Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 10:40 h.

MARCHA ESTUDIANTIL

Neonazis secundan la protesta educativa organizada por el líder toledano de Nuevas Generaciones del PP

El colectivo ultraderechista Fratria Toledo asiste a la controvertida manifestación organizada por el ‘popular’ Miguel León, en la que se ha exigido al Gobierno de Page que inyecte 20 millones de euros más a los 140 millones ya presupuestados para la Universidad regional.

Tuit de Fratria Toledo comunicando su asistencia a la marcha organizada por el presidente de NNGG | periodicoclm.es
Tuit de Fratria Toledo comunicando su asistencia a la marcha organizada por el presidente de NNGG | periodicoclm.es

TOLEDO.- Miembros del colectivo neonazi Fratría Toledo se han sumado hoy a la marcha estudiantil celebrada en la capital regional para "reivindicar la financiación que necesita la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para su funcionamiento" ‑como reza la comunicación de la misma‑, en la que figura como organizador el presidente de Nuevas Generaciones del PP de Toledo y miembro de la Ejecutiva regional de dicha organización, Miguel León Sánchez, en representación del Consejo de Estudiantes del centro educativo.

Polémica convocatoria que ayer ya escandalizaba a numerosos estudiantes que, a través de las redes sociales, recordaban como en dos años de mandato de María Dolores de Cospedal se redujo la aportación a la Universidad en un 45 por ciento, mientras que tras perder la Presidencia de la Junta el presupuesto se ha incrementado un 43 por ciento.

Documento de Delegación del Gobierno donde Miguel León aparece como organizador

Una marcha en la que finalmente han participado alrededor de un millar de estudiantes, según la Delegación del Gobierno, para exigir al Ejecutivo que preside Emiliano García-Page que dote con otros 20 millones adicionales el presupuesto previsto para la institución académica de cara al próximo año, y al tiempo pedir a la UCLM un ejercicio de "transparencia".

Medida de presión que el Consejo de Estudiantes ha querido desligar de toda afinidad política, llegando a manifestar la "neutralidad" de este órgano, aunque lo cierto es que ni la firma como convocante del presidente de las juventudes del Partido Popular de Toledo, ni la participación en la marcha de miembros del colectivo neonazi Fratría Toledo han pasado desapercibidos. 

Una presencia entre los manifestantes que desde el propio grupo ultraderechista se han encargado de difundir a través de sus redes sociales. Señalan así que algunos de los miembros de Fratría Toledo, "estudiantes de esta universidad" ‑según precisan‑, se han manifestado "junto a trabajadores y el resto de alumnos de la UCLM" para protestar "por los recortes que están sufriendo por la Junta de Comunidades". 

Recortes que realmente no existen, puesto que quien ha anunciado "ajustes dolorosos" en el caso de que el Gobierno regional no ceda a la pretensión de disponer de otros 20 millones adicionales a los 140 ya presupuestados ha sido el rector de la institución académica, Miguel Ángel Collado. Por el contrario, desde el Ejecutivo se ha asegurado que garantizan el pago de todas las nóminas y de las ayudas a los estudiantes, algo que no sucedió con el Ejecutivo de Cospedal, que se limitó a recortar el presupuesto obligando a la Universidad a llevar a cabo un riguroso plan de ajuste. 

No obstante, desde este colectivo neonazi toledano, 'oficializado' desde la pasada primavera, se insiste en la idea de que es el Gobierno castellano‑manchego el que está haciendo "recortes" a la Universidad regional. Una situación ante la que aseguran ofrecer su "ayuda" y dicen que harán "todo" lo que esté en su mano para "impedir que se juegue con el futuro de los jóvenes". 

Asimismo, aseguran que "la Universidad es de todos" ‑no así la ayuda que el colectivo ofrece, puesto que ésta la limita únicamente para españoles‑, y llaman a "defenderla". 

De este modo tratan de hacerse eco de una parte del mensaje de los convocantes de la marcha, que reclaman una financiación "digna" para la Universidad de Castilla-La Mancha, pero no así sobre la parte en la que ‑tal y como recogía el manifiesto al que se daba lectura frente a la sede del Gobierno regional‑ se dice también 'no' a la "falta de transparencia" en dicha institución académica, y se pide a ambas partes "diálogo" para alcanzar una solución antes del 24 de noviembre