Lunes 22.10.2018
CONFLICTO INSTITUCIONAL

La Junta reta al Gobierno de Rajoy y prepara acciones legales contra el nuevo trasvase

El Ejecutivo de Emiliano García-Page, dispuesto a defender "con uñas y dientes" los intereses de la región en materia de agua. Recuerdan que la cabecera del Tajo está solo al 16 por ciento y apelan al "sentido común" para que no se autorice la nueva derivación al Levante.

Nacho Hernando (d), portavoz de la Junta, y el consejero Martínez Arroyo (i) | Archivo
Nacho Hernando (d), portavoz de la Junta, y el consejero Martínez Arroyo (i) | Archivo

TOLEDO.- El Gobierno de Castilla-La Mancha recurrirá el nuevo trasvase anunciado hoy por la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, "si se hace en términos ilegales". Así lo avanzaba el portavoz del Ejecutivo regional, Nacho Hernando, en declaraciones a la cadena SER, en las que ha criticado esta nueva derivación de agua. 

Una nueva derivación hídrica sobre la que ya se había alertado desde el Gobierno castellano‑manchego, apuntando que se podría materializar aprovechando la Semana Santa. Un extremo que la propia Tejerina ha negado, al tiempo que confirmaba que a partir del 1 de abril, todo lo que esté por encima de los 400 hectómetros cúbicos será susceptible de ser trasvasado, pese a que sus embalses almacenan un 20% menos de agua que hace un año. 

Un planteamiento que, más allá del punto de vista jurídico, se rechaza desde Castilla-La Mancha, al tener el problema de la escasez de agua un carácter "estructural", "que no se arregla con pequeños parches". 

En este sentido Hernando apuntaba la necesidad de que las desaladoras puedan ponerse en marcha, aunque desde Levante se prefiera el trasvase a las desaladoras, puesto que el primero les sale "casi regalado". 

APELAN AL SENTIDO COMÚN

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha recordado que "Castilla-la Mancha también necesita el agua", por lo que ha lamentado que el Gobierno de Rajoy haya resucitado el trasvase coincidiendo con el Día Mundial del Agua. 

"Es de sentido común que el agua tiene que generar desarrollo en todos los territorios, pero primero está la cuenca cedente", ha subrayado, al tiempo que apuntaba que los embalses de la cabecera del Tajo tan solo están "al 16 por ciento" de su capacidad. 

Asimismo, Martínez Arroyo ha considerado "poco apropiado" el día elegido por la ministra de Agricultura para hacer anuncios como éste, cuando hace poco "estábamos en una situación extrema de sequía" en Castilla-La Mancha, la cual "evidentemente, también nos afecta hoy".  

Y es que "cualquier persona con sentido común se da cuenta que no se puede, ni se debe autorizar un trasvase", apuntaba el consejero, al tiempo que recordaba que hay recursos públicos que fueron invertidos en las desaladoras y que hoy "no están al cien por cien de funcionamiento". 

Así ha instado al Gobierno central a dejarse de "regates cortos" para transmitir "mensajes erróneos al conjunto de la ciudadanía", puesto que "no se puede hacer política siempre con un trasvase y reducir el discurso político, exclusivamente, a reivindicar un trasvase que no va a resolver el problema y que es pan para hoy y hambre para mañana, también para el Levante. Al margen de lo cual desde el Gobierno de Castilla-La Mancha piden que, en todo caso, "se garantice la preferencia de la cuenca cedente sobre otros usos". 

Por ello, el Ejecutivo que preside el socialista Emiliano García‑Page mantiene la mano tendida "para llegar a un acuerdo en España entre todos", aunque advertía que Castilla-La Mancha va a defender "con uñas y dientes" el interés de los ciudadanos, incluyendo a todos los partidos políticos de la región y a todo el tejido económico y social castellano-manchego, "porque el agua que está en la comunidad autónoma tiene que ayudarnos primero aquí", sentenciaba. 

Comentarios
x