Sábado, 21 de Octubre de 2017 Actualizado: 23:17 h.

TENSIÓN EN LAS PRIMARIAS DE LOS SOCIALISTAS

Guerra del PSOE en Twitter porque el alcalde de Valladolid pide votar a Sánchez para echar a Page

Descalificaciones, reproches y peticiones de respeto. Óscar Puente ha protagonizado un duro encontronazo en las redes a costa de las manifestaciones del presidente de Castilla-La Mancha sobre su futuro.

Pantallazo de la cuenta personal de Twitter de Oscar Puente, alcalde de Valladolid
Pantallazo de la cuenta personal de Twitter de Oscar Puente, alcalde de Valladolid

TOLEDO.- Guerra abierta en el PSOE y eso que aún ni siquiera se ha abierto el plazo para la recogida de avales a las primarias. Si ya se habían producido encontronazos entre valedores de uno y otro candidato, el más sonado de este fin de semana ha sido el que ha tenido, aunque sin su intervención directa, como protagonista al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y al alcalde de Valladolid, el también socialista Óscar Puente, cuyos comentarios han desencadenado peticiones de respeto, algún descalificativo y bloqueos de cuentas, entre otras cosas

Todo comenzaba el sábado, cuando Page una vez más ‑al menos es la tercera que lo dice‑ insistía en que su futuro dependerá del resultado de las primarias, y una información al respecto en la que se apuntaba que de ganar Sánchez no volvería a presentarse como candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha. Una noticia que el regidor vallisoletano retuiteaba, añadiendo como comentario al mismo un "Órdago de Page: si gana Sánchez no será candidato en Castilla-La Mancha. Una razón más para votar a Pedro Sánchez"

Punto de partida de un sinfín de respuestas, unas jaleándole y otras echándole en cara sus palabras y pidiendo respeto para el secretario general del PSOE castellano-manchego y presidente regional. Entre estos últimos, destacados los de los eurodiputados Elena Valenciano y Sergio Gutiérrez. La primera escribía en su cuenta de Twitter: "Todo un alcalde ‑tan importante‑ del PSOE al presidente de Castilla-La Mancha... #Respeto", a lo cual Puente respondía en el mismo tono con un mensaje en el que podía leerse "todo un Presidente de Castilla La Mancha a todos los militantes del PSOE. Si no sale lo que yo quiero, me voy. Con Dios!".

Para Valenciano, lo que hace Page es "expresar una opinión", sin meterse con nadie, por lo que recrimina al alcalde vallisoletano que plantee que "votar a Emiliano es un motivo para votar a Pedro", algo ‑asegura‑ "nunca visto"; a lo que Puente respondía señalando las "deslealtades" de Page y otros al secretario general "en plena campaña electoral". Un hilo al que se fueron sumando opiniones de militantes y simpatizantes del PSOE ‑quizás también alguno que otro interesado en revolver el río‑, con distintos puntos de vista. 

Por su parte, Gutiérrez también pedía respeto para Page, y recordaba a Puente ‑con tabla incluida‑ que "el mismo día, en las mismas elecciones, Page sacaba 12 puntos más en su ciudad" que el vallisoletano en la suya. Un "debate entre compañeros" que, señalaba Gutiérrez, "para algunos dura un tuit", acabando el europarlamentario bloqueado por Puente.

Un hilo en el que también se manifestaban, entre otros, la vicesecretaria general y portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, quien respondía a Puente con un "ya quisieras tú tener el apoyo y el cariño que tiene García-Page".

También se podía leer en este hilo al coordinador general del PSOE de Guadalajara, Eusebio Robles, quien espetaba a Puente con un "menudo personaje eres tú, de socialista tienes poco", que completaba con un "vergüenza tendría que darte... qué pena dais!". Un comentario al que rápidamente respondía el alcalde vallisoletano, asegurando que lo que a él le da vergüenza es que haya gente como él en el partido. 

También el alcalde de la localidad guadalajareña de Marchamalo y diputado regional, Rafael Esteban, recriminaba a Puente su comentario, calificándolo de "vergonzoso" y acusando al de Valladolid de "no tener ni el menos sentido del socialismo", al tiempo que le preguntaba si ya tenía pensado de dónde dejar de ser alcalde si Sánchez Castejón pierde las primarias.

Algunos miembros del Gobierno de Page también se pronunciaban en la red sobre el comentario de Óscar Puente, como por ejemplo la directora general de Promoción Institucional, Esther Padilla, quien en su condición de militante socialista aseguraba que, como tal, quiere que "todos los presidentes/as y alcaldes/as" de su partido "vuelvan a serlo en las próximas". Algo que Puente invitaba a Padilla a decir a "tu presidente, que es el que dice que se va", a lo que la toledana respondía calificando su justificación de "triste" y aclarando que "una cosa es no compartir modelo y otra desear que un presidente socialista, mío y Castilla-La Mancha, se vaya". 

Puente también bloqueó al director de Comunicación del Gobierno de Page, José Ángel Regatero, que tras ver el polémico tuit del alcalde de Valladolid tiró de ironía para decirle que "sigues demostrando que eres un gran compañero, como el día que te alegraste porque Podemos había roto con el Ejecutivo de Castilla-La Mancha". Al ser vetado en la red por Puente, Regatero señalaba que "este el nivel de debate, de argumentos y de transparencia en el que os movéis", refiriéndose al equipo de Pedro Sánchez.

Pero además de las críticas, muchas de ellas procedentes de tierras castellano‑manchegas, también Puente generaba comentarios a favor, jaleando su actitud e instándole a seguir en esa línea, mensajes tuiteros parte de ellos también vallisoletanos. Como algún paisano que le planteaba ‑aunque quedaba sin respuesta‑ que si en su opinión "estas pullas internas hacen bien al partido". 

La respuesta parece ser que no, porque poco después el alcalde de Valladolid insistía con un "puestos a sustituir, prefiero sustituir a 4 barones que a 40.000 militantes". Una apreciación a la que era respondido recordándole las palabras que el propio Puente pronunciaba hace unos meses, defendiendo la abstención ‑frente al "no es no" de Pedro Sánchez, de quien hoy es acérrimo valedor‑ para facilitar el Gobierno del PP. Un recordatorio que a más de uno le valió ser bloqueado.