Lunes, 25 de Septiembre de 2017 Actualizado: 18:49 h.

Page mete a Podemos en su Gobierno para salvar los presupuestos de Castilla‑La Mancha

La reunión entre el presidente castellano-manchego y el líder regional de la formación morada se salda con un acuerdo sobre las cuentas de la Junta para 2017 y un ofrecimiento para entrar en el Ejecutivo.

Emiliano García-Page junto a José García Molina | Foto: Ignacio López
Emiliano García-Page junto a José García Molina | Foto: Ignacio López

TOLEDO.- El bloqueo presupuestario ha tocado a su fin. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el secretario regional de Podemos, José García Molina, han alcanzado un acuerdo de fondo para aprobar el presupuesto de este año, pero con el objetivo de garantizar la estabilidad también en lo que resta de legislatura. Es por ello que junto a la renovación del acuerdo de investidura suscrito hace dos años, Page ha ofrecido también a Podemos entrar en el Ejecutivo ocupando una Vicepresidencia y asumiendo la coordinación del Plan de Garantías. 

Así lo han anunciado Page y Molina tras la reunión que durante más de tres horas han mantenido en la sede de la Presidencia, en el toledano Palacio de Fuensalida, en la que junto a ellos han participado, por parte del Ejecutivo regional el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, mientras que por parte de la formación morada lo hacía su secretaria de Organización, María Díaz. 

Un acuerdo que sirve para desbloquear la situación en la que se encuentra Castilla-La Mancha desde el pasado mes de abril, y que "con una perspectiva temporal" pretende dar respuesta a lo que ha reclamado la ciudadanía. 

En este sentido, García-Page ha señalado que este nuevo presupuesto, cuyo proyecto tomará mañana en consideración el Consejo de Gobierno en una reunión extraordinaria, mantiene la "esencia" del planteado hace unos meses, aunque introduce mejoras. 

Ha detallado así que éstas se centrarán en los servicios públicos, como la Educación, con medidas que afectarán a los interinos y a los profesores de Secundaria, que hoy mismo el consejero ha adelantado a los sindicatos; a la Sanidad, reforzando las políticas de choque en las listas de espera; y "claros avances" que beneficiarán a los empleados públicos, como el resarcimiento de la ‘tasa Cospedal’ y una modificación de "las relaciones y el marco diálogo" con los responsables sindicales en el ámbito de la función pública.

Junto a ello, se mantiene y refuerza el Plan de Garantía de Rentas ya esbozado en el proyecto de presupuestos acordado en enero, que va a ser "novedoso, ejemplar y modélico en España". Un programa que precisa de una labor de coordinación que lo haga "sostenible, creíble y financiable" de una manera "sensata". Una coordinación que, como después ha avanzado, ha ofrecido a Podemos. 

Estas medidas se complementan con otras relativas a la agricultura ecológica, con un aumento del presupuesto dedicado, y al medio ambiente, como lo relativo a la retirada del amianto del barrio toledano de Santa María de Benquerencia. También se implementarán medidas destinadas a la dinamización de zonas con problemas de despoblación y deterioro urbano, entre las que ha citado como ejemplo Talavera de la Reina. 

Cuestiones, ha detallado por su parte el secretario regional de Podemos, ya planteadas en las enmiendas que se hicieron al anterior presupuesto, y sobre las que ahora, "después de hablar", ha sido más fácil llegar al entendimiento. 

Y aunque García Molina reconoce que "siempre quedarán flecos", lo "nuclear" se ve "en buena medida" recogido en el acuerdo alcanzado. 

CERTIDUMBRE Y GARANTÍAS

Una negociación en el que el objetivo ha sido "dar certidumbre" a toda la gente que hace dos años buscó "reconstruir" todo lo que había destrozado el anterior Gobierno del PP. Por ello, y en lugar de ir negociando una cosa tras otra, el presidente del Ejecutivo regional ha optado por hacerlo "directamente" y de ahí su propuesta a Podemos, para que junto a este acuerdo presupuestario, se produzca "una doble incorporación" de responsables de la formación "tanto en la Presidencia, con rango de Vicepresidencia", como en la asunción de una responsabilidad concreta como es la coordinación del programa del Plan de Garantías. 

Una propuesta que el dirigente del partido morado ve "razonable" desde la lógica de las garantías, aunque advierte que "en cualquier caso debe ser consultado con nuestros inscritos". En este sentido, García Molina ha detallado que la propuesta se analizará en los órganos de la formación y que en el caso de que se entienda que este elemento es el más positivo, "lo someteremos a la voluntad de los inscritos de Podemos en Castilla-La Mancha".

Aunque Molina ha indicado que aún es demasiado pronto para hablar de nombres, puesto que primero debe analizarse y someterse a votación en su caso, todo parece apuntar a que sería él quien ocupase esa segunda Vicepresidencia en el Gobierno regional. 

Un Ejecutivo que va a mantener todos sus miembros actuales, vicepresidente y consejeros, tal y como ha precisado el propio García-Page. En este sentido ha subrayado que "no va a haber crisis" en su Gobierno, puesto que no va a sustituir a nadie, sino que en todo caso serán incorporaciones las que se produzcan. 

Asimismo, ha querido destacar que este ofrecimiento se hace "con una mentalidad constructiva", puesto que posibilitará "resolver muchas incógnitas" que de la otra forma se han planteado. 

Aunque la oferta está ahí, Emiliano García-Page asegura entender "la posición de Podemos" y del proceso interno que deba seguir para aceptar o no la propuesta. No obstante, para el presidente regional "lo importante" es el acuerdo que se ha alcanzado para los presupuestos, para lo que afecta a la gente. 

Un presupuesto que ha calificado de "altamente moral", que será "el más avanzado de los últimos 10 años". En este sentido, ha detallado que no solo se mantienen los 400 millones de más contemplados inicialmente respecto a los de 2016, sino que esta cantidad "se amplía" en base a las decisiones adoptadas en los últimos días como son la mejora de la liquidación de 2015 y la rebaja en la exigencia del "cinturón" del déficit, aunque todo ello siempre se hará "sobre el cumplimiento de la ley y el plan económico del país", ha precisado. 

EN EL TIEMPO DE DESCUENTO

A este encuentro se ha llegado prácticamente en el tiempo de descuento, cuando las declaraciones de una parte y otra hacían presagiar que este nuevo intento de aprobar un proyecto de ley de presupuestos para 2017 tendría el mismo resultado que en el mes de abril, lo cual desembocaría sin remedio en un adelanto electoral

Desde el Gobierno regional y el PSOE se habían mantenido contactos con el Partido Popular para tratar de alcanzar un consenso, aunque finalmente las condiciones puestas por los conservadores, fundamentalmente en materia impositiva, lo hacían completamente inviable y se descartaba. 

Con Podemos los prolegómenos a esta cita han sido un tira y afloja, en el que se ha pasado de la invitación a sentarse a negociar por carta al sin llamada de Page no hay nada que hacer, a abrirse en las últimas horas una puerta a la búsqueda de una solución

Acontecimientos que se han acelerado también en los últimos días, llevando lo urgente de la situación a que el presidente de Castilla-La Mancha decidiera acortar su agenda en Estrasburgo, donde era elegido presidente de las Regiones Europeas Vitivinícolas, para regresar de inmediato a la región y reunirse con la dirección del partido a nivel regional y los secretarios provinciales con el objetivo de analizar las posibilidades y los pasos a dar.  

Encuentros a los que seguía el anuncio por parte del Ejecutivo de la convocatoria trasladada a García Molina para reunirse y abordar el desbloqueo de los presupuestos. Un frenético proceso que ha dado hoy sus frutos con este acuerdo, que supone el desbloqueo de la situación presupuestaria y presupone estabilidad para los dos años que restan de legislatura.