Lunes 10.12.2018
MEDIO AMBIENTE

La cabecera del Tajo está al 16% y Tejerina ya confirma que vuelve a abrir el grifo del trasvase

El Gobierno central amenaza con trasvasar todo lo que esté por encima de los 400 hectómetros cúbicos en la cabecera del Tajo, pese a que sus embalses almacenan un 20% menos de agua que hace un año. La ministra admite que la nueva derivación al Levante será a partir del 1 de abril.

Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente
Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente

TOLEDO.- El Gobierno que preside Mariano Rajoy volverá a abrir el grifo del trasvase Tajo‑Segura la próxima semana. Será "a partir del 1 de abril" cuando vuelva a autorizarse una nueva derivación de agua hacia Levante, a pesar de que los embalses de la cabecera del Tajo se encuentran al 16 por ciento de su capacidad. Hace un año Entrepeñas almacenaba casi 20 hectómetros cúbicos más de agua, mientras que Buendía alcanzaba los 272 hectómetros cúbicos, frente a los 236,80 que tiene hoy.

Así lo ha confirmado la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, durante una entrevista en el programa 'Hoy por hoy' de Cadena SER, en el que ha apuntado que esta autorización atenderá a lo que proponga la comisión técnica en base a los datos del primer día del mes sobre la situación de los embalses de cabecera. Se descarta así la autorización de una nueva trasferencia de agua durante la Semana Santa, aunque a partir de abril "todo lo que esté por encima de los 400 hectómetros cúbicos", si la comisión técnica así lo estima, será objeto de trasvase

En este sentido, García Tejerina ha insistido en que fue el Gobierno del Partido Popular el que subió "las garantías para la cuenca cedente", no pudiéndose trasvasar agua del Tajo si al menos no había 400 hectómetros cúbicos que quedaran en la cuenca cedente. Por ello desde el año pasado "no ha habido trasvase", cumpliéndose así con lo establecido por la ley. 

La ministra ha defendido que para darle "absoluta transparencia y objetividad" a este trasvase se establecieron unas reglas "claras" y "conocidas", que en función de la evaluación de presente y la previsión de futuro que haga la comisión técnica, sobre los datos del día 1 de cada mes, se deben cumplir.  

No obstante, cabe recordar, que el grifo del trasvase Tajo‑Segura no ha estado completamente cerrado durante estos meses, puesto que sí se ha abierto ocasionalmente para trasferir el agua cedido por los regantes de la Comunidad de Madrid a los de Levante.

Así, más de 2 hectómetros cúbicos se derivaron el último fin de semana de septiembre, a pesar de que Entrepeñas y Buendía apenas sumaban 235,5 hectómetros cúbicos, frente a los 438,18 que presentaban tan solo un año antes.

También en junio, se había autorizado otro "trasvase encubierto", una compra de cesión de derechos de 10 hectómetros cúbicos de agua por parte de regantes de Murcia y Valencia a los regantes de Estremera.

En cualquier caso, todo apunta a que en Semana Santa no habrá autorización de trasvase, pero si con los datos del 1 de abril ‑Domingo de Resurrección‑ en la mano, la comisión técnica del trasvase considera oportuno 'resucitar' el trasvase Tajo‑Segura, el Ministerio de Agricultura no tendrá inconveniente para hacerlo. 

PROPUESTA DE PACTO NACIONAL

Nuevas derivaciones hídricas a las que se hace referencia en la polémica propuesta de Pacto Nacional por el Agua que ha puesto sobre la mesa el Partido Popular, que plantea dejar fuera el trasvase Tajo-Segura. Un planteamiento que ha defendido la ministra García Tejerina asegurando que se trata de un pacto "con el medio ambiente, pero a su vez con el desarrollo y con el cumplimiento de los compromisos adquiridos con la Unión Europea". 

Un documento que contempla 45 medidas "muy concretas", entre las cuales una se refiere explícitamente a nuevas transferencias de agua. Asegura García Tejerina que la propuesta plantea el estudio de su viabilidad "medioambiental, económica y técnica", poniendo para ello también unas condiciones. 

Entre estos condicionantes la ministra ha destacado el que haya un "consenso suficiente" a largo plazo, que tenga preferencia la cuenca cedente "como ya sucede" ‑ha precisado Tejerina‑. En este sentido, ha dicho que no se autorizará ningún trasvase sin el acuerdo de la comunidad cedente ni el acuerdo político en el Parlamento, puesto que "hay que aprender del pasado".  

García Tejerina ha recordado que "un trasvase que supere los 5 hectómetros cúbicos requiere de una ley" y el PP no tiene votos suficientes para sacarlo adelante. Se refería así a la propuesta de trasvase de la demarcación del Tinto, Odiel y Piedras al Guadalquivir, lo cual permitiría cambiar el agua subterránea por superficial para muchos agricultores, a la vez que "proteger mejor" todo el entorno de Doñana. 

Asimismo, ha apuntado la necesidad de plantear "un catálogo de transferencias de agua", puesto que en España "hay bastantes", "muchas más de las que la gente tiene conocimiento", y a su vez crear comisiones de gestión para cada una de esas transferencias, de modo que se puedan definir "unas reglas específicas" para cada una de ellas. 

Comentarios
x