Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 13:28 h.

HACIA EL GOBIERNO BIPARTITO

El líder de Podemos en Castilla‑La Mancha dimite como diputado para entrar en el Ejecutivo de Page

El escaño que deja libre José García Molina en las Cortes regionales será ocupado por su secretaria de Organización y número dos de la formación morada en la lista electoral por Toledo, María Díaz.

TOLEDO.- El secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha presentado hoy su dimisión como diputado regional como paso previo a su entrada en el Gobierno de Emiliano García-Page en calidad de vicepresidente, tal y como contempla el acuerdo de presupuestos hecho público el pasado 13 de julio. 

Anuncio de dimisión que García Molina ha hecho público a través de un vídeo colgado en su cuenta de Facebook, en el que explica que de este modo la siguiente persona en la lista por Toledo, esto es María Díaz, persona de su máxima confianza y secretaria de Organización de la formación morada, pueda tomar posesión de su nuevo cargo como diputada. 

Algo que el secretario regional de Podemos considera una "buena noticia" y por ello la felicita y desea "mucha suerte" en esta nueva andadura. Se muestra convencido de que Díaz "lo va a hacer muy bien" y de que recibirá "el apoyo de muchísima gente". 

Respecto a su entrada en el Ejecutivo del PSOE, García Molina explica que "se abre una nueva etapa", en la que toca "madurar sin envejecer" como organización. Un momento que ha llegado y les va a tocar así demostrar "en la medida de nuestras capacidades, determinación y fuerza" -precisa Molina-, así como de las "responsabilidades" que tengan, que se pueden hacer las cosas "bien" e "incluso mejor" de lo que se han hecho hasta ahora.

Según García Molina debe ser ahora su "empeño", demostrar que en aquellos ámbitos de responsabilidad que asuma Podemos, "las cosas se pueden hacer de otra manera" para que Castilla-La Mancha y sus ciudadanos "vivan un poco mejor", para que se vayan produciendo "cambios" hacia esa región "que todos queremos y a la que todos aspiramos".

Se abre así, insiste el secretario regional de Podemos, una nueva etapa con la que están "muy ilusionados", pero "convencidos de que con nuestra capacidad, determinación y responsabilidades que vamos a asumir seremos capaces de hacer las cosas un poquito mejor". 

Y así, con un abrazo para todos y un "hasta siempre" cierra García Molina este vídeo y su etapa como diputado regional en el Parlamento autonómico. 

VACANTE LA VICEPRESIDENCIA PRIMERA

Algo más de dos años en los que el secretario regional de Podemos ha ocupado también el cargo de vicepresidente primero de las Cortes, al ser este uno de los puntos contemplados en el acuerdo de investidura que facilitó la llegada de García-Page al Gobierno. 

Un puesto que ahora también queda vacante y para el que de momento se desconoce si ya hay algo acordado al respecto. Un sillón que podría asumir el actual portavoz del Grupo Parlamentario Podemos, David Llorente, aunque sus notas diferencias con la dirección del partido en los últimos tiempos lo hacen complicado, o bien la recién llegada, María Díaz, mano derecha de García Molina. 

Según establece el Reglamento de la Cámara, en su artículo 33, las vacantes en la Mesa de las Cortes se cubrirán por elección del Pleno, siendo preceptivo que el elegido pertenezca al mismo Grupo Parlamentario que aquél por el que se produce la vacante. Una elección que debe producirse en el primer pleno que se celebre, según prevé también dicho Reglamento en su artículo 39. 

A LA ESPERA DEL SEGUNDO NOMBRE

La toma de posesión de Díaz como diputada no la descarta aún como posible candidata a ocupar también ese segundo cargo en el Gobierno regional que se creará para Podemos. Su condición de diputada le permitiría compatibilizar ambos puestos, aunque según el Código Ético de la formación morada, que limita a un cargo interno y uno externo la compatibilidad, tendría que renunciar a uno de ellos. 

Desde la formación morada, cabe recordar, además de una Vicepresidencia de nueva creación, asumirá en el Ejecutivo la dirección de un ente con rango de consejería, que asumirá la gestión del Plan de Garantías. Al frente del mismo ya se avanzaba desde Podemos se situará alguien que será "la cara más visible" de un grupo de personas que se ocupará de implementar la renta garantizada en Castilla-La Mancha. Una persona "que sea y se vea competente en lo técnico, lo político y lo comunicativo", advertía Molina, porque "será necesario hacer mucha pedagogía". 

Y mientras llega el momento en el que se despejen estas incógnitas, se va acercando el plazo que se puso el Gobierno regional para tener aprobados estos presupuestos, el 31 de agosto. Todo parece apuntar a que será antes de esa fecha cuando se produzcan las nuevas incorporaciones de Podemos al Ejecutivo, que podrían venir también acompañadas de una remodelación del actual equipo de Page. Aunque el propio presidente negara durante la escenificación del acuerdo con Podemos en el Palacio de Fuensalida que se fueran a producir salidas del Ejecutivo, "no va a haber crisis" dijo, al no prever sustituciones sino únicamente incorporaciones, no se descarta que en estas semanas haya podido cambiar de opinión y aprovechar este momento para hacer algún cambio en el Consejo de Gobierno.