Jueves, 19 de Enero de 2017 Actualizado: 16:37 h.

Opinión

Pablo Martín Calvo

El PSOE no necesita más fotos

Susanista o pedrista. Militante de base o apparatchik. Más o menos socialista, más o menos de izquierdas. El PSOE se empeña con especial ímpetu en estos tiempos en clasificar a sus miembros. En hacer una foto como las que se atribuyen a Alfonso Guerra en las que si te movías ya no salías. Da la impresión de que cada persona siente que le pertenece la cámara, y te ubica dentro o fuera de uno de los dos marcos que se han establecido recientemente con asombrosa facilidad. Si se te ocurre decir que crees que el partido debe estar unido: eres de Susana, del aparato, golpista. Si por el contrario opinas que debe haber al menos dos candidaturas en el Congreso: eres pedrista, quieres dividir, sólo piensas en tus propios intereses.

Jacobo Medianero

No son errores, es estrategia

A veces hay que dejar unos días, unas semanas, antes de escribir sobre temas concretos y, sobre todo, organizar despacio los pensamientos que le llegan a uno a la cabeza. Todo esto a cuenta de las diversas declaraciones que tuvimos que leer tras el atentado de Alemania y que, por desgracia, es un algo que, aunque no hagamos ahora memoria de lo leído y escuchado en esta u otras situaciones, se repite. Las últimas, y a las que se hace referencia, podrían ser las de Dolores Merino (concejala del PP en el Ayuntamiento de Ciudad Real que vinculó refugiados y dichos atentados) o Andrea Levy (vicesecretaria de Estudios y Programas del PP y que criminalizó a toda la civilización islámica). Pero podríamos mencionar otras de Xavier García Albiol, Mario de la Fuente, etc…

Jorge García

Vistalegre 2.0

Nuevos significantes han saltado a la arena del espacio simbólico en el que se mueve Podemos: 1) la “estrategia política”, como diferenciada de la táctica y el tacticismo, y 2) la “honestidad intelectual” o el “decir la verdad”, como un nuevo terreno de batalla situado más acá de las lealtades personales. Ambos términos resultan ahora asimilados al “debate de ideas” y la “unidad” por ambas bandas (frente a la “lucha por el poder” y la “división en familias”).

Javier Magán

Una nueva esperanza

La asamblea de Vistalegre que Podemos celebró hace dos años puso sobre la mesa algo más que un debate interno de una formación política, resaltó una necesidad soberana de todo pueblo, la reflexión democrática de qué queremos ser, la capacidad de construir una herramienta como motor de transformación de la realidad de nuestro país.

María Pérez

Las castellano‑manchegas son feministas (y no lo saben)

Que la palabra “feminismo” causa un enorme rechazo en parte de las mujeres no es ninguna novedad. Cabría preguntarse por qué el término que defiende la igualdad de mujeres con respecto a hombres tiene un significado tan desvirtuado en el imaginario de muchas. Una de las razones puede que sea, con mucha probabilidad, las connotaciones asociadas a esa palabra por parte de los hombres principalmente. Cuando me refiero a hombres, no señalo a ninguno en concreto; me refiero, de manera generalizada, a todos aquellos que niegan la desigualdad o, lo que es peor, saben que existe pero no soportarían una igualdad real entre nosotras y ellos.

Jacobo Medianero

Negar la evidencia

Aunque despacio, poco a poco vemos cómo se va instalando en el debate político una evidencia: existe la pobreza energética. Vaya por delante que, si bien creo “las pobrezas” no son estantes separados y que existen todos los tipos por una misma razón: hay desigualdad social que genera que haya personas que no pueda tener condiciones de vida dignas y esto se traduce, en distinto grado y según las circunstancias concretas, desde no poder acceder a una vivienda o hacer frente al alquiler o hipoteca hasta no poder mantener el hogar en una temperatura óptima. Todo, absolutamente todo, es producido por unas condiciones laborales de vergüenza que hacen que los trabajadores se enfrenten a las distintas problemáticas que de ello se derivan. Dicho esto, es importante dar algunos datos para poner luz sobre la pobreza energética de manera concreta.

Fernando Plaza

Vistalegre II y el espíritu Sankara

"Yo quisiera simplemente completar y decir que la deuda no puede ser reembolsada. La deuda no puede ser reembolsada porque, en primer lugar, si no pagamos, los prestamistas no se van a morir. Estemos seguros de esto. En cambio, si pagamos, somos nosotros los que vamos a morir...."

"...Nosotros no podemos reembolsar la deuda porque no tenemos nada que pagar. No podemos reembolsar la deuda porque no somos responsables de ella...."

Discurso de Thomas Sankara, presidente de Burkina Fasso, el 29 de julio de 1987 en la 25ª Conferencia de la Cumbre de los Países de la OUA en Addis Adeba

Javier Linares

La falacia de las formas

Recientes acontecimientos acaecidos en el Congreso de los Diputados estas últimas semanas —sin entrar a valorarlos para no avivar el descarnado circo de opinólogos—, desentierran con estos episodios el hilo conductor que comunica el conflicto de percepciones y proposiciones respecto de los valores centrales de la convivencia y la lectura de cierta gramática política, sin entrar a valorar los hechos en específico: las formas.

Francisco Martínez Arroyo

Nueva etapa para el enfoque LEADER

Tenía muchas ganas de volver a escribir de los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) o Grupos LEADER. Sabéis que es uno de los temas a los que dedico más reflexiones, pues es una forma distinta de aplicar las políticas de desarrollo rural. Así, en distintos artículos he analizado la Metodología, las posibilidades que ofrecía para los Grupos, el Reglamento de Desarrollo Rural, en vigor -en el marco de la actual Política Agraria Común (PAC)-. Además, de poner la lupa en las decisiones de diferentes Estados miembros de la Unión Europea, con particular atención al caso de España, e incluso a los Programas de Desarrollo Rural (PDRs) de las comunidades autónomas.

Javier Magán

El plan B de Mariscal

Hace un año y medio, allá por el mes de mayo de 2015, celebramos en nuestra ciudad elecciones municipales, las primeras tras la ruptura del bipartidismo.

Jesús Martín Rodríguez

In memoriam de Paco Nieva

¿Pero qué cuenta este hombre? ¿Quién es? ¿Qué dice? Estas podrían ser las preguntas que se hiciera un lector de teatro que se acercara a un texto de Francisco Morales Nieva. ¿Es esto Valle-Inclan, o una versión barroca del teatro absurdo de Ionesco a camino entre Arniches y Artaud? Pues no, señor, nada de eso; esto es Paco Nieva. Ni más ni menos. Es como escuchar una seguidilla manchega al piano bajo una bóveda de Tiépolo en la decadente y neorrealista Venecia viscontiana. Es decir, barroco puro, gótico aprendiz, o mejor, Escarlati con una letra que reza así: “En el cerro las Varas dijo Mondoyo / la mujer y el majuelo me echan al hoyo”. La idea no es mía, es una paráfrasis de un apunte nievano (un poco barroco, como Nieva mismo).

Mario de la Ossa

De aquellos lodos, estas zahorras

Sin ánimo de ofender a nadie, y desde la más absoluta falibilidad, creo que hoy se ha confirmado el mayor objetivo que el PSOE de Villarrobledo tenía cuando interpuso la denuncia contra Amalia Gutiérrez (portavoz local del PP) en el famoso caso de las zahorras: Devolverle el posado de cuando ella los denunció a ellos

Javier Magán

Carta al PSOE conquense

El pasado verano, allá por el mes de mayo, se utilizó una vez más la tijera en nuestra ciudad. La señora ‘manostijeras’ Dolores de Cospedal le entregaba tal preciado objeto para el PP al alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, no sin antes, pasar el certificado de calidad y aceptación desde las filas ciudadanas, el aval del gobierno popular en el Ayuntamiento de Cuenca.