Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:47 h.

RUPTURA INMINENTE EN EL PSOE

Tensión entre Sánchez y García-Page: ni una llamada tras la ruptura con Podemos

Existe un profundo malestar en el PSOE de Castilla-La Mancha después de que Pedro Sánchez no telefoneara a García-Page para mostrar su apoyo ante el anuncio de la formación morada que puso fin al acuerdo de investidura.

Emiliano García-Page junto a Pedro Sánchez en una foto de archivo | EFE
Emiliano García-Page junto a Pedro Sánchez en una foto de archivo | EFE

TOLEDO.- Diferentes han sido las reacciones dentro de las filas del PSOE después de que Podemos anunciara ayer la ruptura del pacto que mantenía en Castilla-La Mancha con el Gobierno de Emiliano García-Page, aunque entre todas ellas la protagonista ha sido una llamada de Pedro Sánchez que nunca se llegó a producir.

Sobre este asunto, el portavoz del Gobierno castellano-manchego, Nacho Hernando, ha lamentado en una rueda de prensa que el líder nacional de los socialistas no haya telefoneado ni una sola vez al presidente regional para interesarse por la situación tras el fin del acuerdo.

“García-Page no ha recibido ninguna llamada del secretario general del PSOE para mostrar su apoyo o su preocupación", han sido las palabras que ha utilizado Hernando para desvelar la tensión entre ambos dirigentes.

En su opinión, es "tremendamente lógico" que se hubiese producido esa comunicación, aunque ha asegurado, no obstante, que Sánchez "a lo mejor ya disponía de las claves", aclarando seguidamente que “si tiene suficiente información no tiene por qué llamar para enterarse de más información".

Estas últimas declaraciones han sido las más agresivas que ha utilizado Hernando para manifestar el profundo malestar de los socialistas castellano-manchegos con la cúpula estatal, pues el joven portavoz ha dejado sobre la mesa la posibilidad de que Pedro Sánchez estuviera al tanto de la maniobra de la formación morada en la región.

Sánchez admite que no ha telefoneado a Page

Por su parte, Pedro Sánchez, en declaraciones a la Cadena SER, ha calificado de "gravísimo" que Podemos haya decidido romper el acuerdo de investidura con el PSOE en Castilla-La Mancha.

Asimismo, el secretario general del PSOE ha reconocido que no había hablado con García-Page desde que se conociera la decisión de la formación morada, aunque ha matizado que tanto el presidente castellano-manchego, como el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, donde el PSOE también gobierna en minoría, tienen "el apoyo del secretario general".

A su juicio, la decisión de Podemos de abandonar el apoyo al Gobierno del socialista Emiliano García-Page “responde al debate interno abierto en Podemos respecto a su relación con el PSOE a escala nacional”, ha aseverado Sánchez, y ha añadido que “lo que demuestra son las debilidades y contradicciones de un partido que se llama Podemos y el debate interno que mantiene en su relación con el PSOE”.

Para concluir, el líder socialista ha querido dejar claro que "lo importante es la gobernabilidad de Castilla-La Mancha y de Extremadura” y que “Podemos se moje y apoye" las cuentas de ambas regiones, porque en ambos casos se trata de "presupuestos sociales"