Domingo, 26 de Marzo de 2017 Actualizado: 00:41 h.

TRANSFOBIA Y LGTBFOBIA

Castilla-La Mancha ya ha paralizado varias acciones del 'lobby' ultracatólico Hazte Oír

La inmovilización de su autobús contra la transexualidad infantil no es el único muro con el que se han topado. Concretamente, el Ejecutivo de García-Page ha vetado hasta dos actuaciones impulsadas por la plataforma extremista.

El autobús tránsfobo de Hazte Oír, retenido en Coslada | EFE - F. VILLAR
El autobús tránsfobo de Hazte Oír, retenido en Coslada | EFE - F. VILLAR

TOLEDO.- La polémica campaña contra la transexualidad infantil puesta en marcha por el 'lobby' ultracatólico Hazte Oír ha acabado con el autobús inmovilizado por orden de la Fiscalía en un aparcamiento de Coslada, en la Comunidad de Madrid, hasta que sean retirados los mensajes discriminatorios que exhibe. Una campaña que no ha sido la única en estos términos, ni la primera con menores de por medio. Algo que en Castilla-La Mancha ya frenó el Ejecutivo de Emiliano García-Page el pasado mes de noviembre. 

Entonces, fue el intento de distribución en los colegios de la región de un folleto en el que, bajo el título "¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes del adoctrinamiento sexual", Hazte Oír cargaba contra las diferentes normativas aprobadas por las comunidades autónomas para evitar la discriminación del colectivo LGTBI en las aulas. 

Estas guías, que iban dirigidas a madres, padres y personal educativo, mostraban en su portada a dos niños haciendo el saludo fascista ante una bandera arcoíris pintada en la pared.  En este folleto, cuya llegada a los centros educativos fue denunciada desde el Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza en Castilla-La Mancha, se utilizaban argumentos homófobos, asegurando que dichas normas tiene "carácter promocional de la homosexualidad", al "facilitar y premiar la conversión de individuos en homosexuales" mientras "se niega y castiga la posibilidad en sentido inverso". 

Asimismo, el panfleto calificaba a estas normativas contra la discriminación en las aulas como una forma de "adoctrinamiento ideológico", con las que se pretende "imponer en la sociedad la ideología de género con el pretexto de la no discriminación". 

Dicha campaña, como la que ahora está siendo objeto de polémica, han recibido el rechazo de Castilla-La Mancha al ser los valores recogidos en el Estatuto de Autonomía y en la Constitución "totalmente distintos de los que promueven estas personas".

Además, el Ejecutivo de Page también paralizó en su día un acto que Hazte Oír iba a celebrar en un sitio que era propiedad de la Junta.

ANTESALA A LA FUTURA LEY LGTBI​

Así lo subrayaba esta semana el portavoz del Ejecutivo regional, Nacho Hernando, quien también ha recordado el protocolo de atención a menores transexuales presentado el pasado mes de enero, que será la antesala a la futura ley LGTBI "para eliminar los obstáculos que todavía persisten en la región y lograr una sociedad verdaderamente tolerante e igualitaria para todas las personas".

Este nuevo protocolo contempla actuaciones en los ámbitos educativo, social y sanitario, no solo orientadas a prestar una adecuada atención en estos campos, sino también a la protección del menor de edad no conforme con la identidad de género asignada. 

Cabe destacar que mientras desde Castilla-La Mancha se adoptaban medidas contra las campañas de Hazte Oír y en pro de la no discriminación, el Gobierno de España ha declarado esta organización de interés público, pudiendo así disfrutar de diversos beneficios fiscales.