Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 07:02 h.

POLÉMICA ENMIENDA A LAS CUENTAS REGIONALES

El modelo de gestión cultural de Page que critica Podemos sí les vale a los 'alcaldes del cambio'

'Kichi', Santisteve o Carmena administran espacios culturales a través de empresas públicas o fundaciones. Sin embargo, la formación morada acusa a Page de “externalizar” museos por gestionarlos con la Fundación Impulsa.

Emiliano García-Page junto a José García Molina, líder regional de Podemos | EFE
Emiliano García-Page junto a José García Molina, líder regional de Podemos | EFE

TOLEDO.- El Pleno de las Cortes debatirá la próxima semana 190 enmiendas a los presupuestos del Gobierno de Emiliano García-Page para 2017, después de que en comisión hayan salvado el trámite únicamente 24, de las presentadas. Entre ellas estarán las planteadas por Podemos y el Partido Popular en las que parte ‑o todo el presupuesto de la Fundación Impulsa se vería afectado.  

Una fundación pública cuya transparencia e incluso utilidad ha sido puesta en tela de juicio desde ambas formaciones durante las últimas semanas. Concretamente, el PP critica que el gasto de personal del patronato se haya incrementado un 40% y que no justifique sus cuentas. Un aspecto en el que coincide con la formación morada, desde la que se piden explicaciones sobre la duplicación que ha experimentado el presupuesto de un año a otro, llegando a los 4,6 millones, de los cuales 700.000 euros no tienen un destino claro.

Cuestiones por las que Podemos no solo pide en su enmienda que 1,5 millones de euros de la aportación que la Consejería de Educación hace a la Fundación para cultura se dedique a la mejora de instalaciones deportivas de Talavera de la Reina, sino que la gestión de museos de la que actualmente se ocupa, pase a manos directas de la Consejería, pues consideran que lo contrario sería “externalizar” el servicio. 

Una gestión de la actividad cultural y turística que la formación morada castellano‑manchega no quiere para esta región, pero que sí se lleva a cabo en diversas ciudades españolas, bien a través de fundaciones o bien de sociedades anónimas, contando para ello con el beneplácito de los popularmente conocidos como ‘alcaldes del cambio’. 

CARMENA Y 'MADRID DESTINO'

Este es el caso, por ejemplo de Madrid, cuya alcaldesa Manuela Carmena no ha puesto reparos a ‘Madrid Destino’. Una empresa que resulta de la fusión de tres sociedades municipales, que se encargaban de la gestión cultural, turística y de espacios destinados a la celebraciones de congresos, ferias, reuniones, espectáculos, eventos deportivos y encuentros empresariales en el ámbito de la capital. Así, el objetivo de esta empresa municipal es ponerse al servicio de la cultura y el turismo, de los ciudadanos, de los visitantes, de los profesionales y de las empresas, siendo su fin último prestar un servicio público de calidad bajo unos criterios de sostenibilidad económica, y por tanto con un menor coste para el ciudadano.  

Cuenta en la actualidad con 450 trabajadores, de los cuales 9 de ellos son de alta dirección, y su presupuesto en 2016 ascendió a 53 millones. Entre los espacios que gestiona se encuentran el Teatro Español y el Teatro Circo Price, la sala Matadero Madrid, el centro cultural Conde Duque y el Palacio de Cibeles, entre otros. Asimismo, gestiona el alquiler de otras instalaciones como el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, la Caja Mágica, el Madrid Arena o la Casa de la Panadería. 

ZARAGOZA TAMBIÉN TIENE EMPRESA CULTURAL

Pero el de Madrid no es el único ayuntamiento gobernado por partidos municipalitas afines a Podemos en el que se gestiona la cultura a través de la figura de la empresa pública. Otro ejemplo es el del Ayuntamiento de Zaragoza, presidido por Pedro Santisteve, de ‘Zaragoza en Común’, que administra de la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural S.A. En su objeto social figura la programación, gestión y producción de actividades culturales tales como exposiciones, actividades festivas, conciertos, publicaciones y otras que pudieran estar relacionadas con las anteriores, organizadas por el Ayuntamiento de Zaragoza "con carácter exclusivo o en colaboración con otras entidades públicas o privadas".

Además, para la realización de dichos eventos, la Sociedad Municipal puede disponer de los inmuebles cuya gestión le transfiera el Consistorio maño, con sus correspondientes equipamientos. Entre los centros que gestiona, el Museo del Teatro de Caesaraugusta

LA FUNDACIÓN MUNICIPAL DE CULTURA DE CÁDIZ

Y no solo a través de empresas públicas mantienen y gestionan su actividad cultural los llamados ‘ayuntamientos del cambio’, sino que, como en Castilla-La Mancha, también lo hacen a través de fundaciones. Es el caso de Cádiz, cuyo alcalde es José María González 'Kichi', de la formación ‘Por Cádiz sí se puede’.

Concretamente, en la ciudad andaluza se utiliza la Fundación Municipal de Cultura, un organismo autónomo dedicado a programar actividades destinadas al ocio y a la formación cultural de gaditanos y visitantes. Exposiciones, conciertos, talleres teatrales o festivales de cine se encuentran en su cartera, además de la gestión de diferentes espacios como el Castillo de Santa Catalina y el Baluarte de la Candelaria. Se ocupa además del Festival Iberoamericano de Teatro, de la Muestra Cinematográfica del Atlántico y de la Feria del Libro

Un modelo que lleva años funcionando y que los alcaldes de la formación morada no han eliminado en estos casi dos años de mandato, pero que sin embargo no sirve para sus compañeros castellano-manchegos en relación a la Fundación Impulsa. Un organismo, cabe recordar, entre cuyos fines se encuentran contribuir a la investigación, conservación y difusión de los bienes culturales y patrimoniales de Castilla-La Mancha, promocionar y difundir su cultura, colaborar en el fomento y extensión de la práctica del deporte, la promoción de los recursos naturales y productivos protegidos de la región como destino turístico, la promoción institucional de la región, así como promover eventos, actos conmemorativos y actuaciones de patrocinio de interés regional.