Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 Actualizado: 04:36 h.

Razones por las que votaré a Susana Díaz

Hace mes y medio escribí un artículo en el que decía que apoyo a Susana Díaz en el proceso interno del PSOE y que no lo digo en redes. Las reacciones me dieron, en gran parte, la razón. Se me acusó de querer un cargo, de no ser de izquierdas, de que me pagan por escribir y de cambiar de ideología según mis intereses. Me llamaron corrupto, vendido, traidor, facha o tonto de los cojones. Creo, después de todo, que mis miedos estaban justificados. No todos tienen los mismos miedos porque no reciben la misma negatividad.

La poca educación de Le Pen

Quedan dos días para la segunda vuelta de la elección presidencial francesa y mucho se está hablando en España sobre ella. Yo también la sigo con bastante atención y, como en todas las elecciones que me tocan de cerca, he mirado las propuestas en el ámbito educativo de sus programas y su explicación en dos artículos de Libération [Le Pen][Macron].

Apoyo a Susana Díaz, pero no lo digo en las redes sociales

Hablar de política es muy frustrante. La mayoría de las veces la única forma de hacerlo es a través de las redes sociales, y eso implica varios problemas. Uno de ellos es que por norma general llegas a gente muy concreta: familia, amistades y, en mi caso, gente relacionada con la política. Siempre intento no aburrir a los dos primeros grupos porque no les interesa tanto como a mí el tema, y al tercero no hace falta que les intente convencer porque ya tienen sus propias opiniones, normalmente bastante claras.

El PSOE no necesita más fotos

Susanista o pedrista. Militante de base o apparatchik. Más o menos socialista, más o menos de izquierdas. El PSOE se empeña con especial ímpetu en estos tiempos en clasificar a sus miembros. En hacer una foto como las que se atribuyen a Alfonso Guerra en las que si te movías ya no salías. Da la impresión de que cada persona siente que le pertenece la cámara, y te ubica dentro o fuera de uno de los dos marcos que se han establecido recientemente con asombrosa facilidad. Si se te ocurre decir que crees que el partido debe estar unido: eres de Susana, del aparato, golpista. Si por el contrario opinas que debe haber al menos dos candidaturas en el Congreso: eres pedrista, quieres dividir, sólo piensas en tus propios intereses.

Argumentos de un militante del PSOE para defender la abstención

Esta no era la situación ideal. Nadie quería que fuese el PSOE en última instancia quien no tuviese más remedio que permitir un gobierno del PP. Quien diga lo contrario es porque no le tiene aprecio al PSOE. Y digo en última instancia porque, en primera instancia, quien ha tomado esa decisión es la sociedad española con sus 8 millones de votos al PP, dos veces seguidas, y aumentando de la primera a la segunda. Probablemente, quien crea que está en el ánimo del PSOE permitir gobiernos de la derecha no sea votante ni simpatizante, y su intención vaya más en la línea de destruir que de ayudar al partido.

El miedo a perder privilegios de Santiago Gerchunoff

Publicaba el diario ‘El Español’ la semana pasada una tribuna de Santiago Gerchunoff que proclamaba el miedo que tenía el autor a escribir sobre feminismo porque consideraba que podría recibir muchos ataques personales. Se entiende que su intención era criticar el movimiento feminista, porque si fuese a alabar sus virtudes poco miedo podría tener. Se puede comprobar que sus miedos eran mayoritariamente infundados. Seguramente su miedo tenga más que ver con la pérdida de privilegios de los que se sabe poseedor si las mujeres consiguen lo que llevan reivindicando desde hace muchísimo tiempo: igualdad de género.

El deporte es machista o por qué el ‘Pichu’ Cuéllar no es un caso aislado

Las personas que pertenecemos al mundo del deporte nos encanta vender sus bondades cada vez que alguien quiere escucharnos, utilizando el manido argumento de que se transmiten muchos valores positivos a través del deporte. No por manido deja de ser cierto: hay una gran cantidad de valores positivos que se pueden aprender a través de la práctica deportiva.

Lo que debería pasar en el Comité Federal del PSOE

Hay quien me dirá que no he aprendido nada porque cuando expresas tu opinión alguien puede hacerte una cruz, y con una cruz a cuestas es difícil cambiar algo. Es verdad: no he aprendido nada. Así que allá va.

Mujer, te pido perdón

Las mujeres sufren a diario cuando se quejan por las injusticias que provoca el sistema patriarcal, o por sus sufrimientos personales derivados del machismo, los ataques más o menos sofisticados de hombres machistas defendiendo sus privilegios. El último, los de una chica de 16 años que ha denunciado en Twitter el miedo que ha pasado porque unos hombres la han seguido hasta su casa haciendo comentarios sobre ella y su vestimenta, con claras intenciones sexuales.

Las ventajas de tener principios

Como reacción a las mentiras del Partido Popular descubiertas la semana pasada respecto al número de asesores y asesoras de Presidencia del gobierno de Emiliano García-Page, quería escribir un artículo sobre las ventajas de tener principios. Un artículo positivo, inspirador, que animase a alguna gente a utilizar en su toma de decisiones diaria un criterio universal que les permitiese sentir satisfacción por su forma de actuar. Un texto que defendiese las virtudes de la ética, sobre todo en política. Algunos párrafos que explicasen los beneficios personales y mentales que acarrea el hecho de ser una persona recta. Unas palabras en defensa del cambio y la evolución permanente teniendo siempre claras las prioridades, lo que es aceptable, lo que se puede permitir.

Elevar la calidad del debate público, una necesidad urgente

Cada vez hay una mayor cantidad de información “política” sobre las discrepancias y las coincidencias, los ataques y los desmentidos, los comunicados y las ruedas de prensa de las personas que lideran los distintos partidos políticos nacionales o en los territorios. No sé ustedes (bueno, en realidad me hago una idea), pero yo me estoy aburriendo ya, y eso que a mí me gusta la política. El nivel de detalle que hemos alcanzado en la información política es exagerado. Es tan alto, que seguro que provoca que la gente se desilusione, se canse y se desmovilice (no me gustaría pensar que se esté haciendo intencionadamente). Hay un motivo muy sencillo para que me canse de escuchar programas o leer noticias sobre política: el poco nivel general que se puede leer y escuchar en la argumentación.

Este mensaje es para ti, hombre: ha llegado la hora de ceder

La sociedad actual es desigual. Es una sociedad patriarcal en la que la mujer sufre una posición de inferioridad desde el momento en el que nace por el mero hecho de ser una mujer. Yo sé que estás indignado por ello: “Cómo es posible que en pleno siglo XXI haya todavía desigualdad por cómo han nacido las personas”. Así que ha llegado el momento de ponerse manos a la obra. No va a ser fácil y algunas cosas no te van a gustar, pero te aseguro que a la larga todo el mundo sale ganando.

¿Por qué es necesario un pacto nacional por la Educación?

El Partido Socialista ha presentado una iniciativa para detener la aplicación de la LOMCE para después derogarla y así poder aprobar una nueva ley con mayor acuerdo en la Comunidad Educativa y también en el Parlamento.