Lunes, 21 de Agosto de 2017 Actualizado: 19:41 h.

LUTO REGIONAL

Castilla‑La Mancha da su último adiós a la consejera Elena de la Cruz

Multitudinaria despedida a la responsable de Fomento del Gobierno autonómico, fallecida ayer a los 44 años tras una leucemia que le diagnosticaron cinco días antes.

Salida del féretro de Elena de la Cruz de la concatedral de Santa María | EFE
Salida del féretro de Elena de la Cruz de la concatedral de Santa María | EFE

GUADALAJARA.- Multitud de personas, familiares, amigos y representantes de la clase política, empresarial y social de Castilla-La Manchan han dado hoy su último adiós a la consejera Elena de la Cruz, fallecida ayer a los 44 años, tras una leucemia que le diagnosticaron cinco días antes.

El funeral de la que fuera responsable regional de Fomento se ha celebrado en la concatedral de Santa María de Guadalajara, donde ha llegado el féretro a las once de la mañana, acompañado de la familia y de los miembros del Gobierno regional encabezados por el presidente, Emiliano García-Page.

Desde los primeros bancos han seguido las exequias su esposo, Óscar, sus padres y sus dos hermanos, que han estado acompañados, entre otras autoridades, del propio Page y de la ministra de Defensa y expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

La homilía ha sido oficiada por el vicario general, Agustín Bujeda, quien ha recordado que Elena de la Cruz, madre de una niña de diez años, se casó en ese mismo templo en el año 2004 y ha lamentado su muerte "inesperada" que ha supuesto "un palo para todos".

"Ella murió con los zapatos puestos", ha afirmado Bujeda, ya que fue el pasado jueves en la tribuna de oradores de las Cortes de Castilla-La Mancha, durante su intervención en la sesión plenaria, donde comenzó a sentirse mal y desde donde fue trasladada hasta el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde falleció ayer.

Así, el vicario ha destacado la "vocación política" de la consejera, así como su amor por el arte, especialmente, por la pintura. "En el cielo estará dibujándonos a todos para siempre", ha asegurado y también ha recordado "la sonrisa que tenía Elena para todos" y su "amabilidad", así como su faceta de docente.

"Que nuestras lágrimas se conviertan en esa sonrisa que tenía siempre Elena", ha pedido el vicario, acompañado por el presidente de la Asociación Comisión Católica Española de Migración, Braulio Carlés, que le ha ayudado en los oficios.

Entre los que han llenado la concatedral para rendir homenaje a la consejera fallecida también se encontraban el presidente de las Cortes regionales, Jesús Fernández Vaquero; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, y el exmandatario regional José María Barreda.

Todo el Consejo de Gobierno ha acudido a despedir a la que hasta ayer era su compañera en el Ejecutivo regional, del mismo modo que también han estado directores generales de la Junta, diputados nacionales, senadores y parlamentarios regionales de PSOE, PP y Podemos, los tres grupos políticos con representación en las Cortes.

Además, al funeral han acudido varios centenares de personas, entre ellos también el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Collado, el rector de la Universidad de Alcalá de Henares, Fernando Galván, y miembros de la Escuela de Arte de Guadalajara, de la que fue directora De la Cruz durante una década.

También varios presidentes de las diputaciones provinciales, como el de Toledo, Álvaro Gutiérrez, o el de Ciudad Real, José Manuel Caballero, y alcaldes, como la de Toledo, Milagros Tolón; la de Ciudad Real, Pilar Zamora, o el de Talavera de la Reina, Jaime Ramos, han arropado a los familiares de Elena de la Cruz.

Los bomberos de Guadalajara, de los que Elena de la Cruz fue responsable de su gestión durante su etapa de concejala en el Ayuntamiento de la capital, han acudido, asimismo, al sepelio.

El funeral ha transcurrido durante una hora y después el féretro, que ha salido entre aplausos de todos los presentes, quienes han guardado un minuto de silencio, ha sido trasladado al tanatorio de la ciudad, para ser incinerado.