Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:52 h.

Un viceconsejero de Page fue socio del dueño de la planta ilegal incendiada en Chiloeches

Sergio David González Egido, número dos de Medio Ambiente en el Gobierno de Castilla-La Mancha, sigue figurando como apoderado de ‘Biocombustibles del Henares’, una sociedad participada por Layna.

Sergio David González Egido, viceconsejero de Medio Ambiente | EFE
Sergio David González Egido, viceconsejero de Medio Ambiente | EFE

Esta mañana, la revista Interviú daba a conocer la relación empresarial del viceconsejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Sergio David González Egido, con el dueño de la empresa que operaba en el polémico almacén de residuos incendiado en Chiloeches, Pablo Layna.

Dicho medio desvela en un artículo de investigación los presuntos vínculos del número dos de Emiliano García-Page con este empresario. Concretamente, González Egido habría sido socio de Layna, administrador único y apoderado del ‘Grupo Hermanos Layna’, en la sociedad ‘Biocombustibles del Henares’, durante siete meses en el año 2013.

Además, la misma fuente asegura que González Egido continúa figurando a día de hoy como apoderado de esta empresa, aunque cesó como presidente y consejero el 27 de junio de ese mismo año.

Petición de cese

Tras conocerse la noticia, el Partido Popular de Castilla-La Mancha, a través de su portavoz, Carmen Riolobos, han pedido el cese "inmediato" del viceconsejero de Medio Ambiente y ha denunciado que la información apunta que la Junta tenía conocimiento desde el mes de enero de informes de prácticas ilegales empleadas por la empresa.

Por los mismos motivos, la dirigente ‘popular' también ha solicitado la comparecencia “urgente e inmediata” del presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, para "dar explicaciones de este caso tan turbio que está salpicando a su máximo responsable en materia medioambiental”.

Sabían cuando se iban a producir las inspecciones

"Este caso tan turbio está lleno de mentiras, falsedades y engaños", ha manifestado Riolobos, quien ha opinado que "el cúmulo de irregularidades es absolutamente escandaloso”, porque según ha destapado Interviú, se mezclaban residuos tóxicos con otros no peligrosos, se modificaban las placas que identifican la peligrosidad de los desechos transportados y se enviaban mezclas irregulares a vertederos de restos inertes no autorizados para recoger desechos peligrosos.

De la misma manera, Riolobos ha aseverado que los trabajadores de la planta incendiada “sabían cuando iban a recibir una inspección”. "Lo que el Gobierno de Castilla-La Mancha permitió fue la entrada y acumulación masiva de residuos peligrosos sabiendo que la empresa incumplía la normativa porque tenía informes desde hace bastante tiempo", ha lamentado la portavoz ‘popular’.

Y es que la revista Interviú señala que antes del incendio podrían haberse acumulado hasta 30.000 toneladas de residuos tóxicos que, al quemarse sin costear la clasificación ni el traslado a ningún cementerio, reportaron un beneficio de 2,25 millones de euros.

Presentó su dimisión en junio, pero Page le pidió retrasarlo

Por su parte, la portavoz de los socialistas en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha desvelado en rueda de prensa que Sergio David González presentó su dimisión en el mes de junio por "motivos personales", pero que el presidente regional, Emiliano García-Page, le pidió retrasarlo hasta que finalizara la campaña de extinción de incendios, en septiembre.

Fernández ha recalcado que actualmente el viceconsejero no tiene relación con esta persona, ya que “sus vínculos empresariales finalizaron en 2013 al disolver la sociedad que tenían de forma conjunta”.

Además, ha afirmado que González es una persona "honesta" y "honrada a carta cabal" que, "de ningún modo, querrá y habrá querido nunca que el Gobierno regional se vea en entredicho" por sus actividades.

El viceconsejero denunció este caso a la Fiscalía en agosto

Del mismo modo, la portavoz regional del PSOE ha asegurado que el González "no se casa ni con su padre", ya que presentó una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Guadalajara en el mes de agosto por “las prácticas ilegales de la empresa siniestrada, tras recibir informes de denuncia en los meses de enero y junio”.

Además, y en relación al PP, ha considerado que el PP "no tiene credibilidad" y ha argumentado que los 'populares' están "salpicados de escándalos a lo largo y ancho de España", por este motivo, ha estimado que "deberían ser prudentes" y, al mismo tiempo, ha resaltado el ejercicio de "transparencia" del viceconsejero de Medio Ambiente al ofrecer hoy una rueda de prensa para explicar la información publicada.

Por último, ha negado que los trabajadores de la planta incendiada supiesen cuando iban a recibir una inspección y ha asegurado que "los controles oficiales fueron siempre sin avisar", y ha añadido que el Gobierno de Castilla-La Mancha "ha exigido a todos los altos cargos que no tengan relaciones con empresas de las que se puedan beneficiar".