Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 Actualizado: 13:34 h.

MEDIO AMBIENTE

Hallan muerto un lince ibérico en una trampa ilegal en Toledo

Los agentes medioambientales y el Seprona investigan los hechos, que podrían ser constitutivos de delito. El ejemplar, un macho nacido en 2015 y liberado en febrero de 2016, es el noveno que pierde la vida en Castilla‑La Mancha en lo que va de año.

Fotografía de archivo de un lince ibérico en cautividad | EFE/Jose Manuel Vidal
Fotografía de archivo de un lince ibérico en cautividad | EFE/Jose Manuel Vidal

TOLEDO.- Una trampa ilegal ha acabado con la vida de un lince ibérico en la localidad toledana de San Pablo de Montes. Según la información publicada en la web del proyecto Life+Iberlince y recogida por periodicoclm.es, el animal fue encontrado el pasado día 12 de octubre en dicho término municipal, en el que se encuentra una de las áreas de reintroducción para la especie.

Se trataba de un lince macho nacido en 2015 y liberado en Montes de Toledo en febrero de 2016. El cadáver del ejemplar fue trasladado al Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI), donde se le realizó la necropsia correspondiente.

Tanto los agentes medioambientales como el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) están realizando las actuaciones pertinentes para esclarecer estos hechos, que serían constitutivos de delito.

Con la muerte de este ejemplar, son nueve los linces ibéricos muertos en la Castilla-La Mancha en lo que va de año, ya que a las siete muertes registradas por atropello, se suma también la de Kaplan, a principios de este año como consecuencia de un problema renal y ahora la de este ejemplar en una trampa ilegal.

Desde que se puso en marcha el programa de reintroducción de la especie en Castilla-La Mancha en 2014, son veintiuno los ejemplares de lince ibérico muertos en Castilla-La Mancha, doce de ellos por atropellos en carreteras de las provincias de Ciudad Real y Toledo y el resto, por otras causas.

EL PEOR AÑO PARA EL LINCE IBÉRICO

La organización conservacionista WWF, del inglés ‘World Wildlife Fund’; en español ‘Fondo Mundial para la Naturaleza’, ha advertido tras esta última muerte que 2017 es ya el peor año para el lince ibérico, con 33 ejemplares muertos por distintas causas.

WWF entiende que es una situación "inaceptable", puesto que representa una amenaza para el proceso de recuperación de la especie, ralentizando así los esfuerzos realizados para sacar al lince ibérico de la categoría 'en peligro crítico' de extinción.

Para revertir esta situación, el colectivo conservacionista ha dicho que denunciará los hechos en el Ministerio de Fomento para que actúe de forma urgente y critica al departamento de Íñigo de la Serna porque todavía no ha puesto en marcha las grandes obras prometidas en las carreteras para evitar estas muertes, a pesar de contar con financiación por parte de las autoridades ambientales europeas.

Además, en el ámbito autonómico, los ecologistas han pedido a las consejerías correspondientes de Andalucía y Castilla-La Mancha que incrementen sus esfuerzos para arreglar las carreteras de su competencia y construyan los pasos de fauna necesarios.

Tras los atropellos, la persecución directa por furtivismo y por la colocación de trampas ilegales como lazos son la segunda causa de muerte no natural de linces, que ya ha acabado con la vida de al menos cinco ejemplares este año.

Por esta razón, los conservacionistas solicitan colaboración ciudadana para que el Seprona pueda encontrar a los culpables de estos hechos delictivos y sean llevados ante la justicia.