Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:49 h.

Detienen al responsable de colocar salchichas con alfileres para matar perros en Toledo

El análisis de los cebos reveló la presencia de un peligroso plaguicida denominado 'Aldicarb', cuya comercialización está prohibida en la Unión Europea. Este veneno fue localizado en el registro de la vivienda del detenido.

Algunas de las salchichas envenenadas con alfileres que colocó el detenido | EP
Algunas de las salchichas envenenadas con alfileres que colocó el detenido | EP

Una investigación dirigida y coordinada por agentes de la Policía Nacional de Toledo, en la que han colaborado Agentes Medioambientales de Castilla la-Mancha, agentes de Policía Local y la Fundación 'Alma Animal', ha conducido a la identificación y detención del presunto autor de la preparación y colocación de cebos intoxicados que había ocasionado el envenenamiento de varios canes en el Barrio de Santa María de Benquerencia de la capital castellano-manchega.

Las investigaciones comenzaron después de que a mediados del pasado mes de enero se localizaran los primeros cebos en varias calles del Polígono Residencial, entre ellas Río Boladiez, Río Mesa y Paseo Gómez Manrique.  Dichos cebos, estratégicamente colocados, consistían en trozos de salchichas intoxicadas o con alfileres insertados en su interior y su fin era provocar la muerte o grandes sufrimientos a los animales que pudieran ingerirlos (presumiblemente perros o gatos).

Según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, las pesquisas de los investigadores de la Policía Nacional se centraron  rápidamente en torno a un varón, residente en ese barrio y de carácter conflictivo que ya habría tenido enfrentamientos con otros vecinos que le habrían reprendido por su forma de tratar a los animales.

'Aldicarb', el veneno encontrado durante la detención

A principios del mes de marzo, esta misma persona fue detenida a raíz de una denuncia interpuesta por la Fundación 'Alma Animal', después de que una perrita, propiedad del investigado, fuera rescatada por el encargado de un camión de recogida de residuos instantes antes de que se activara la trituradora. Previamente, la perra había sido arrojada a un contenedor sito en la calle Río Mesa.

Alfileres que se encontraban en el interior de las salchichas | EP

Paralelamente, los investigadores de la Policía Nacional habían solicitado a Medio Ambiente el análisis de una muestra de salchichas que habían ocasionado una severa intoxicación a una perra llamada 'Kala'. El análisis practicado reveló la presencia de un potente y peligroso plaguicida denominado 'Aldicarb', cuya comercialización está prohibida en la Unión Europea y cuya ingestión puede provocar fallos en el sistema nervioso, dando lugar a convulsiones, colapsos respiratorios  y, en el caso de exposiciones prolongadas, ocasionar incluso la muerte.

Otro dato relevante para la investigación fue el conocimiento de que el principal sospechoso habría trabajado en diversas fincas en la provincia de Toledo, estando acostumbrado a cuidar animales a quienes habría tenido que tratar en diferentes momentos y que, igualmente, tendría experiencia en el uso de plaguicidas para erradicar la existencia de diversos insectos o animales que podrían dañar los frutales u hortalizas.

La fase final de la operación tuvo lugar el 17 de marzo, fecha en la que agentes de la Policía Nacional, conjuntamente con agentes medioambientales y perros especializados en la búsqueda de venenos, se personaron en el domicilio del investigado, realizándose un registro en la vivienda, localizando en su interior un frasco etiquetado conteniendo 'Aldicarb' procediéndose a su detención como presunto autor de un delito continuado de maltrato animal.