo.

La caza social también será una “prioridad” de la nueva ley, como ha explicado el consejero de Agricutura. Este tipo de caza fue completamente olvidado por el anterior Ejecutivo en favor de los cotos intensivos, a pesar de ser imprescindible para la recuperación de la caza sostenible e incluso beneficioso desde el punto de vista medioambiental.

Además, la caza se hará compatible con otras actividades que se desarrollan en el medio rural como la recogida de setas o de espárragos, ahora supeditadas a la actividad cinegética, de manera que solo se prohibirán aquellas actividades que espanten la caza de forma deliberada.

Los jubilados no tendrán que pagar por la licencia

El texto que ha presentado el Gobierno de Castilla-La Mancha recoge igualmente la modificación de las tasas y los precios públicos de Castilla-La Mancha, en las que se incluirá la exención de las tasas de la licencia de caza y pesca para las personas mayores de 65 años, es decir, que los jubilados residentes en la región pasarán a tener una licencia gratuita.

El medioambiente también será un punto importante de la nueva Ley de Caza, que se adecuará a la Ley de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha. De este modo, se incentivará la lucha contra el uso ilegal del veneno en el medio natural.

En cuanto a las sanciones, se ha incluido la posibilidad de que estas estén relacionadas en determinados casos con el beneficio obtenido, eliminando la posibilidad de que la multa llegue a ser incluso rentable para el infractor.

Los ecologistas consideran que es una reforma insuficiente

No obstante, la futura legislación no ha contentado a todas las organizaciones de tendencia ecologista. Concretamente, la Plataforma contra la Ley de Caza de Castilla-La Mancha ha opinado que la reforma propuesta por el Gobierno regional todavía es “insuficiente”, y que está “bastante lejos de cumplir con las expectativas” de los colectivos afectados.

Aunque ha agradecido que por fin “se haya dado voz a los afectados por la caza que no son cazadores”, la plataforma ha preferido distanciarse de la propuesta de reforma del Ejecutivo de Emiliano García-Page al conservar “preceptos de la ley vigente promovida por el Gobierno anterior de María Dolores de Cospedal”.

La organización ha señalado como “muy negativo” que el Ejecutivo de Page mantenga en la nueva ley modalidades de caza como la caza nocturna, la cetrería o el uso de hurones, perros de madriguera o el rifle del 22, que son “peligrosas y crueles con los animales”.

También ha agregado que se oponen “frontalmente” a que se permita cazar con catorce años, una edad “a la que se carece de la madurez y de las cualidades físicas precisas para portar un arma” o a que se mantenga la rebaja y la discrecionalidad en las sanciones.

Así, la plataforma ha señalado que, una vez se haga oficial el texto del anteproyecto que el Gobierno somete a participación pública, valorarán la estrategia y actuaciones que pondrán en marcha para que la reforma de la Ley de Caza sea "tan profunda como esperan las miles de personas que se movilizaron en contra de la Ley de Caza de 2015 y las casi 120.000 que firmaron la petición de su retirada".

"Será el momento de plantear la campaña y las movilizaciones que sin duda serán precisas para conseguir que las Cortes no frustren las expectativas de cambio en profundidad de una ley medieval y comercial como es la vigente en Castilla-La Mancha y contra la que se habían posicionado los partidos que a día de hoy sustentan al Ejecutivo de García-Page", han concluido los ecologistas.  

Comentarios
x