Domingo, 19 de Febrero de 2017 Actualizado: 17:38 h.

Cuando las promesas a los dependientes acaban en campaña electoral

Después de la anterior  legislatura del Partido Popular, en la que los dependientes de Castilla-La Mancha fueron masacrados sin piedad, nunca creímos que  la situación de este colectivo fuera a seguir igual con el nuevo Gobierno. Durante ese periodo nuestra Plataforma, que nació a través de las redes sociales entre ciudadanos que se vieron obligados a luchar por sus derechos, ha sido referente, tanto en nuestra comunidad como a nivel nacional, en la pelea, la denuncia y la ayuda a las personas en situación de dependencia a las que se les estaba llevando a situaciones extremas. Pues bien, hoy podemos decir, desde la más absoluta decepción y la más profunda tristeza, que las políticas que se están llevando a cabo con este colectivo siguen en la misma línea que comenzó Cospedal.

Bien es cierto que las "formas" han cambiado, ahora se utiliza la sonrisa, la diplomacia, las fotografías vacías de contenido, aunque también hemos recibido alguna "caricia" por parte de algún alto cargo de la Consejería de Bienestar Social llamándonos incívicos únicamente porque estábamos denunciando la más aberrante de las políticas que se están llevando a cabo con el colectivo más frágil y débil de nuestra sociedad.

Durante los duros años de Cospedal, el partido que ahora sustenta al Gobierno de Castilla-La Mancha no se cansó en hacerse eco de todas nuestras denuncias. Le parecía una indecencia todo lo que sacábamos a la luz y públicamente siempre nos manifestaron su apoyo en nuestra lucha, de tal manera que el Partido Popular, y sobre todo el Consejero Sr. Echaniz, de infausto recuerdo para todos, no se cansó en decirnos que éramos una plataforma que había creado el PSOE. Era la única respuesta que podían dar ante lo que estaba sucediendo

Pues bien, después de veinte meses del actual ejecutivo del Sr. García-Page, podemos decir que todo sigue igual, que las políticas en dependencia, en lo fundamental, no han cambiado. Un miembro de la plataforma lo manifestó de forma muy expresiva, "los otros abrieron el melón y estos se lo están comiendo".

Se nombró a una consejera de Bienestar Social en base a los cupos de provincia y del sindicato UGT. La consejera consorte no tenía experiencia alguna en relación a la situación de las personas dependientes y sus verdaderas necesidades, estaba muy cómoda en su puesto de funcionaria en el Centro Base de Albacete, de muy buenas formas y nula aptitud. Al puesto de consejera se debe llegar ya "aprendida" y no para hacer rodaje político, más aún si a esto añadimos que a la responsable de la dirección general de dependencia le bien grande, muy grande el cargo.

Las prestaciones para cuidados en el entorno familiar han DESCENDIDO EN 20 MESES EN MAS DE 3.400, a un ritmo superior al que se produjo con Echaniz como consejero. Este es un dato irrefutable, basta con ir a las estadísticas oficiales del IMSERSO, las mismas a la que acudía el PSOE cuando estaba en la oposición. A fecha de hoy seguimos con más de 23.000 dependientes con derecho reconocido y sin recibir atención alguna. ¿Cuántos morirán esperando a ser atendidos? Con Cospedal fallecieron más de 5.000, ¿cuántos ha  fallecido ya en estos 20 meses? Los expedientes en los cajones se han rebajado en poco más de 1.700 cuando durante la campaña electoral y en el discurso de investidura el hoy presidente de Castilla-La Mancha se comprometió a acabar con los más de 5.000 que había en un año. ¿Dónde están las promesas ahora? La Sra. consejera se ha olvidado de las más de 16.000 personas en situación de dependencia a las que tenía que restituir en sus derechos por la sentencia del TSJ-CLM que anulaba la legislación en dependencia del anterior Gobierno, y que UNICAMENTE NUESTRA PLATAFORMA SE ATREVIÓ A IR A LOS TRIBUNALES PARA TERMINAR CON ESA SITUACION. La respuesta de la Sra. Aurelia Sánchez al preguntarla por este asunto es de nota, "eso lo tenía que haber solucionado Cospedal".

Si todo lo anterior ya debiera ser suficiente para que el Sr. Page hubiera tomado cartas en el asunto, lo grave, gravísimo, es la continuación, de forma despiadada e ilegal, de las reclamaciones de supuestas cantidades indebidas, cantidades muy elevadas que están haciendo a los dependientes y a sus familiares tener que acudir a los tribunales, cuando pueden hacerlo, o tener que pedir créditos para hacer frente a esos pagos. Reclamaciones que se está demostrando con sentencias en los tribunales que no se ajustan a derecho. Por reclamar esto la directora general de Dependencia, como dije antes, nos llamó INCIVICOS. Están pidiendo cantidades incompatibles en dependencia con lo que se llama ATP (Ayuda a Tercera Persona) de prestación por hijo a cargo. Lo que la Consejería no dice, ni respeta, es que la persona que valora el Grado de Dependencia y dicho ATP es la misma y lo hace en el mismo acto por lo que la consejera sabe desde ese mismo momento quien tiene o no dicha incompatibilidad. Más aún, la persona que solicita el reconocimiento de dependencia firma en ese documento su aceptación para que la Administración regional haga las consultas e investigaciones que deba hacer en cualquier institución pública. Si las resoluciones de prestaciones tardan 20 meses en hacerse es únicamente por la incompetencia de la Consejería. Pues bien, la Sra. consejera y su directora general están siendo despiadadas con esto. Lo están haciendo de forma sistemática sabiendo muy bien que muchas de las personas a las que se las reclama no podrán acudir a los tribunales. No solo están acabando con las prestaciones económicas para los familiares, imprescindibles en la mayoría de los casos para, incluso mantener con vida a sus dependientes, muchos de ellos niños con enfermedades muy graves, sino que, siguiendo la política del anterior Gobierno y que tanto se llenaron la boca en criticar, están intentando meter la mano en sus bolsillos a sabiendas que cualquier reclamación que se lleve a los tribunales será ganada. ¿Y los que no pueden ir...?, pues a la saca, como hacían los otros.

Los dependientes de nuestra comunidad ya no aguantamos más, llevamos meses proclamando a los cuatro vientos la infame política que se está llevando a cabo con este colectivo y parece que a nuestro presidente "no le llega" nuestra voz. Craso error, aunque solo fuera por interés propio, mucho de los votos que propiciaron que ahora sea el máximo responsable de Castilla-La Mancha vinieron, en un acto de defensa propia, de los dependientes y sus familiares y amigos. Todo este apoyo, Sr. Page, se está escapando por el sumidero.

A esto debemos añadir la "sordera" de este Gobierno ante las reiteradas peticiones por parte de nuestra Plataforma de retirar el copago de la medicación y pañales de los niños grandes dependientes de nuestra comunidad, que al no tener tarjeta sanitaria propia, deben pagar hasta el 50% y que está llevando a situaciones muy difíciles para poder atenderlos adecuadamente. Igual que denunciamos antes lo volvemos a hacer ahora. Hay familias que tienen que elegir entre comer, poner la calefacción o comprar la medicación o pañales para sus hijos. El coste de esta medida es de unos 900.000 euros al año. Desde la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha no creemos que esto vaya a "descuadrar" el presupuesto de más de 8.000 millones de euros que parece se va a aprobar. Quizás Podemos, llave necesaria para su aprobación, debería tener en cuenta "estos detalles" antes de dar su voto a los mismos.

Es triste comprobar cómo, al final, los dependientes han sido utilizados como mercancía para hacer propaganda electoral cuando se estaba en la oposición y como, una vez conseguido el fin último de alcanzar el poder seguimos siendo considerados como personas sin valor e improductivos. Aunque ahora parezcan lejanas las elecciones llegarán antes de lo que parecen y en este momento muchos se acordarán de lo que se está haciendo con este colectivo. ¿A que sí, Sr. Page?

Como dijo Fernando Savater: "Muchas veces somos demasiado exigentes con las promesas de los políticos. Estos personajes las utilizan para ofrecerse y venderse a los electores".