Miércoles, 31 de Agosto de 2016 Actualizado: 03:08 h.

NO TENDRÁ EL CRECIMIENTO PRIVADO QUE DEFENDÍA EL PP

El nuevo hospital de Toledo será público tras dejar atrás el proyecto de Cospedal

García-Page ha puesto de manifiesto que este proyecto "ya no obedece a la mentalidad de quien prefería dar dinero a la Sanidad madrileña", además de que será un hospital "más grande" que el ideado por el PP la pasada legislatura.

Obras paralizadas del nuevo hospital de Toledo | Archivo
Obras paralizadas del nuevo hospital de Toledo | Archivo

Las obras llevaban paralizadas desde que llegó al Gobierno del Partido Popular, pero la situación ya ha sido desbloqueada. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presentado el nuevo proyecto del hospital de Toledo, que contempla cerca de 800 camas, la mitad de ellas de uso individual, y una inversión de 300 millones de euros.

Sobre este anuncio, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, ha explicado que las obras se van a reanudar para finales de febrero o principios de marzo. Además, Fernández ha declarado que este proyecto, cuyo plazo de ejecución se prevé en 30 meses, reagrupa servicios que estaban "dispersos" en otros centros sanitarios de la ciudad como el Hospital del Valle o el Hospital Nacional de Parapléjicos, además de incluir medicina nuclear, más radioterapia y más áreas de laboratorio, para lo que la infraestructura contará con un ala más de lo previsto.

El hospital tendrá carácter universitario

Ha insistido Fernández en la necesidad de que este hospital sea de carácter universitario, ante lo que ha añadido que ya ha habido conversaciones con la Universidad de Castilla-La Mancha para potenciar este tipo de enseñanza. "Somos una región muy dispersa. Actualmente tenemos unos 260 alumnos de medicina por año en Albacete y Ciudad Real, pero tenemos que superar el número de 300", ha subrayado.

El nuevo proyecto rompe con el modelo de Cospedal

Por otro lado, García-Page ha manifestado que son tres los ejes que marcarán las nuevas obras del hospital. Así, ha incidido en que se ha conseguido "desenredar la madeja jurídica" gracias al trabajo del Gobierno "y a la flexibilidad de las empresas", vaticinando que esta nueva redacción podría ser "la primera obra que tira adelante sin discusión" y sin ningún contencioso-administrativo pendiente.

Además, ha puesto de manifiesto que este proyecto "ya no obedece a la mentalidad de quien prefería dar dinero a la Sanidad madrileña" como a su juicio ocurría con el PP, además de que será un hospital "más grande" que el ideado la pasada legislatura, hasta superarlo en cerca de 6.000 metros cuadrados.

En último lugar, Page ha defendido que el hospital será completamente público, declarando que el modelo no tendrá el “crecimiento privado” que defendía el anterior Gobierno. "El modelo va a ser exactamente igual al del hospital actual", ha avanzado.