Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 03:05 h.

8.000 PERSONAS CONTINÚAN DESAPARECIDAS EN 143 FOSAS COMUNES DE LA REGIÓN

Podemos impulsa una Ley de Memoria Histórica para Castilla-La Mancha

El texto registrado por la formación morada propone esclarecer los casos de niños desaparecidos durante la dictadura, crear un banco de datos de ADN, impulsar una Comisión de la Verdad y anular las sentencias de los tribunales franquistas.

David Llorente y José García Molina, diputados regionales de Podemos | Foto Archivo
David Llorente y José García Molina, diputados regionales de Podemos | Foto Archivo

El tiempo de espera para conocer los detalles sobre el proyecto de legislación regional de memoria histórica ha concluido. Ayer, los dos diputados de Podemos, José García Molina y David Llorente, oficializaron en las Cortes de Castilla-La Mancha el registro de la llamada de Ley sobre Memoria Democrática.

Un texto que hoy ha sido presentado por los responsables de la Secretaría de Movimientos Sociales y Relación con la Sociedad Civil de la formación morada castellano-manchega, Ana Navarrete y Pedro Vozmediano, que han afirmado que la idea es que esta proposición de ley haga justicia a los 8.000 desaparecidos y a las 143 fosas comunes que se existen en la región, "de las que un centenar no han sido objeto de intervención".

En este sentido, Vozmediano ha recordado que España es el segundo país, tras Camboya, con mayor número de fosas comunes, y de ahí que "el objetivo es poder cerrar la brecha en nuestra región, al igual que en país, por el dolor en la que han venido sufriendo muchísimas familias y sin tener ayudas de las instituciones públicas".

Con esta proposición de ley, ha razonado Vozmediano, se pretende "completar la actual, que es insuficiente", en relación a la presentada por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, con la "inclusión de recomendaciones de Naciones Unidas" que aluden "al reconocimiento a la verdad y la justicia".

Creación de un banco de ADN

Además, el dirigente de Podemos ha calificado de importante las cinco disposiciones adicionales que se incluyen en el documento, la primera que recoge "el establecimiento y gestión de un banco de ADN", además de "poder acceder al archivo y documentos, y que sean accesibles a los ciudadanos" y crear una Comisión de la Verdad.

También se contempla "la anulación de las sentencias de los tribunales en la época de la dictadura" y, en quinta instancia, "la investigación de los niños desaparecidos de la región", ha completado Pedro Vozmediano, quien ha agradecido "a los colectivos" que han recogido las demandas de la sociedad civil "durante los últimos 40 años".

Recursos para buscar a los desaparecidos

Por su parte, Ana Navarrete ha aseverado que, con la proposición, "se quiere recuperar un futuro de convivencia y de paz, que es fundamental en cualquier democracia" y, asimismo, "reclamar el reconocimiento y restitución de derechos de los castellano-manchegos que sufrieron la ilegalidad de los consejos de guerra".

Aquí, se ha detenido en las "masivas violaciones de los derechos humanos desde el golpe militar" y ha aludido al carácter injusto de todas las sentencias de muerte, multas, torturas, campos de concentraciones o exilios.

Además, "es una obligación del Estado buscar a los desaparecidos y que se asignen los recursos necesarios para llevarlo a cabo".

Precisamente, ha aseverado que "el tiempo pasa, pero la impunidad permanece" como ha denunciado Amnistía Internacional que "en 2014 volvió a lamentar el retraso del Estado español en restablecer y aumentar los datos de la memoria histórica".

Navarrete ha detallado la reducción presupuestaria que se ha producido desde el 2012 que "contó con un 60 % menos y en los años siguientes no hubo dotación para su aplicación" y, ante esto, "Castilla-La Mancha debe dar un paso decidido en el desarrollo normativo de la memoria histórica", ha demandado.