Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 Actualizado: 13:39 h.

MEMORIA HISTÓRICA

El Ayuntamiento de Talavera veta una placa en memoria de los presos políticos del franquismo

El Gobierno del 'popular' Jaime Ramos impide colocar la distinción que homenajea a los prisioneros republicanos que construyeron la presa y el canal del Alberche. En su escrito, el regidor sugiere a los promotores de la iniciativa que instalen la placa fuera de la ciudad.

La placa con la que se iba a homenajear a los presos del franquismo | periodicoclm.es
La placa con la que se iba a homenajear a los presos del franquismo | periodicoclm.es

TOLEDO.- El Consistorio talaverano, presidido por el 'popular' Jaime Ramos, no autoriza la instalación de una placa en memoria de los presos políticos de la dictadura franquista que, entre los años 40 y 50, construyeron la presa y el canal bajo del río Alberche. Respecto a la excusa esgrimida, el Ayuntamiento dice vetar este distintivo porque contiene en su diseño una bandera de la Segunda República.

Una placa que se pretendía colocar en la avenida de la Real Fábrica de Sedas, frente al instituto Ribera del Tajo, señalando así este enclave como "lugar de memoria" en recuerdo de los presos y sus familias, "que también sufrieron injustamente la represión", tal y como recogía la moción aprobada por el Pleno municipal en septiembre de 2015 ‑a la que el PP votó en contra pero que sí apoyaron los dos exediles de Ciudadanos, hoy integrados en su Gobierno‑ en la que se reclamaba la realización de un homenaje a las víctimas del régimen franquista en la comarca de Talavera. 

Homenaje que finalmente tendrá lugar este sábado, 4 de noviembre, a las 12 de la mañana, en el Centro Cultural Rafael Morales de la Ciudad de la Cerámica. Un acto para el que el Gobierno municipal sí pone a disposición el local, eso sí "debiendo solicitar dicho espacio en el propio centro y siguiendo el trámite ordinario", tal y como comunica el alcalde a los organizadores en un escrito con fecha 30 de octubre. 

Con esta no obstaculización a la celebración del acto homenaje, el equipo de Gobierno da por cumplida "estrictamente" su parte con el texto de la moción aprobada por el Pleno. Así, en el escrito remitido a los organizadores explica Ramos que "no teniendo vinculación con el contenido de la moción los tres lugares propuestos para la colocación de la placa cerámica" se desestiman todas las ubicaciones. Además, "recomiendan" su instalación "en las inmediaciones de la presa" ‑lo cual la llevaría fuera del término municipal de Talavera de la Reina, al estar situada ésta en Cazalegas‑ para finalmente reafirmar "la voluntad" del equipo de Gobierno de cumplir lo aprobado por el Pleno.

Escrito para solicitar la colocación de la placa y respuesta del alcalde talaverano

Algo "absolutamente inadmisible" para los organizadores del acto, en primer lugar, porque es un término municipal en el que Ramos "no tiene jurisdicción alguna" y, fundamentalmente, porque con esta recomendación viene a demostrar "su falta de respeto y de compromiso, tanto con las víctimas que realizaron un trabajo esclavo, a las que se vuelve a despreciar", como al faltar a lo acordado por la mayoría del Pleno, tal y como destacaban los portavoces de dos de los colectivos organizadores, PSOE y Ganemos, tras conocer la respuesta del equipo de Gobierno a su solicitud. 

En nota de prensa recuerdan cómo el año pasado, "concretamente el 14 de abril de 2016, y en reunión con los colectivos organizadores, se barajaron varios espacios dentro del término municipal de Talavera, que se corresponden a las tres ubicaciones solicitadas". Entonces Ramos "se comprometió a colaborar en la financiación", lo que viene a demostrar "una vez más, que no es de fiar y que, por supuesto, no respeta las reglas de juego de la democracia, despreciando la participación ciudadana". 

Asimismo, consideran que la sugerencia de colocar la placa en la presa, en el término de Cazalegas, es más que una "burla", porque "le ha faltado decir que colocáramos la placa dentro del pantano, debajo del agua, para que no la vea nadie"

Una restrictiva lectura del acuerdo hecha por los ‘populares’, que basan su negativa a la colocación de la placa en que no se ha contado con nadie del Gobierno municipal para consensuar su diseño, y que ahora, una vez realizado, se les quiere "imponer", tal y como señalan desde el equipo de Jaime Ramos en un comunicado, apuntando además que no admitirán símbolos no recogidos en la Constitución ‑en referencia a la bandera republicana‑. 

A pesar de la negativa municipal a la instalación de la placa, el acto de homenaje convocado por los partidos políticos PSOE, Ganemos, IU, Podemos y PCE, así como por los sindicatos CCOO, UGT y STAS, y otros colectivos como el de investigación histórica Arrabal o el Foro por la Memoria, sigue adelante. 

Durante el acto se mostrará la placa cerámica que se pretendía colocar, y se esperará "a que en esta ciudad haya un Gobierno digno, con talante democrático y dispuesto a respetar, no solo los acuerdos de Pleno y la Ley de Memoria Histórica, sino el recuerdo y la dignidad de quienes se dejaron la salud y la vida construyendo unas infraestructuras que aún disfrutamos". 

ACTO DE JUSTICIA Y RECONOCIMIENTO

Un recuerdo a las cerca de 6.000 personas que participaron en la construcción de casi 300 kilómetros de canal para 10.000 hectáreas de regadío. Prisioneros republicanos que ejecutaron "la obra pública más importante de la ciudad y la comarca", según explicaba hace unos días la portavoz del Grupo Municipal de Ganemos en el Ayuntamiento, Sonsoles Arnao. 

Desde el PSOE talaverano consideran que este homenaje es "un acto de justicia" para reconocer "el trabajo y el injusto sufrimiento" de mucha gente que "con su esfuerzo, su sangre y hasta su vida posibilitó el desarrollo de este territorio", afirmaba por su parte el portavoz socialista en el Consistorio, José Gutiérrez. 

Asimismo, recordaba que con este acto se da cumplimiento a un acuerdo plenario de hace más de dos años, que entonces ya contó con la oposición del Partido Popular, formación que ahora no está poniendo tampoco facilidades para llevarlo a cabo. 

Por su parte, desde el colectivo de investigación histórica Arrabal, el historiador César Pacheco explicaba que es "una asignatura pendiente" apoyar iniciativas a favor de quienes sufrieron la represión franquista en campos de trabajo. 

Recordaba así que la industria agroalimentaria resurgió entonces gracias a la huerta talaverana, y añadía que la construcción de esta infraestructura hidráulica supuso "uno de los grandes pilares de la economía local del siglo XX" para Talavera y su comarca. 

EXIGEN LA DIMISIÓN DE RAMOS 

Mientras tanto, después de conocer el veto del equipo de Gobierno talaverano, el Foro por la Memoria de Castilla‑La Mancha ha manifestado a PeriódicoCLM que Jaime Ramos  "debe dimitir" como alcalde por negarse a permitir la colocación de la placa en homenaje a las víctimas del franquismo, a los presos políticos que trabajaron en el canal del Alberche.

Con esta actitud, denuncia el portavoz del colectivo, Xulio García, el regidor de Talavera de la Reina "se sitúa al lado de los verdugos franquistas, al lado de los golpistas de 1936", por lo que exigen su renuncia.