Viernes, 22 de Septiembre de 2017 Actualizado: 08:21 h.

TRÁGICO SUCESO

'Selfie' mortal para el niño arrollado por un tren en Toledo

La Guardia Civil investiga las circunstancias en las que ocurría el suceso, siendo la principal hipótesis que el menor se encontrara con unos amigos haciéndose fotos sobre las vías. Los servicios de emergencias únicamente pudieron certificar su muerte. 

Un guardia civil inspecciona la zona acotada de una vía férrea | EFE/Archivo
Un guardia civil inspecciona la zona acotada de una vía férrea | EFE/Archivo

TOLEDO.- Un selfie, una foto para el recuerdo, es lo que ha podido costar la vida a un niño de 12 años, que fallecía tras ser arrollado por un tren en la localidad toledana de Pepino. Esta es la principal hipótesis sobre la que se trabaja para esclarecer lo sucedido este lunes, a las 14.02 horas, en las vías del tren próximas a la urbanización Soto del Espinosillo. 

El menor se encontraba junto a un grupo de amigos haciéndose fotos cerca de las vías. Al parecer, el joven tenía previsto desplazarse a estudiar a otra localidad, y el grupo quería tener unas instantáneas para el recuerdo, que sin embargo quedaba truncado por la fatalidad del accidente. 

Y es que mientras que el resto del grupo sí conseguía retirarse hasta el puente por donde transcurren las vías próximas a la urbanización, este menor se quedaba algo retrasado y no conseguía salir a tiempo ante la llegada del tren, viéndose atrapado en un tramo sin espacio para saltar

Los gritos de los jóvenes alertaron a los vecinos de la zona y a un grupo de trabajadores de Aqualia que se encontraban en las proximidades, siendo estos quienes acudieron en auxilio del menor atrapado en la vía, aunque nada pudieron hacer ya por él. 

Hasta el lugar del accidente se desplazaban minutos después efectivos de la Guardia Civil y del servicio de Emergencias del 112, así como la UVI móvil del área de salud de Talavera de la Reina, cuyos efectivos únicamente pudieron certificar la muerte del menor

Durante más de una hora permaneció parado en ese punto el tren que cubría la línea Madrid-Cáceres, hasta que tuvo el permiso para volver a la estación de Talavera. 

QUÉ OCURRIÓ Y POR QUÉ ESTABAN EN LAS VÍAS 

Investigación que permanece abierta y sobre la que ayer se pronunciaba el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, quien ha señalado que las diligencias se siguen practicando para esclarecer "qué ocurrió en ese momento, qué estaba pasando y por qué estos chicos estaban en las vías del tren". 

Manifestaciones que ha hecho a preguntas de los periodistas, durante la rueda de prensa que ofrecía junto al director general de Tráfico, Gregorio Serrano. Gregorio, que ha dado el pésame a la familia del menor fallecido en el accidente que "ha consternado a toda la comarca de Talavera", también apuntaba que será necesario valorar la cercanía de las vías a una urbanización que hasta hace unos años no existía

En este sentido, y preguntado sobre si el acceso al lugar del siniestro es sencillo, el delegado del Gobierno ha reconocido que "las vías del tren que no son AVE en casi toda España son accesibles, desgraciadamente". 

Respecto a la implantación de medidas de seguridad en vías próximas a viviendas, Gregorio ha explicado que urbanizaciones como Soto de Espinosillo son de reciente creación. "Antes no había ningún problema porque no había núcleo de población, y ahora tendremos que hacer una valoración con las nuevas urbanizaciones" que hay, ha apostillado.