Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 Actualizado: 04:33 h.

Nueva política homeopática

"La acuñación del pragmático y nefasto término ‘socialismo real’, sin duda pensado desde alguna instancia publicista del sistema, respondía a esa política de corto alcance: nosotros no teorizamos, obramos, practicamos, nos esforzamos en una praxis humana, demasiada humana, eso sí, con imperfecciones, alejados de modelos puramente ideales. Nuestro mejor decir, decían, era nuestro imperfecto hacer. Prueben ustedes, háganlo mejor, retaban"  (López Arnal).


García-Page & The Amazing Dancing Bear*

"Pactar con el PSOE para intentar recuperar una cierta capacidad ofensiva que la realidad no da, me parece puro tacticismo e ir, a sabiendas, a un mal acuerdo que rebajaría nuestro programa y que agudizaría el conflicto con nuestra base electoral y social" (Manuel Monereo, 18/07/2017).

Vistalegre 2.0

Nuevos significantes han saltado a la arena del espacio simbólico en el que se mueve Podemos: 1) la “estrategia política”, como diferenciada de la táctica y el tacticismo, y 2) la “honestidad intelectual” o el “decir la verdad”, como un nuevo terreno de batalla situado más acá de las lealtades personales. Ambos términos resultan ahora asimilados al “debate de ideas” y la “unidad” por ambas bandas (frente a la “lucha por el poder” y la “división en familias”).

NEGOCIACIÓN (PARTE I)

Ellos: “Nosotros venimos a pediros el apoyo para que XXX sea Presidente. Dicho esto, y sin entrar a valorar los dos supuestos, que sea que sí o que sea que no, os quiero decir algunas cosas para que las sepáis. Nuestro Estatuto es muy jodido… (y luego hablaremos de los Senadores que ya os...

Manifiesto DOGMA 2015® (“Prometo esforzarme más…”)

En octubre de 2015, antes de la “remontada”, antes del 20D, antes de los ceses en el CCE, etc., etc., surgió en nuestra región esta curiosa iniciativa en el seno de Podemos Castilla-La Mancha que pasó entonces completamente desapercibida. Formalmente se trata de una adaptación del Dogme 95 de los directores daneses Lars Von Trier y Thomas Vintenberg. Reproducimos a continuación algunos extractos de la misma:

¿Qué hacer?

“La confianza es buena; el control es mejor” (Lenin)

En otro tiempo (finales del XIX, principios del XX) y otras latitudes (la Rusia zarista), la construcción en la clandestinidad de un nuevo partido socialdemócrata (El Partido Socialdemócrata Obrero Ruso -RSDWP-) debía sortear innumerables obstáculos. Entre ellos la definición de su propio quehacer orgánico frente a diferentes tendencias soterradas de funcionamiento propias de la tradición populista rusa.

Estrategias sobrenaturales para montar una organización política

Empieza a ponerse de moda remitir a las culturas organizativas de la izquierda de los siglos XIX y XX (anarquismo, leninismo, troskismo, autonomía, etc.) para tratar de descifrar los avatares internos de algunos partidos de la nueva política. Quizás no sea necesario estudiar tal vasto corpus literario para contar con algunas claves hermenéuticas útiles al respecto. Los principios organizativos de la banda de rock contemporánea podrían bastarnos para comprender las formas específicas que están adoptando muchos conflictos (no todos) en estas organizaciones de nuevo cuño: los conflictos entre, precisamente, bandas.    

WALDEN CERO

Imaginemos la siguiente problemática (inventada). El cargo orgánico de una organización política se dice quemado “en lo personal” de cara al correcto desempeño de las funciones encomendadas, pero en condiciones óptimas para acometer otras diferentes. Propone que dicha situación se corrija mediante una nueva reasignación formal de cargos. Dicha reasignación compromete el funcionamiento de, al menos, otras tres áreas funcionales de trabajo (de seis) en la organización.

Nuestro futuro es tan brillante que llevamos gafas de sol (III)

Los fenómenos que venimos señalando en las dos anteriores columnas no resultan en absoluto ajenos a la crisis del Movimiento Obrero tradicional. Muchos de los significantes adscritos a aquellos discursos han sido criticados muchas veces: los trabajadores manuales como únicas vanguardias revolucionarias, la toma del poder del Estado y su control de los medios de producción como panaceas, etc. No obstante, muchos otros presupuestos heredados de esos planteamientos "obreristas" se siguen reproduciendo, bajos nuevos ropajes, cuando los discursos con los que los colectivos van a dar cuenta de lo real se comprenden exclusivamente como una sistemática del sentido común de sus militancias.

Nuestro futuro es tan brillante que llevamos gafas de sol (II)

Los colectivos políticos organizados que se piensan siguiendo exclusivamente el sentido común de sus militantes tenderán a pensar, a su vez, la realidad social según el perímetro recortado por los espacios y tiempos sociales inmediatamente ocupados por ellos.

Nuestro futuro es tan brillante que llevamos gafas de sol (I)

Hay una tendencia que atraviesa hoy, en mayor o menor grado, a gran parte de las prácticas de los grupos, partidos, asociaciones, círculos o colectivos políticos que se disputan o colaboran en la articulación de una nueva mayoría social desde la izquierda. Esa pendiente deslizante podríamos significarla con el término de “comunitarismo”, un comunitarismo compuesto exclusivamente de “buenas intenciones”. El peligro que presenta esta tendencia es el de un vaciamiento de lo organizativo al verse la organización, poco a poco, reducida a un mero agregado de las sensibilidades, valores y conciencias propios de los individuos que componen la militancia. Esta pendiente hace que los colectivos se deslicen, en el límite, hacia un tipo-ideal (evidentemente resultado de una simplificación consciente): un colectivo político sin otro discurso que aquel que sistematiza el sentido común de sus militantes.