Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 08:45 h.

EMPRESAS PRÓXIMAS AL PP SE VIERON BENEFICIADAS

Los pufos millonarios que dejó Cospedal con su polémica Cumbre del Vino

La dirigente castellano-manchega del Partido Popular financiaba este evento deficitario a través de una empresa pública de gestión ambiental cuya finalidad ha sido siempre la lucha contra los incendios forestales.

María Dolores de Cospedal durante la I Cumbre Internacional del Vino | EFE
María Dolores de Cospedal durante la I Cumbre Internacional del Vino | EFE

TOLEDO.- Tras más de un año y medio desde el cambio de Gobierno, la herencia del Partido Popular en Castilla-La Mancha continúa condicionando el presupuesto del Ejecutivo de Emiliano García-Page.

Concretamente, la última deuda que acabamos de conocer asciende a 955.000 euros, y el motivo de la misma es la faraónica e innecesaria primera edición de la Cumbre del Vino impulsada en 2013 por María Dolores Cospedal.

Esta cifra la ha desvelado el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, que ha anunciado la liquidación de la misma a través de GEACAM, la empresa pública de gestión ambiental que utilizó el PP para organizar y diseñar este evento deficitario. Un procedimiento verdaderamente extraño si tenemos en cuenta que la finalidad de esta entidad ha sido siempre la lucha contra los incendios forestales.

Según filtró el actual Gobierno de Castilla-La Mancha, GEACAM contrataba con terceros el cien por cien de las prestaciones de la encomienda de la Cumbre del Vino, por lo que el servicio prestado realmente por dicha empresa pública es la contratación de servicios para la Junta, algo que constituiría un fraude a la legislación en la materia de contratación pública.

Además, también salió a la luz que los autobuses de la cumbre se pagaban desde GEACAM para garantizar la asistencia de público a las inauguraciones, obligando incluso a los funcionarios a asistir a estos actos.

En referencia a estos asuntos, Hernando ha lamentado que lo más lamentable es que dichos gastos se ejecutasen mientras el Partido Popular despedía a seiscientos trabajadores de GEACAM. "Con este déficit se podría haber rescatado a los trabajadores, en vez de echarlos a la calle, que es lo que se hizo con una encomienda que terminó teniendo un sobrecoste sobre la inicial prevista de un 20,53%", ha declarado el portavoz.

La inquina de Cospedal contra FENAVIN

En cuanto a la deuda, Hernando que manifestado que este millón de euros es "el precio que Cospedal le puso a una política de contraprogramación de una feria establecida, respetada, como es FENAVIN". Este último evento pertenece a la Diputación de Ciudad Real, gobernada entonces y ahora por el PSOE, y se trata del mayor espacio de referencia del vino en el ámbito universal.

La inquina de la dirigente ‘popular’ hacia esta feria llegó a tal punto que incluso su Gobierno protagonizó lo que ha sido conocido posteriormente como uno de los sucesos más ridículos de la legislatura: una restricción de acceso a la web de FENAVIN para evitar que los funcionarios de la Junta la pudieran visualizar.

Empresas próximas al PP se vieron beneficiadas

Por otro lado, el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha ha señalado que la cumbre fue adjudicada a la Fundación Lafer, cuyo presidente fue consejero de Sanidad con Esperanza Aguirre, Manuel Lamela.

Además, entre los miembros del consejo asesor de esta institución se encuentran Eduardo Zaplana, Arturo Fernández, Josep Piqué y Pedro Barato, entre otros destacados políticos y empresarios.

Como ejemplos, Nacho Hernando ha explicado que se gastaron 54.000 euros para la dirección técnica del proyecto; 153.000 para la organización y producción de la conferencia; 100.000 euros en publicidad; 17.700 en marketing y redes sociales; y 59.000 euros para ecosistemas de herramientas online.

Continuando con los pufos, cabe destacar que periodicoclm.es publicó hace pocos meses una factura impagada por valor de 2.722 euros correspondiente a un catering de lujo que el Ejecutivo de Cospedal realizó en el Senado para promocionar esta polémica Cumbre del Vino.

En la segunda edición celebrada en 2015, cuya organización también se encargó a GEACAM, se dieron cifras similares y el coste total fue de casi dos millones de euros entre ambas cumbres.