Domingo, 17 de Junio de 2018 Actualizado: 12:21 h.

BIENESTAR ANIMAL

La Junta castellano‑manchega planea sacrificar 50 vacas sanas que fueron abandonadas

La Justicia autoriza el sacrificio a petición de la Consejería de Agricultura, que alega la dificultad y el coste de mantener a los animales. El colectivo Proanimal ya ha recurrido esta decisión, enmarcada en el proceso penal contra el dueño de las reses por maltrato animal.

Una de las reses que se encontraron con vida en la explotación de Navalpino. Archivo
Una de las reses que se encontraron con vida en la explotación de Navalpino. Archivo

CIUDAD REAL.- Sobrevivieron al abandono de su dueño, pero ahora pueden acabar muertas, a pesar de encontrarse sanas. Cincuenta vacas que no se infectaron de la tuberculosis sí detectada en otros tres ejemplares de la misma explotación ganadera, y a las que ya se han aplicado las medidas de seguridad y controles necesarios, pero a las que las dificultades de mantenimiento y el coste esgrimidos por la Administración regional, podrían llevar directamente al sacrificio. 

Ante este incierto futuro se encuentran el medio centenar de reses cuyo propietario fue denunciado por un delito de maltrato animal después de que las autoridades destapasen las estremecedoras condiciones en las que estaba su explotación ganadera, ubicada en la localidad ciudadrealeña de Navalpino, donde en un primer momento ya se encontraron los cadáveres de diez animales.

Un posible sacrificio que ha sido denunciado por la asociación castellano‑manchega Proanimal, la cual se personó en el procedimiento penal contra el propietario de la explotación vacuna, cuyos ejemplares, cuando fueron localizados por la Guardia Civil el pasado mes de febrero, presentaban evidentes signos de desnutrición, pues no contaban ni con comida ni con bebida.

Ahora, el colectivo animalista se ha visto obligado a recurrir la resolución judicial que autoriza el sacrificio de las vacas que sobrevivieron al abandono por parte de su propietario, en conformidad con lo expuesto y solicitado desde la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha. Desde el Juzgado se instaba a la Junta a exponer las medidas que considerase oportunas para evitar un riesgo para la salud pública. 

Medidas que, explican desde Proanimal, ya se habrían adoptado según se recoge en el informe aportado por la propia Administración. Actuaciones para evitar ese riesgo para la salud pública que habrían consistido en la reagrupación de los animales en la explotación del denunciado, procediendo además al saneamiento de los mismos. Por ello consideran que ahora "no existe causa alguna que justifique su sacrificio"

El colectivo animalista considera que la Junta de Comunidades no puede alegar "ninguna situación o causa que justifique el sacrificio de los animales sanos", y es por ello por lo que justifican el sacrificio de las vacas argumentando "la dificultad y el coste de su mantenimiento". Una cuantía que, según Proanimal, es "perfectamente asumible" por la Junta, "dada la ejecución de las partidas presupuestarias hasta el momento". 

Un informe del que también se deduce que son cincuenta los animales sanos, incluidos varios terneros de pocos meses o incluso días de vida ‑apuntan desde la asociación‑, para cuyo sacrificio no se encuentra explicación alguna. 

Consideran así contradictorio y desproporcionado que un procedimiento penal que se inició por un presunto delito de maltrato animal, tenga como solución el sacrificio de los animales maltratados. Ejemplares que "no representan riesgo alguno para la salud pública", insisten desde la asociación. 

"No cabe entender que estos animales sean doblemente víctimas, en primera instancia por su propietario y en segunda por el destino al sacrificio que se pretende", apostillan. 

Proanimal considera que la Junta castellano‑manchega tiene facultad y capacidad para adoptar otras medidas que no pasen por el sacrificio de los animales maltratados. Apuestan así por "propiciar otras alternativas" derivadas de un compromiso con el bienestar animal, como podría ser la creación de santuarios de animales o apoyo, a través de ayudas económicas, a su creación. 

Además, desde la asociación confían en que la Justicia "tome conciencia" de la importancia del bienestar animal, ya que "hay medidas alternativas al sacrificio de los animales", y adopte una resolución "ejemplar" que eduque socialmente en la responsabilidad con los cuidados de los animales y el abandono de la "cosificación" de estos seres vivos.