Viernes, 22 de Septiembre de 2017 Actualizado: 06:32 h.

TRIBUNALES

Condenan a Interior a devolver la multa impuesta a un sindicalista por protestar contra el PP

Ramón González fue sancionado con 500 euros por manifestarse contra los despidos de interinos del Gobierno de Cospedal en 2012. Ahora la Justicia da la razón al dirigente de Comisiones Obreras tras considerar que se vulneró su derecho a la defensa.

Ramón González, sindicalista beneficiado por la sentencia judicial | Archivo
Ramón González, sindicalista beneficiado por la sentencia judicial | Archivo

TOLEDO.- El Ministerio del Interior ha sido condenado a devolver a un sindicalista castellano‑manchego los 500 euros de multa que le impuso por movilizarse contra los despidos de interinos del Gobierno de María Dolores de Cospedal en el año 2012

Así lo ha decretado el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Toledo, que ordena a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha a devolverle la cantidad con la que fue sancionado hace cinco años al considerarle "responsable de una concentración no autorizada" para denunciar los polémicos despidos masivos de interinos que hizo el Ejecutivo regional del Partido Popular.

Una acusación sobre la que se impidió defenderse al responsable de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha, Ramón González, tal y como reconoce el juez en la sentencia, y se le impuso la sanción sin abrir periodo probatorio y sin practicar las pruebas testificales reclamadas por el responsable sindical. 

Para el magistrado queda claro que la prueba testifical propuesta por el sancionado "era completamente pertinente", por lo que "la instructora del expediente debió admitirla y practicarla en debida forma". Al no hacerlo, asegura, "causó indefensión al interesado" y a la vista de la reiterada jurisprudencia constitucional, "vulneró su derecho de defensa"

Estima así el juez el recurso interpuesto por Ramón González contra la resolución del Ministerio del Interior de fecha 23 de octubre de 2015, por la que se desestimaba el recurso de alzada interpuesto previamente por el sindicalista contra la resolución de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, de 1 de febrero de 2103, que le sancionaba con 500 euros "por infracción grave en materia de Protección de la Seguridad Ciudadana"

Además de declarar nula la resolución recurrida, y ordenar así la devolución a González de los 500 euros, el juez también condena al Ministerio del Interior a las costas del proceso. 

Sentencia favorable al sindicalista Ramón González

SEIS SANCIONES, TODAS RECURRIDAS Y ANULADAS 

Hasta en seis ocasiones fue sancionado este dirigente autonómico de Comisiones Obreras por el entonces delegado del Gobierno en Castilla‑La Mancha, Jesús Labrador ‑hoy senador por Toledo y portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Toledo‑. Multas que sumaron un importe total de 3.000 euros, cantidad que le ha tenido que ser devuelta a Ramón González al haber sido anuladas todas y cada una de las sanciones impuestas por este motivo. Unas en la fase administrativa, mediante los recursos de alzada presentados, y otras por la vía judicial, mediante recursos contenciosos. 

González asegura que "en su afán por reprimir las lógicas, legítimas y más que justificadas movilizaciones" de los interinos en defensa de sus puestos de trabajo, a Labrador no le importaba "saltarse a la torera una y otra vez el Estado de Derecho", eludiendo "las más elementales garantías constitucionales y atropellando derechos tan básicos como el de defensa". 

Para el responsable sindical resulta alarmante la "arbitrariedad" con la que algunas personas, como Jesús Labrador, son capaces de "utilizar en su interés o en el de su partido" las potestades que conllevan los cargos públicos que ocupan. Como aún más alarmante resulta que "la tenebrosa ‘Ley Mordaza’ del PP haya multiplicado las posibilidades de las autoridades administrativas para perseguir, reprimir y sancionar a su antojo".