Viernes, 22 de Septiembre de 2017 Actualizado: 08:27 h.

VÍDEO DEL POLÉMICO MOMENTO

El chiste machista de un edil del PP: "Los discursos, cuanto más cortos mejor, como las minifaldas"

Las redes estallan contra el teniente alcalde del Ayuntamiento de Talavera, Arturo Castillo, por su “retrógrada” intervención en la Noche de San Juan. El concejal se ha disculpado, pero le recuerdan que “así no se construye la igualdad”.

TOLEDO.- Lo bueno si es breve, dos veces bueno, aunque en el caso del teniente de alcalde del Ayuntamiento de Talavera de la Reina, el ‘popular’ Arturo del Castillo, su comparación sobre cómo deben ser las intervenciones de los políticos con las minifaldas no hace más que poner de manifiesto la "retrógrada" forma de pensar que todavía tienen algunos. 

Y es que para el edil, que participaba en el acto previo al encendido de las hogueras de San Juan en las riberas del Tajo, "las intervenciones de los políticos deben ser breves, cuanto más cortas mejor, como las minifaldas". Un chiste machista que no dudaba en pronunciar durante su discurso ante los cientos de talaveranos que allí se habían concentrado atendiendo a la llamada de la asociación de vecinos San Jerónimo para cumplir, un año más, con la tradición de las hogueras. 

Unas palabras del también concejal de Promoción Económica y Empleo, Economía y Hacienda, Ferias y Mercados que no han pasado desapercibidas en las redes sociales. Aunque algunos rieron la "gracia" a Castillo durante el acto, entre ellos su compañera en el equipo de Gobierno municipal y aún concejal de Ciudadanos, Montaña Palacios, el vídeo con su comentario machista ha suscitado numerosas críticas.  

Entre ellas las de Miguel Ángel Perantón, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Talavera, quien reclamaba a Castillo "una disculpa" por este comentario, al tiempo que se preguntaba si se trataba de "una irresponsabilidad" o "el poso que tienen a flor de piel". Fuera una cosa o la otra, recordaba en sus redes que "así no se construye la igualdad"

Pero también desde otros puntos han llegado las críticas hacia el teniente de alcalde talaverano, como las vertidas en sus redes sociales el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Lominchar, Javier Payo, quien califica de "retrógrado" el comportamiento del concejal del Ayuntamiento de Talavera, así como un talante "tardofranquista"

Considera Payo que "ya está bien" de actitudes de políticos con cargo institucional, y por tanto servidores públicos, que hacen este tipo de manifestaciones, propias de otros tiempos, "heredadas de doctrinas pasadas". Actitudes que "degradan" a todos los representantes públicos "a unas categorías infernales", avivando si cabe la "apatía" que la población tiene en cualquier asunto público vinculado con los representantes o instituciones. 

Críticas que también realizaba el líder Comisiones Obreras en la provincia de Toledo, José Luis Arroyo, quien se preguntaba "¿Cómo se puede hacer un discurso político hablando de la longitud de las minifaldas que tienen que llevar las mujeres?". Un comentario por el que, planteaba Arroyo, Castillo "no puede estar ni un día más de concejal", puesto que "su manera de referirse a los parados o a las mujeres es más propia de un cazurro tardofranquista que de un concejal democrático". 

EL ESCÁNDALO DE LOS AUDIOS

Con estas palabras Arroyo se refería también a las últimas denuncias realizadas desde el sindicato, relativas a las amenazas y coacciones que habrían sufrido trabajadores del Plan de Empleo del Consistorio talaverano para que firmaran, con un mes de antelación a la finalización de sus contratos, el finiquito. Presiones que desde el sindicato se han probado haciendo público un audio en el que se escucha cómo a una trabajadora se le invita a firmar el finiquito por adelantado porque de no hacerlo será peor para ella. Extremos que el concejal de Empleo, Arturo Castillo, había negado que se pudieran estar produciendo, una versión que esta grabación desmontó. 

Ahora es una nueva intervención suya, la de la Noche de San Juan, la que vuelve a situarle en el centro de las críticas. Después de ser consciente del revuelo que se estaba produciendo en las redes sociales con lo que ha calificado como una "desafortunada ocurrencia", Castillo ha pedido disculpas "a cualquier persona a la que no le haya gustado", asegurando hacerlo "sinceramente y de corazón".