Sábado, 21 de Octubre de 2017 Actualizado: 01:25 h.

TRIBUNALES

La Seguridad Social recurre la sentencia que incrementaba la pensión a tres huérfanos por violencia machista

Los menores, que están a cargo de su abuela, reciben 149,13 euros mensuales entre los tres como pensión de orfandad tras el asesinato de su madre en 2009. Una resolución judicial, ahora apelada, ordenaba aumentar la prestación un 32% con efecto retroactivo.

Imagen de archivo de una mujer con una pancarta contra la violencia machista | EFE
Imagen de archivo de una mujer con una pancarta contra la violencia machista | EFE

TOLEDO.- La Seguridad Social ha recurrido la sentencia emitida el pasado 7 de julio por el juzgado de lo Social número 2 de Toledo, que ordenaba incrementar las pensiones de orfandad a tres menores toledanos que quedaron huérfanos después de que su madre fuera asesinada por su padre.

Con esta decisión, la Administración pretende impedir que dichos niños vean aumentada su prestación del 20% al 52% de la base reguladora, una medida que además se iba a producir con efectos retroactivos desde el 19 de junio de 2009, cuando la Audiencia Provincial de Toledo condenó al progenitor como autor del homicidio de su mujer.

Cabe destacar que el auto dictado por la magistrada Belén Tomás Herruzo fue muy crítico con la actuación de la Seguridad Social, que solo aceptaba reconocer el derecho al incremento de la pensión de orfandad desde mayo de 2015 tras denegar en varias resoluciones las reclamaciones que venía planteando la abuela de los niños ‑que se hizo cargo de los nietos desde el asesinato de su hija y fue reconocida como tutora legal en 2014‑.

La titular del juzgado señalaba en su sentencia que el padre, desde que fue condenado por el asesinato de la madre de los menores, "perdió su condición de hipotético beneficiario de la pensión de viudedad". Por lo tanto, "la Seguridad Social, que ya no tenía que reconocer a nadie esa pensión, debió incrementar de oficio el porcentaje de la prestación de orfandad de los tres niños".

Así lo establece la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que entró en vigor en enero de 2008 y que a su vez motivó la modificación, por Ley 26/2015, de la Ley General de la Seguridad Social.

Además, la magistrada apuntaba que "la finalidad de la Ley Orgánica 1/2004 era solventar la especial desprotección en la que se encuentran los huérfanos de violencia de género" y que no solo pretende impedir el percibo de una prestación por parte del autor de una muerte dolosa, "sino que también, y especialmente, persigue proteger a los menores huérfanos".

Por ello desestimó los argumentos esgrimidos por la Seguridad Social sobre plazos reglamentarios supuestamente incumplidos por la abuela de los niños, y subrayó que era a la Seguridad Social a la que "correspondía incrementar de oficio la prestación de orfandad de los menores y abonar las diferencias económicas", más aún cuando “conocía las circunstancias del fallecimiento” de la madre “y la prisión provisional del padre, y además era conocedora de que por tal hecho no se había concedido pensión de viudedad alguna.”

La jueza Herruzo censuraba, además, la pretensión de la Seguridad Social de “hacer depender los derechos económicos” de los huérfanos de que así lo solicitaran expresamente los beneficiarios; y recalcó que “en modo alguno es exigible a la persona que se ha hecho cargo de ellos ‑desde que tenían 4 meses, 3 años y 4 años‑, que además de criarlos, educarlos y de atender sus necesidades básicas, está incursa en procedimientos penales por el fallecimiento de su hija y de privación de la patria potestad del padre de los menores para poder ser reconocida tutora legal, deba también estar al corriente de las reformas legislativas ‑de la Seguridad Social‑ para garantizar y salvaguardar los derechos económicos de los que son acreedores sus nietos”.

Sentencia favorable a los tres huérfanos toledanos por violencia machista

149,43 EUROS ENTRE LOS TRES

Ahora, la Seguridad Social recurre ante el alto tribunal castellano‑manchego dicha sentencia, entorpeciendo así que estos huérfanos por violencia machista aumenten su prestación de orfandad, que hasta el momento es de 149,13 euros mensuales entre los tres.

Una apelación que el líder toledano de Comisiones Obreras, José Luis Arroyo, ha tachado de "inaceptable", pues considera que “es paradójico que el Gobierno de la Amnistía a defraudadores, persiga la pensión obtenida judicialmente de unos huérfanos de una mujer asesinada por violencia doméstica”.

Además, ha dicho que es incomprensible una situación así, sobre todo para una familia "que volverá a pasar por el calvario de un proceso judicial en un tema tan sensible". Por esta razón, Arroyo ha denunciado "la poca sensibilidad que muestra el Ejecutivo de Mariano Rajoy en casos como este, después del tan anunciado acuerdo del Pacto contra la Violencia de Género".