Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 10:39 h.

Desafíos del escenario electoral de Castilla-La Mancha

Pasado el ecuador largo de la legislatura en las Cortes regionales, al calor de la contienda electoral catalana y de la reciente victoria de Emiliano García‑Page como secretario general del socialismo castellano‑manchego, renace el interés por los próximos comicios autonómicos.

¿Debe revisarse el sistema electoral de Castilla‑La Mancha?

Una de las cuestiones más debatidas en la llamada “nueva política” es la necesidad, más o menos urgente, de revisar o reformular los sistemas electorales por los que los ciudadanos elegimos a los parlamentarios tanto en los comicios nacionales como en las elecciones autonómicas.

¿Votar a los 16?

El pasado 28 de junio el Colegio de Políticas y Sociología de Castilla-La Mancha organizó una jornada de análisis electoral tras las elecciones generales del 26J, con la presencia de los partidos políticos de la región, con diputados en Cortes. Uno de los principales puntos de interés de ese debate fue la edad de los votantes de cada formación política y la oportunidad o no de dar a los más jóvenes (16 años) el derecho al voto.

Retos electorales del 26-J en Castilla-La Mancha

Los castellanos-manchegos votaremos el 26-J por decimotercera vez a Cortes Generales. La realidad que se configura en nuestra región al igual que en el resto del país se sustancia en el nacimiento y consolidación de un pluripartidismo polarizado (G Sartori), ciertamente alejado de los clivajes del comportamiento electoral clásico, que sustituye de forma incipiente al bipartidismo de las últimas tres décadas.