Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 23:32 h.

VICTORIA CONTUNDENTE

Page barre a su rival 'sanchista' en las primarias del PSOE de Castilla‑La Mancha

Con más del 70% de los votos, García-Page obtiene el mejor resultado de un candidato en el conjunto de federaciones en las que se ha votado hasta ahora. Arrasa en todas las provincias y establece un récord en puntos de diferencia con su oponente.

El recién reelegido secretario general del PSOE de Castilla‑La Mancha, Emiliano García‑Page | EFE/Archivo
El recién reelegido secretario general del PSOE de Castilla‑La Mancha, Emiliano García‑Page | EFE/Archivo

TOLEDO.- El presidente de la Junta, Emiliano García-Page, ha arrasado en las primarias socialistas de Castilla-La Mancha y continuará al frente del PSOE regional durante los próximos cuatro años. Con el 71,6 por ciento de los votos se ha impuesto a su rival, el 'sanchista' José Luis Blanco, convirtiéndose en el líder regional con mayor respaldo de la militancia, al haber sido también la participación del 70 por ciento.

La candidatura de Page ha superado a la de Blanco en todas las provincias de la región con más de un 60 por ciento de los votos, superando el 70 por ciento en Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

Datos que ha ofrecido en rueda de prensa el presidente del Comité Organizador de las primarias, Jesús Fernández Vaquero, quien ha detallado que en total García-Page ha obtenido 6.322 votos, frente a los 2.618 recibidos por Blanco.

En la provincia de Albacete, Page ha recibido el 60,66 por ciento de los votos, mientras que Blanco ha sido apoyado por el 39,34 por ciento de los militantes que han votado. Por su parte en Ciudad Real el porcentaje sube hasta el 74,48 por ciento del voto, frente al 25,52 por ciento del candidato 'sanchista'.

La provincia de Cuenca es en la que mayor porcentaje de votos ha recibido el reelegido secretario general, con el 79,53 por ciento de los sufragios, frente al 20,47 por ciento de José Luis Blanco. En Guadalajara, García-Page ha recibido el apoyo del 62,49 por ciento de los votantes, mientras que su rival ha sido apoyado por el 37,51 por ciento.

Toledo ha sido otra de las provincias en las que mayor respaldo a García-Page se ha manifestado en las urnas, habiendo obtenido el 76,02 por ciento de los votos, frente al 23,92 por ciento de Blanco.

Asimismo en estas primarias se han contabilizado 192 votos en blanco y 9 nulos.

Unos datos que para Fernández Vaquero suponen la "consolidación" de Emiliano García-Page como "líder indiscutible" de los socialistas de Castilla-La Mancha.

Ahora el siguiente paso, ha asegurado, es que "todos caminemos juntos" para ganar al PP en las próximas elecciones. "Debemos caminar todos juntos, utilizar las redes para ganar al Partido Popular y no para criticar a otros compañeros", ha subrayado Vaquero, quien ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad" de militantes y simpatizantes.

Asimismo ha querido destacar la "ilusión" con la que se han movilizado los socialistas de la región, que han dejado claro que "tienen un líder en el que confían y que confían que gane al PP".

"EN SECRETO, LO MISMO QUE EN PÚBLICO"

Un resultado que ha valorado también el propio Emiliano García-Page, quien lo ha calificado de "contundente y "muy claro", que ha sido además equivalente a los avales recogidos.

García-Page ha querido subrayar esta circunstancia, puesto que significa que los militantes "han expresado en secreto lo mismo que en público", disipando así "cualquier tipo de maledicencia". También ha querido mostrar su agradecimiento a todos aquellos que le han acompañado "en esta batalla interna", y el trabajo "impecable" que han realizado. 

Una campaña que ha metido "enorme adrenalina" al partido, y cuyo resultado le sirve de celebración del ecuador de legislatura, que la falta de presupuestos le impidió tener. 

Asegura García-Page que estaba preparado para no obtener la confianza mayoritaria de sus compañeros y que "hubiera sabido perder". Sin embargo ese respaldo se ha producido, obteniendo además un nivel de participación "por encima" del resto de batallas territoriales que se han producido. Una "enorme" participación de la Page se congratula, demostrando ser un partido "fuerte y vivo, que tiene las cosas claras".

Un resultado que le permite "renovar" la fórmula con la que hace dos años se consiguió desalojar del poder a María Dolores de Cospedal, y que le permitió "aguantar la etapa más dura, de hostilidad absoluta y fanática del PP", la unidad. 

Junto a ello asegura que otra clave de esa fórmula que llevó a reconquistar la Junta será una "renovación de caras, planteamientos y modelos", así como el trabajo para seguir incrementando el número de militantes y la participación de los mismos. 

"LOS CIUDADANOS NOS ESTÁN ESPERANDO"

Respecto a la Ejecutiva regional que saldrá del próximo Congreso regional, García-Page no ha querido avanzar detalles, puesto que el equipo se conformará "atendiendo a lo que ha pasado hoy, y lo que ocurra en los próximos días". No obstante, ha apuntado que será "muy representativo del conjunto de la región", un equipo "eficaz" y orientado a ganar de nuevo la Junta de Comunidades dentro de dos años. 

Considera que las primarias "no son una votación para establecer bandos ni corrientes internas", por lo que está convencido de que "hoy todos somos Pedro Sánchez" -al que agradecía la llamada para felicitarle- y no duda de que "todo el mundo en Castilla-La Mancha será de Emiliano García-Page".

Por último, Emiliano García-Page se ha dirigido a los suyos asegurando que "los ciudadanos nos están esperando en Castilla-La Mancha", porque tienen claro el proyecto a desarrollar, el comprometido para esta legislatura, que debe servir "para ir mucho más allá". Y es que este resultado, ha asegurado, "fortalece al Gobierno" y da "estabilidad" a lo que "ha representado el PSOE en Castilla-La Mancha" a lo largo de su historia.

"LEALTAD TOTAL Y ABSOLUTA" 

Un reelegido secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha al que su oponente, el también alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, ha felicitado y trasladado su "lealtad total y absoluta". 

Blanco, que ha seguido el escrutinio desde la sede regional del partido en Toledo, ha asegurado tras conocerse el resultado sentirse "emocionado" tras haber conseguido que "por primera vez en la historia" los socialistas de la región hayan tenido "la posibilidad de elegir nuestro futuro en una urna y con libertad", puesto que "ese era el objetivo". Aunque en su opinión la abstención ha sido "alta". 

Ha felicitado por ello a los 13.000 militantes del PSOE en la región, y agradecido a las 2.618 personas que en Castilla-La Mancha han elegido en estas primarias "la candidatura del nuevo PSOE". Les ha agradecido que hayan confiado "en un humilde socialista de base, un alcalde enamorado de su pueblo", en "un soñador que sigue pensando que hay que librar todas las batallas justas". 

A pesar del resultado, y "como militante de base que soy y alcalde socialista", ha precisado, está dispuesto a continuar trabajando para que en 2019 "nuestro partido" presente "un proyecto sólido de transformación social", basado en los valores de la izquierda. 

Apuesta por avanzar en el modelo de partido entre todos aprobado en el Congreso Federal, por un PSOE "más abierto, transparente y participativo, coherente y creíble"

Sobre la posibilidad de que Page le ofreciese un puesto en su Ejecutiva, José Luis Blanco se ha mostrado rotundo y ha asegurado que su candidatura "no ha trabajado por sillones, sino para mejorar nuestro partido". Por ello, ha apostillado, "en este momento diría que José Luis Blanco no quiere tener sillón en ningún sitio".  

Por otra parte, y respecto el título "de la militancia" que Fernández Vaquero trasladaba a la candidatura de García-Page tras el resultado obtenido, Blanco ha precisado que cuando lo utilizaba durante su campaña ha sido porque "la inmensa mayoría de quienes nos avalaron y votaron son militantes de base", mientras que "a la otra candidatura" refrendaron "muchísimos cargos públicos, sobre todo del Gobierno", ha reprochado. 

Finalmente, sobre la posibilidad de armar alguna plataforma de cara a los congresos provinciales, Blanco ha insistido en que guardará "lealtad" a Page "como hasta este momento", pero que en estas citas tendrá que "decidir y opinar la militancia". Ella, ha continuado, debe ser la que adopte "todas las decisiones importantes, de presente y de futuro".