Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 01:06 h.

RECTA FINAL HACIA EL 30-S

Lío en las primarias del PSOE castellano‑manchego por el envío de cartas de los candidatos

Las acusaciones de José Luis Blanco contra el Comité Organizador por impedir la propaganda electoral postal, el desmentido de este órgano y su petición de respeto, y el llamamiento a la unidad de Emiliano García-Page marcan la cuenta atrás para la decisiva votación. 

Emiliano García-Page, junto a (de izqda. a dcha.) Matilde Valentín, Jesús Fernández Vaquero y Cristina Maestre | EFE/Archivo
Emiliano García-Page, junto a (de izqda. a dcha.) Matilde Valentín, Jesús Fernández Vaquero y Cristina Maestre | EFE/Archivo

TOLEDO.- El PSOE castellano‑manchego afronta la recta final hacia las primarias del próximo sábado. El 30 de septiembre, los socialistas están llamados a votar para elegir a su nuevo líder regional, y por primera vez tienen dos candidatos para optar al cargo: el actual presidente de la Junta, Emiliano García-Page, y el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco

Dos aspirantes que apuran estos días sus últimos recursos para convencer a los militantes de que su proyecto es el mejor para el partido y para Castilla‑La Mancha, aunque de manera distinta.

Mientras que desde la candidatura de Emiliano García-Page, que opta a la reelección "por primera y última vez", se han propuesto mantener el tono "positivo" de la campaña e insistiendo en la necesaria "unidad" en el partido, desde la de su rival han decidido emprender la última semana pasando al ataque, no ya solo contra la candidatura del oponente, sino también contra el propio Comité Organizador. 

Así, este sábado la candidatura de José Luis Blanco denunciaba la negativa del Comité a enviar las cartas de los candidatos a los militantes, "usurpándoles" así el derecho a elegir en libertad. Algo que para el regidor de Azuqueca suponía "una nueva traición a la militancia" puesto que, según él, el envío "ya se había acordado". 

Una "nueva patada" al proceso de democracia interna, al no garantizar la igualdad de oportunidades para quienes "por edad, situación económica o geográfica u opción personal" no tienen acceso a las nuevas tecnologías, situación en la que ‑según Blanco‑ se encontraría alrededor de un tercio de la militancia, por lo que el correo postal es "la única vía" para poderles hacer llegar las propuestas de quienes optan a la Secretaría General del PSOE en Castilla-La Mancha. 

"Da la sensación de que algunos se empeñan en que los socialistas de Castilla-La Mancha no se enteren de que el próximo día 30 por primera vez en la historia tenemos la oportunidad de elegir a nuestro secretario general y el modelo de partido que queremos", apuntaba Blanco. 

Duras acusaciones a las que no tardaba en llegar la respuesta del propio Comité Organizador, desde el que se rechazaba rotundamente que se estuvieran poniendo trabas a la candidatura de Blanco y que se le hubiera negado la posibilidad de enviar propaganda electoral a los militantes. 

En un comunicado, aclaraban que durante la reunión mantenida el pasado jueves, 21 de septiembre, el presidente del Comité, Jesús Fernández Vaquero, informó a los representantes de las dos candidaturas "que, tras consultar con la Comisión Ejecutiva Federal, se habían observado numerosas dificultades para proceder al envío de propaganda electoral a los militantes". A ambas candidaturas se les hizo saber "que la Ejecutiva Federal no suministra ningún dato del censo para realizar este tipo de envíos", lo que ha motivado "que ninguna de las federaciones del partido donde se han celebrado primarias haya optado por el envío postal de propaganda electoral de los candidatos", detallaban. 

Otro de los inconvenientes de los que se informó a ambas candidaturas tenía que ver con el acceso a las bases de datos de los militantes de Juventudes Socialistas, ya que con arreglo a lo establecido en la Ley de Protección de Datos no pueden facilitarse a la Ejecutiva regional ningún dato personal de menores de edad. 

Pero "a pesar de estas y otras circunstancias que dificultan el envío de propaganda electoral, el Comité Organizador ofreció a los representantes de las candidaturas la posibilidad de realizar un envío postal", señalaba este órgano. 

Sin embargo, se hizo el ofrecimiento "con la advertencia de la escasez de tiempo para organizarlo y materializarlo, dado que hay que llevar a cabo maquetación, diseño, impresión, manipulación y distribución de los mismos". De hecho, tras consultar a Correos y otras empresas especializadas en envíos, "no se garantizaba de ninguna manera que estos envíos llegaran antes del sábado día 30 de septiembre, jornada de votación, y que incluso había la posibilidad que muchos fueran recibidos después de esa fecha", apuntaba el Comité Organizador. 

Asimismo, explicaba que se ofreció a las candidaturas enviar a través de correo electrónico la propaganda electoral a los militantes que disponen de este medio, de la misma manera que se planteó enviarla a través de todos los secretarios locales, dando instrucciones para que a su vez se la hicieran llegar a los militantes de su correspondiente agrupación. 

Y hechas las aclaraciones oportunas, desde el Comité Organizador reprochaban a la candidatura de Blanco "que se ponga en tela de juicio la labor de los compañeros que forman parte del Comité Organizador, que están velando en todo momento por el buen desarrollo del proceso de primarias". Al mismo tiempo les pedían que "en vez de tratar de enturbiar la campaña electoral se dedique a hablar de su proyecto y de sus propuestas". 

"Estamos entre compañeros y el juego limpio, la elegancia y el saber estar es lo que debe primar", señalaba el Comité Organizador, que decidía poner todos estos hechos en conocimiento de la Comisión de Ética y Garantías, para que se pronuncie antes de la celebración de la jornada electoral. 

"AYUDA MUY POCO A SÁNCHEZ" 

Tampoco se hacía esperar la respuesta desde la candidatura de Emiliano García-Page, cuyo coordinador de campaña, Sergio Gutiérrez, cuestionaba la actitud de Blanco y le acusaba de mentir "descaradamente", tanto ahora sobre el veto al envío de correspondencia a los afiliados, como sobre la pérdida de afiliados en la Federación regional o que la candidatura de Page rechazara la celebración de un debate. Una actitud que, en opinión de Gutiérrez, "solo puede conducir al Partido Socialista a perder las próximas elecciones autonómicas", por lo que Blanco "ayuda muy poco a Pedro Sánchez en su camino hacia La Moncloa". 

Gutiérrez aseguraba que "cada paso" que se está dando "sigue fielmente" los criterios tanto de Ferraz como del Comité Organizador de las primarias, del que forman parte ambas candidaturas.  "Un día votan a favor y al día siguiente se quejan de aquello a lo que ellos mismos han dado el visto bueno", lamentaba el coordinador de campaña de García-Page, para quien "los militantes socialistas nos merecemos un secretario general que no falte a la verdad". 

Asimismo, criticaba la campaña lanzada por Blanco en redes sociales, la cual "solo puede debilitar la imagen del PSOE, dar alas al Partido Popular y conducir al Partido Socialista a perder las próximas elecciones autonómicas". Por ello pedía "responsabilidad" a la otra candidatura para que "no ensucie más el proceso de primarias". 

Por último Gutiérrez pedía a Blanco que "reflexione sobre el día después" tras la cita del próximo 30 de septiembre, y le tendía a mano "con el fin de conseguir una candidatura de unidad que refuerce el objetivo de revalidar un gobierno progresista en esta región", lo que a su juicio "debería ser el principal objetivo y no otro de estas primarias". 

El propio Emiliano García-Page aseguraba este domingo en Talavera que no le gustan las discusiones internas y que su batalla no está dentro del Partido Socialista. "No me veréis en una pelea contra un compañero", señalaba en un encuentro con militantes, donde afirmaba que incluso la batalla contra sus adversarios políticos siempre la ha librado "con respeto y sin insultar". 

Para el candidato a la reelección a la Secretaría General del PSOE de Castilla‑La Mancha es el momento de dialogar y discutir, al tiempo que ha asegurado que la misma fuerza que necesitó hace dos años para ganar, la va a necesitar también dentro de dos años. 

Mientras tanto su rival insistía en su postura y pedía al Comité Organizador que recapacitase sobre su decisión de no enviar cartas de los candidatos a las primarias a la militancia, con el fin de no menoscabar sus derechos. Considera que con esta decisión se está "usurpando" su derecho a votar "conociendo el modelo de partido que defiende cada candidatura". 

PAGE YA HA PUBLICADO SU CARTA

Y mientras Blanco se enreda en reclamar el envío postal de su misiva a los militantes, el que ya ha enviado por correo electrónico y publicado la suya en las redes sociales y en su web ha sido Emiliano García-Page.  

Una carta en la que recuerda la "trascendental" decisión que la militancia socialista debe tomar el día 30 sobre el liderazgo del partido y cómo afrontar las próximas elecciones municipales y autonómicas. Dos cosas, insiste, que van "inevitablemente unidas". 

Asegura presentarse a la reelección "con el sentimiento de haber cumplido", pues fue elegido no solo para gestionar la vida interna del partido, sino también "para mantener la unidad en los peores momentos, defender el proyecto socialista con el que habíamos construido la región y mantener las esperanzas de victoria". 

Subraya la oposición "ejemplar" hecha al Gobierno de Cospedal y la reconquista del Ejecutivo autonómico, la mayoría de ayuntamientos y tres diputaciones "para cambiar la vida de las personas, recuperar los derechos recortados y hacer realidad los valores que nos llevaron a afiliarnos al PSOE".  

Todo ello al tiempo que se mantenía al partido "vivo", puesto que, frente a la pérdida de afiliados a nivel nacional, en Castilla-La Mancha se ha recuperado el número de militantes del 2004, siendo ya la tercera federación en número de afiliaciones en relación a su población. 

La clave de estos logros: "la unidad", y mantener la cohesión en torno al objetivo común: "ganar a la derecha", subraya. Recuerda los esfuerzos hechos "en contar con todos" en la tarea colectiva de volver a ganar, puesto que en Castilla-La Mancha, de perfil conservador, "si nos dividimos o nos debilitamos tendremos derrota asegurada", advierte García-Page. De ahí que desde el primer momento en esta campaña haya ofrecido "diálogo, acuerdo y pacto" a Blanco, "porque no nos separa nada". 

Asegura presentarse con un proyecto "renovado", con el que volver a ganar las elecciones. Considera que "la ciudadanía nos castigaría si entendiera que el Gobierno y el partido optan por caminos diferentes", y por ello apunta que las bicefalias no son un buen modelo, "menos aún, aquellas que se elaboran a la carta para defender o atacar a un determinado candidato". Y es que, según García-Page, o las bicefalias se defienden como modelo general para todos los niveles "o, simplemente cuando solo quieren que afecte al ámbito regional en Castilla-La Mancha, suena a argucia electoral". 

Lanzado este mensaje contra la posición de su oponente, Page insiste en su defensa "a ultranza" de que Pedro Sánchez sea candidato a la Presidencia del Gobierno en las próximas primarias y de que cuando llegue a La Moncloa seguirá defendiendo para él la Secretaría General del PSOE, puesto que "solo así se garantizará la comunión de los intereses del partido y del Gobierno, el mejor control y la mayor coordinación política".