Viernes, 22 de Septiembre de 2017 Actualizado: 07:14 h.

SIN PREBENDAS

Los miembros de Podemos en el Gobierno de Page renuncian al coche oficial y limitan sus salarios

Todos los altos cargos y asesores del partido morado renuncian a sus privilegios y solo cobrarán tres veces el Salario Mínimo Interprofesional. José García Molina e Inmaculada Herranz anunciaron medida en el Palacio de Fuensalida.

TOLEDO.- Todos los altos cargos y asesores de Podemos en el Gobierno de Emiliano García‑Page han renunciado a cualquier tipo de privilegio que les confiera esta posición, como por ejemplo el coche oficial, y también donarán parte de sus sueldos, cuyo excedente será utilizado para financiar a la formación morada y a los proyectos sociales, culturales y educativos seleccionados desde el programa Impulsa. 

Medidas contempladas en el código ético de Podemos, a las que además del vicepresidente segundo, José García Molina, y la consejera encargada de coordinar el Plan de Garantías, Inmaculada Herranz, se suman todos los miembros de sus respectivos gabinetes. Así lo han anunciado este jueves ambos durante su primera rueda de prensa en la sede de la Presidencia del Ejecutivo autonómico, el toledano Palacio de Fuensalida, donde García Molina y Herranz han aprovechado para dejar clara cuál ha sido su primera medida tras tomar posesión, "la renuncia a cualquier prebenda". 

En este sentido, el vicepresidente segundo ha recordado que atendiendo a lo contemplado en el código ético del partido morado, ambos renuncian a "cualquier privilegio jurídico o material". Renuncian así, por ejemplo, al coche oficial que les corresponde, y apuntan que "seguiremos haciendo los viajes en nuestros medios particulares o en transporte público"

Asimismo, Molina y Herranz serán "pioneros en Castilla-La Mancha" al asumir la limitación salarial que tienen todos los cargos públicos de Podemos. Cobrarán el sueldo íntegro que les corresponda según lo establecido para los cargos de vicepresidente y consejera, pero reteniendo para sí únicamente la cantidad correspondiente a tres veces el Salario Mínimo Interprofesional. Del excedente, ha detallado García Molina, una parte se destinará a la financiación del partido y otra se donará a los proyectos Impulsa. A modo de ejemplo, el vicepresidente segundo ha detallado que, en el marco de esta iniciativa, en 2016 se concedió a la Fundación Nipace, que trabaja con niños con parálisis cerebral "un premio de 50.000 euros", y este año a Afanion, se le ha entregado otro "premio de 3.000 euros" provenientes de estos "excedentes". 

Una limitación salarial a la que además de Herranz y García Molina ‑quien ya la tenía tras su paso por las Cortes como diputado‑, se acogerán "todos los miembros del gabinete" que ya se han incorporado tanto a la Consejería como a la Vicepresidencia. Todos ellos cobrarán como máximo esos tres salarios mínimos interprofesionales, dedicando el excedente a "financiar actividades del partido y los proyectos Impulsa".  

PRIORIDADES Y LÍNEAS DE ACTUACIÓN 

En esta primera toma de contacto en el Palacio de Fuensalida, además de anunciar oficialmente su renuncia a los privilegios de sus respectivos cargos, José García Molina e Inmaculada Herranz han detallado cuáles son las prioridades de sus departamentos. 

Herranz, que ha recordado su trayectoria en el ámbito académico centrado en la "investigación de la desigualdad social y medición de la pobreza", destacaba que su equipo ya está trabajando con el Plan de Garantías Ciudadanas como centro de su acción.   

Una actuación enmarcada en la entrada en este "gobierno de colaboración por objetivos", que tiene como elemento central dicho Plan. En este sentido, ha avanzado que serán tres las líneas en las que desarrolle, trabajando así por una parte en la modernización de la Administración a través de la creación de una ventanilla única; por otra el garantizando una cobertura integral y por último con la implantación de la renta garantizada, "elevando a derecho" la cobertura de las necesidades básicas de los ciudadanos. 

Desde la Vicepresidencia segunda, por su parte, García Molina apuntaba que su empeño se centrará en "dar continuidad, mejorar y ampliar" las cuestiones que estén bajo su responsabilidad. En este sentido ha apuntado, por ejemplo, que tras la aprobación hace unos meses de la Ley de Transparencia, desde su departamento se trabajará para que "se aplique bien" y dentro de lo posible "ampliar los procesos". 

Asimismo, el vicepresidente segundo apuesta por "mejorar y profundizar las relaciones con Europa", por lo que ha asegurado que uno de sus leitmotiv será que "lo mejor de Europa esté en Castilla-La Mancha". Ha insistido así en la necesidad de "profundizar" las relaciones con Europa y todas las posibilidades que esto ofrece. 

"Renunciamos a los privilegios, pero no a que Castilla-La Mancha se convierta en uno de los mejores lugares para vivir", ha afirmado García Molina. "No queremos ser más que nadie, pero tampoco menos que nadie" y por ello "no renunciamos a que nuestra gente pueda vivir con dignidad", ha sentenciado.