Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 22:26 h.

Tira y afloja entre Podemos y Page por un debate televisivo

Un 'cara a cara' en la televisión pública es la propuesta de José García Molina al presidente de Castilla-La Mancha para "aclarar" lo sucedido con los presupuestos. El Gobierno no está por la labor y apunta a las Cortes como escenario válido para debatir.

Emiliano García-Page junto a José García Molina | Foto: José Ramón Márquez
Emiliano García-Page junto a José García Molina | Foto: José Ramón Márquez

TOLEDO.- El secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, quiere un debate 'cara a cara' televisado con el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, para "aclarar" lo sucedido con los presupuestos, de modo que no sea todo un intercambio de declaraciones a los medios por una y otra parte.  

Una propuesta que el líder autonómico de la formación morada lanzaba el pasado lunes durante su participación en el programa 'Tercera Pantalla', en la televisión regional, en el que compartió mesa de debate con el diputado socialista José Luis Escudero y el portavoz del PP en las Cortes, Francisco Cañizares.

Pero no conforme con realizar la petición a través de la cadena pública, Molina ha reiterado su solicitud a través de una carta dirigida directamente al presidente de Castilla-La Mancha, que asegura enviar tras comprobar "con preocupación" el "ruido mediático generado, las palabras y acusaciones gruesas que se han vertido" tras el voto contrario de su partido a los presupuestos para 2017. 

Recuerda a Page que los avatares del resultado electoral llevaron a sus dos formaciones a "acordar una hoja de ruta compartida", acuerdos que desde hace meses "han distado mucho de dar los frutos esperados". Unas palabras con las que el secretario regional de Podemos dice no apuntar al pasado, "sino hacia el presente", por lo que considera que "la mejor manera" de defender sus diferentes puntos de vista respecto a esta situación es "la exposición e intercambio de ideas", para de este modo "quebrar los signos latentes de desconfianza"

Molina considera que los problemas de la región son demasiado complejos para que sean resueltos "de manera unilateral por una sola fuerza política", pero que además todo se "enreda aún más" cuando se emplean "las fuerzas y los recursos públicos" para "desacreditar a otras fuerzas políticas que no piensan o actúan" como hace el Gobierno. Un Ejecutivo al que también acusa de "justificarse culpabilizando a los demás" en lugar de orientarse a encontrar soluciones. 

Por todo ello, Molina propone a Page que "los secretarios generales de las tres fuerzas políticas con representación en las Cortes" -incluye en esta propuesta también al PP, que en su primer planteamiento dejó al margen-  protagonicen un debate "abierto a la ciudadanía, transparente y con buen tono" en la televisión pública regional. 

Una propuesta que, recuerda el secretario regional de la formación morada, García-Page ya realizó hace un tiempo a la anterior presidenta de Castilla-La Mancha, "sin encontrar respuesta". Una apreciación a la que añade con ironía su confianza en que "en esta ocasión tenga a bien atender esta demanda que considerará oportuna y legítima". 

EMPLAZAN A MOLINA A DEBATIR EN LAS CORTES

Una propuesta que el Gobierno de Emiliano García-Page no ha tardado en responder, recordando a Molina que el escenario de los debates son las Cortes de Castilla-La Mancha, donde "tienen verdaderas consecuencias". 

Concretamente, fuentes del Ejecutivo regional han señalado que es positivo debatir, pero han insistido en la necesidad de hacerlo "primero" en el Parlamento autonómico, que es donde se realizan las votaciones

Sobre las cuentas generales, el propio García-Page, en una rueda de prensa en Toledo, se ha mostrado convencido de que el presupuesto que no se ha aprobado y "el bloqueo presupuestario incomprensible para todo el mundo, va a tener arreglo". 

"Las consecuencias son tan serias y graves para tanta gente que tendrá arreglo más pronto que tarde", ha considerado el presidente autonómico, quien ha recalcado que "tanto diputados del PSOE como de Podemos han sido capaces de superar situaciones adversas". 

En este sentido, ha reconocido que están "pasando unos días dolorosos", ya que el proyecto de ley de presupuestos rechazado planteaba 300 millones de euros más para gasto social respecto al del ejercicio anterior. 

Por este motivo, ha considerado que sería un "contrasentido histórico" que se hubieran aprobado en años anteriores presupuestos dirigidos a realizar "recortes" y despidos de empleados públicos y que este año no vayan a aprobarse unas cuentas que son las "más avanzadas desde que dio la cara la crisis".