sábado 04.04.2020
LA DEUDA DE LAS CUMBRES SE APROXIMA AL MILLóN DE EUROS

La cumbre del vino de Cospedal bajo sospecha por fraude en las adjudicaciones

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, ha indicado que Geacam contrató con terceros el 100% de las prestaciones de la cumbre del vino, lo que "constituye un fraude a la legislación en la materia de contratación pública".

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha
Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha

Martínez Arroyo ha asegurado que la celebración de las dos cumbres del vino impulsadas por el anterior Ejecutivo regional supusieron un gasto de 2.035.000 millones de euros y produjeron unos ingresos de 241.706 euros, produciendo unas pérdidas de 1.793.294€

En este punto, ha resaltado que el total del gasto está todavía pendiente de pago, y asciende a 1,7 millones de euros desembolsados a través de la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam), cuantía que, según ha dicho, ahora tendrá que abonar la Consejería de Agricultura a la empresa pública.

En la sesión plenaria de este jueves, el titular de Agricultura ha expuesto alguno de los motivos por los que el nuevo Gobierno no continuará con esta iniciativa, calificada por el consejero como "inútil e innecesaria".

De este modo, ha puesto de manifiesto que la suma total de las facturas pagadas por la primera Cumbre asciende a 1.060.000 euros, y los ingresos llegaron a 105.000 euros a través de tres patrocinadores privados, por lo que "las pérdidas fueron de 956.000 euros", todo esto "sin partida presupuestaria".

A esto, Martínez Arroyo ha añadido que el anterior Gobierno "anunció a la ciudadanía que tendría coste cero", cuando la realidad es que "es casi un millón de euros que ahora la Consejería de Agricultura tiene que abonar a Geacam porque la deuda está pendiente".

"En este caso las pérdidas son de 798.000 euros que tienen que asumir las arcas públicas", ha resaltado el consejero de Agricultura, quien ha criticado que fuera la empresa pública Geacam quien se hiciera cargo de la organización, una entidad "cuyo objeto social no tiene nada que ver con organizar estos actos".

Fraude en contratación pública

En su intervención, Martínez Arroyo ha indicado que Geacam contrataba con terceros el cien por cien de las prestaciones de la encomienda de la Cumbre del Vino, por lo que "el servicio prestado realmente por Geacam es la contratación de servicios para la Junta", algo que entiende que "constituye un fraude a la legislación en la materia de contratación pública".

También ha criticado que "se pagaran autobuses desde Geacam" para garantizar la asistencia de público a las inauguraciones, además de que "se obligaba a los funcionarios a asistir" a estos actos.

Por contra, ha argumentado la intención del Gobierno de seguir apoyando la Feria Nacional del Vino (Fenavin) que la Diputación de Ciudad Real impulsa cada dos años desde hace 20, en lugar de continuar con la Cumbre del Vino, aduciendo que la feria ciudadrealeña "traspasa fronteras y es el escaparate para vinos de la región y de toda España".

En este punto, ha puesto de manifiesto datos de la última edición de Fenavin, asegurando que "participaron 1.361 bodegas y denominaciones de Origen, 70.000 profesiones, 3.711 periodistas y más de 17.000 compradores".

"En materia vitivinícola hay que apostar por la promoción exterior y también interior", ha señalado Martínez, tras lo que ha criticado que "el anterior Gobierno retirara el apoyo a todas las ferias regionales agroalimentarias".

Podemos apuesta por las ferias comarcales

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario Podemos, David Llorente, ha rechazado los eventos "fastuosos" y ferias de carácter nacional, abogando por ferias comarcales y demandado un modelo de especialización en producción de calidad y generación de valor añadido reforzando las actividades de I+D+i e impulsando una producción agroecológica.

Ha aprovechado el tema del debate para mostrar su solidaridad con los agricultores de Valdepeñas, confiando en que genere una cosecha de "justicia y calidad", y criticando el poder que ejercen las empresas de Félix Solís y García Carrión en la región que, según ha dicho, "aglutinan el 90 por ciento del mercado".

Por su parte, la diputada socialista María del Rosario García ha lamentado que durante el gobierno del PP se encargara la Cumbre del Vino a Geacam mientras se estaba revisando el Expediente de Regulación de Empleo en la empresa pública.

García también ha destacado el papel de Fenavin como "la feria de referencia del vino español" con "capacidad de negocio contrastada", mientras que con la Cumbre del Vino los 'populares' solo se dedicaron a "gastar el dinero público en publicitar la marca Cospedal".

Comentarios
x