Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 13:36 h.

LA FORMACIÓN RECHAZA LAS ÚLTIMAS MEDIDAS DE PAGE

Podemos pone en duda que el PSOE siga gobernando en Castilla-La Mancha

El secretario regional de la formación morada ha dicho que las últimas decisiones llevadas a cabo por el Ejecutivo de García-Page le provocan “vergüenza política y moral”, razón por la que ha decidido cuestionar la continuidad de los socialistas al frente de la Junta.

García-Page junto a Molina durante la firma del acuerdo de investidura | Foto Archivo
García-Page junto a Molina durante la firma del acuerdo de investidura | Foto Archivo

El líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha puesto en cuestión la continuidad del apoyo que su formación ha venido prestado al Gobierno que dirige el socialista Emiliano García-Page a través del famoso acuerdo de investidura que permitió dejar a Cospedal fuera de la Presidencia de la región.

Esta medida vendría motivada, según ha desvelado el propio secretario general de la formación morada castellano-manchega, debido a la posición radicalmente contraria que desde Podemos han mostrado con respecto a las últimas medidas que ha tomado el Ejecutivo de García-Page. “Cuando la ética del gobierno está en cuestión, su continuidad al frente de la Junta de Comunidades también lo está”, ha declarado Molina.

En un artículo escrito en la edición impresa de La Tribuna, Molina ha explicado que “en el plazo de una semana hemos asistido en nuestra región a dos momentos políticos vergonzantes”. Con estas palabras el dirigente de Podemos se ha referido tanto a la votación en las Cortes de Castilla-La Mancha sobre la eliminación de los privilegios de los altos cargos y expresidentes, una propuesta que los socialistas votaron en contra; como al “trato denigrante” que las distintas administraciones han dado a los habitantes del asentamiento de El Cavero, donde medio centenar de familias han sido desalojadas.

Sobre el asunto de las prebendas, el representante regional de Podemos ha denunciado que “el Gobierno de Castilla-La Mancha ha defendido el privilegio de unos pocos, incluso de uno solo”. Además, en referencia al desahucio masivo del asentamiento de El Cavero, Molina ha criticado el desplazamiento de más de cuarenta familias a un campo de barro y plástico sin servicios mínimos.

En este sentido, el líder de la formación morada de Castilla-La Mancha ha dicho que esta actitud “provoca vergüenza política y moral”, un sentimiento que ha expresado tras considerar que “los partidos no han entendido la voluntad de las urnas ni los deseos de cambio en las formas de entender y practicar la política”, crítica que Molina ha finalizado al asegurar que estas formaciones “tampoco han comprendido su precariedad parlamentaria”.

El PSOE cree que es un discurso electoralista

Tras conocer este duro choque entre las formaciones que mantienen la gobernabilidad de Castilla-La Mancha, una destacada fuente de la dirección socialista ha declarado a periodicoclm.es que este anuncio “está enmarcado en un contexto electoralista”.

Además, desde el PSOE no consideran que esté en riesgo la pérdida del Gobierno de Castilla-La Mancha. “Pongámonos en el supuesto de que Podemos no nos apoya a nosotros ¿Acaso estarían dispuestos a aupar las políticas del PP?”, declaró nuestro confidente.

Podemos dice que se han incumplido los plazos del acuerdo de investidura

Por otro lado, fuentes de la formación morada de Castilla-La Mancha han desvelado a nuestra redacción que este posicionamiento se debe principalmente a un “incumplimiento de los plazos” del acuerdo que los socialistas firmaron para que Podemos apoyase la investidura de García-Page.

Por esta razón, dichas fuentes afirman que desde el PSOE castellano-manchegos “han perdido la credibilidad”, algo que según indican “les podría llevar también a perder la gobernabilidad”.

“El Gobierno de Castilla-La Mancha está tomando determinadas decisiones desde el cálculo electoralista”, una postura que se debe, según han relatado desde Podemos, debido a que “antes que dar solución a los problemas que sufre la gente de esta región, el actual Ejecutivo está más pendiente de la batalla política que mantiene con otros partidos”.