Lunes, 23 de Octubre de 2017 Actualizado: 11:59 h.

ADMITIDA A TRÁMITE

Segunda querella contra el jefe superior de la Policía de Castilla‑La Mancha por acoso laboral

Félix Antolín Diego suma otra denuncia por ‘mobbing’. El querellante expone que comenzó a ser amenazado tras testificar en el proceso judicial de un compañero.

Cospedal y Zoido junto a Félix Antolín , jefe de la Policía en la región | Twitter
Cospedal y Zoido junto a Félix Antolín , jefe de la Policía en la región | Twitter

TOLEDO.- El Juzgado de Instrucción Número 1 de Guadalajara ha abierto diligencias previas contra el nuevo jefe Superior de Policía de Castilla-La Mancha, Félix Antolín Diego, que ha vuelto a ser denunciado por un agente como presunto autor de un delito de acoso laboral durante su etapa como jefe del Grupo Especial de Operaciones (GEO).

Concretamente, el Sindicato Unificado de Policía ha informado de la admisión a trámite de la querella, adjuntando una copia de la misma, y en la que también se denuncia a otros tres responsables del GEO.

Esta es la segunda denuncia por hechos similares hacia Antolín y, de hecho, el 1 de febrero de 2017 el mismo juzgado alcarreño dictó un auto en el que acordaba continuar las diligencias previas por otro presunto delito contra la integridad laboral y un presunto delito de lesiones.

En la nueva denuncia, el querellante expone que los hechos se iniciaron en marzo del año 2015, cuando los responsables denunciados conocieron que éste había decidido testificar en el procedimiento judicial de su compañero.

Según el texto de la querella, comenzó a ser acosado por mensajes de 'whatsapp' -que adjunta en la misma- y apunta que la situación empeoró a la vuelta de un viaje, cuando pararon a comer en un restaurante, y dos de los querellados le "increparon y amenazaron, en presencia de la mayoría de los componentes de la misión".

Expone que, después, fue "apartado por completo de gran parte de las funciones inherentes a su puesto de trabajo, asignándole en su gran mayoría, servicios de poca entidad, retirándole la posibilidad de la realización de cursos formativos internos de la unidad y no siéndole reconocido ni otorgando condecoración alguna por los servicios realizados".

Señala que sufrió "una situación humillante y discriminatoria, y soportando un claro ejemplo de acoso laboral, todo ello por orden de sus superiores jerárquicos".

"Su día a día en el trabajo", señala su abogado, "ha sido un auténtico suplicio, teniendo que ver cómo compañeros de su misma promoción consiguen éxitos profesionales, así como mantienen una vida personal saludable y feliz, y mientras tanto él se ve relegado al más absoluto rechazo y desamparo".

El agente ha sido citado el próximo miércoles 8 de marzo por el juez para que ratifique la querella presentada.

En nota de prensa, el sindicato policial ha denunciado que, "una vez más", se evidencia "la dejación de funciones" de la Dirección General de Policía, que "dolosamente omite hechos tan graves", "obviándolos a la hora de realizar nombramientos y de mantener a mandos policiales investigados al frente de responsabilidades operativas en una comunidad autónoma".

Su compañero denunció en marzo de 2015, tras haber sido cesado de su cargo como subinspector, el acoso sufrido por parte del actual Jefe Superior de Policía de Castilla-La Mancha y de un inspector jefe.

El cese fue revocado en julio de 2016 por la Sección VII de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que falló en contra de la Dirección General de Policía, obligando a reintegrar al funcionario, y a ser repuestos los derechos económicos y administrativos que le habían sido suprimidos en el momento del cese.

En paralelo, continúa la querella por vía penal en el juzgado de Guadalajara, que decidió el pasado febrero dar el primer paso para abrir juicio oral.