Sábado, 21 de Octubre de 2017 Actualizado: 01:33 h.

El Podemos que importa

Durante estos días de campaña, mis compañeras y compañeros de la candidatura de ‘Podemos Avanzar Juntxs’ estamos recorriendo todos los círculos de nuestra región en los que han querido contar con nuestra presencia. Lo hacemos con entusiasmo, porque nos parece importante cambiar el rumbo de la formación morada castellano-manchega, devolviendo el poder de decisión y la alegría por participar a la gente; pero también con convicción, porque todas y todos somos gente salida de los propios círculos, elegida por nuestras compañeras y compañeros y comprometida con cambiar la realidad de nuestro entorno.

Lo que se percibe en los círculos es un cansancio generalizado, una falta de entusiasmo que jamás debería tener lugar en este partido. ¿Qué le ocurre a la gente de los círculos? Para empezar, es muy posible que el desánimo surja de la sensación de que no influimos en la política que se hace en representación nuestra. Cuando la dirección regional del partido hace quiebros de última hora en temas tan fundamentales como el rechazo a los presupuestos, la militancia no solo se queda con la sensación de no tener voz; se queda también perpleja, incluso avergonzada, por no saber cómo explicar ante la gente las razones de una decisión tan repentina, tomada en nuestro nombre y sin nosotros.

Contar con la voz y la opinión de los inscritos, construir una política común, es difícil. En la candidatura ‘Podemos Avanzar Juntxs’ lo sabemos muy bien, después de haber creado colectivamente todas nuestras propuestas en diez asambleas abiertas en distintos puntos de nuestra región. Pero nadie dijo que cambiar el mundo fuera fácil; y además, se puede contar con la gente, claro que se puede. Lo acaban de hacer en Aragón, con la consulta sobre la aprobación de sus presupuestos regionales, o en Madrid y en todo el estado con las consultas sobre las mociones de censura. Además, si Podemos no ha venido para construir un proyecto nuevo y colectivo, un proyecto de todo el mundo para todo el mundo... Si no hemos venido a hacer eso, hemos venido para nada. Porque de lo otro ya había. Y es muy fácil escribir, imprimir, difundir palabras tan bonitas como huecas. No: lo que tenemos que hacer es rellenarlas.

Con la candidatura ‘Podemos Avanzar Juntxs’ hemos empezado desde cero a rellenar esas palabras. Nuestras asambleas para recoger propuestas y elegir colectivamente a nuestras candidatas y candidatos son la muestra palpable de que nos lo creemos, de que lo que decimos no son palabras huecas ni citas abstrusas de filósofos muertos. Y creo, por otra parte, que muchas de las personas que se nos oponen en este proceso han olvidado para qué estaban aquí. Esas personas ‑que, estoy segura, comenzaron con la firme voluntad de cambiar las cosas‑ ahora hacen juegos dialécticos para mantener su poder o su influencia, y recurren a la descalificación fácil e incluso a la mentira sin entrar en el fondo de lo que realmente importa.

Es triste, pero algunas formas de hacer campaña que estoy viendo a lo largo de estos días me recuerdan más a la telebasura que a la voluntad de remar por el bien común, de debatir con honestidad y sinceridad. Las mentiras repetidas en debates, como una lección bien aprendida, sobre compañeras y compañeros de mi candidatura; la forma de crear brechas en la militancia, apelando a la unidad en torno a una figura aún no elegida por mayoría; la falsedad absoluta de afirmar en plena asamblea general que la persona que encabeza la candidatura de ‘Podemos Avanzar Juntxs’ no ha asistido a ninguna sesión del Consejo Ciudadano Autonómico, cuando su asistencia consta al menos en cuatro de las actas de las reuniones; el uso interesado de las redes sociales de Podemos Castilla-La Mancha (que pertenecen a todas y todos los inscritos) en favor de una sola lista de candidatos... Es triste, sí; y sobre todo, porque no creo que las personas que están haciendo estas cosas llegaran a Podemos para eso.

Solo espero que, cuando todo esto pase, todas y todos recordemos qué es lo que de verdad importa y para qué ‑para quiénes‑ estamos aquí. Espero que logremos reconstruir lo que ya teníamos y construir un Podemos mucho más fuerte y participativo, que surja de los círculos y se extienda por las calles. Pero, para eso, necesitamos una estructura de partido en la que todas y todos seamos iguales; en la que viajemos en el mismo barco, un barco donde el camino entre el puente de mando y la sala de máquinas esté abierto y se transite libremente, porque todo el mundo podrá tener la oportunidad de decidir y de trabajar por el bien común en uno u otro lado. Un Podemos en el que, de verdad, todas y todos viajemos codo con codo y nadie elija quién va en primera o en tercera. Un Podemos como el que ya hemos empezado a construir desde ‘Avanzar Juntxs’.


Xoana Bastida Calvo

Candidata al Consejo Ciudadano de Podemos Castilla-La Mancha