Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 23:06 h.

MALTRATO ANIMAL

Detenido en Toledo por matar a dos perros arrojándolos a un pozo

La Guardia Civil arresta al individuo acusado de acabar con la vida de ambos animales en Quismondo. Se trataba de dos hembras de las razas podenca y beagle.

Fotografía utilizada en Twitter por la Guardia Civil para ilustrar el arresto
Fotografía utilizada en Twitter por la Guardia Civil para ilustrar el arresto

TOLEDO.- Un vecino de 38 años de la localidad toledana de Quismondo, cuyas iniciales son M.R.L., ha sido detenido por la Guardia Civil acusado de dos delitos de maltrato animal, al arrojar a dos perros vivos a un pozo, causándoles la muerte por ahogamiento

Un suceso que se producía el pasado mes de enero, en un solar ubicado en este pueblo de poco más de mil quinientos habitantes. Un testigo fue quien dio la voz de alarma y se puso en contacto con el servicio de emergencias 112 para denunciar que había visto al hombre deshacerse de los dos animales. 

Hasta el lugar de los hechos se desplazaba una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Toledo, así como una dotación de Bomberos del Parque de Santa Olalla, que fueron los encargados de recuperar los cuerpos sin vida de ambos perros

De este modo, los agentes de la Guardia Civil pudieron comprobar que se trataba de dos hembras de las razas podenca y beagle, y verificó que ambos ejemplares  portaban su correspondiente microchip, lo que permitió localizar a los propietarios de los animales. Ambos informaron a los agentes que habían cedido los dos canes a un vecino de Quismondo, lo cual acreditaron documentalmente. 

Así, se emprendieron las gestiones oportunas para localizar a esta persona, la cual contaba con numerosos antecedentes policiales, alguno de ellos también por maltrato animal, tal y como ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha. 

Finalmente el Seprona localizó a este hombre en la localidad de Fuensalida, situada a unos veinte kilómetros de Quismondo, donde fue detenido acusado de dos delitos de maltrato animal y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Torrijos. La Guardia Civil agradece la colaboración ciudadana y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone, el 062, está siempre a su disposición.