Sábado, 21 de Octubre de 2017 Actualizado: 23:09 h.

El Ejecutivo de García-Page valora positivamente la aprobación de los presupuestos de Rajoy

A pesar de que reducen la inversión en Castilla-La Mancha, el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, considera que las nuevas cuentas del Estado dan estabilidad a las autonomías, pero advierte que existen "puntos de desencuentro".

Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha | Foto: Ignacio López
Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha | Foto: Ignacio López

TOLEDO.- El Gobierno de Emiliano García-Page considera "positiva en su conjunto" la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, aunque al descender al detalle encuentra "puntos de desencuentro". Así lo ha señalado el portavoz del Ejecutivo castellano‑manchego, Nacho Hernando, durante la rueda de prensa que ofrecía para informar sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno, que al ser preguntado sobre la aprobación que ayer recibía en el Congreso el proyecto de presupuestos del Gobierno de Rajoy ha destacado la importancia de los mismos al otorgar a las comunidades autónomas "un punto de estabilidad". 

No obstante, ha precisado, ahora es el momento de sentarse con el Gobierno de España y decirle con lo que no se está de acuerdo, como el hecho de que la inversión para Castilla-La Mancha sea menor este año, pero esto "no puede restar importancia" a lo que su aprobación supone, al otorgar estabilidad para las cuentas de las comunidades autónomas. 

Y junto a ello, también es ahora cuando se hace más necesario hablar sobre el modelo de financiación autonómica. Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se aboga por un modelo que, teniendo como marco la Constitución Española, "que ampara a todas las comunidades autónomas y a toda la ciudadanía" ‑ha precisado Hernando‑, garantice que, a través de los recursos de los Presupuestos Generales del Estado y el sistema de financiación autonómico, "cada español, viva en la Serranía de Cuenca o en Sabadell, tenga acceso a los mismos derechos y los mismos servicios". Para ello, ha continuado, "habrá que redistribuir la riqueza de este país"

CONVERSACIONES DISCRETAS

Por otra parte, y en este caso preguntado sobre los presupuestos regionales, Hernando ha detallado que se van a iniciar las conversaciones con los grupos parlamentarios "de manera prudente y discreta", con el objetivo de trabajar para ofrecer una solución a la situación actual. Por ello consideran que "más que hacerlo con luz y taquígrafos", lo que se precisa en estos momentos es sentarse a debatir "en privado" algún tipo de acuerdo. 

En este sentido Nacho Hernando ha detallado que se va a trabajar tanto desde el Gobierno como desde el Grupo Parlamentario Socialista, para "sondear" cuál es la intención "dentro del marco de vocación de servicio público y voluntad de diálogo" de los grupos del Partido Popular y Podemos. 

Una negociación que parte con el Gobierno regional "dispuesto a ceder si los que ganan son los castellano-manchegos", pero en la que también tendrá  que haber cesiones por las otras partes, de modo que se busque "un punto de encuentro". 

Para el portavoz del Ejecutivo regional lo impensable es decir a la ciudadanía que la clase política de Castilla-La Mancha "ya ha echado el cierre" y que no trabaja más. Eso, ha continuado, sería "un insulto a la inteligencia de los castellano-manchegos y al sistema político de la región". Por ello Hernando ha insistido en que todas las partes deben a los ciudadanos ese esfuerzo, hacer un ejercicio de "generosidad y empatía, no ya con el Gobierno ni con Page, sino con los ciudadanos" que se merecen que esos 300 millones más que contempla el presupuesto de 2017 estén a disposición de la Sanidad, la Educación o la Dependencia. 

Por último apuntaba que en este contexto va a ser importante la "actitud" tanto del PP como de Podemos "para llegar a un punto de entendimiento". Desde el Gobierno esa disposición al acuerdo va a existir, porque así se lo han pedido los colectivos con los que se ha venido reuniendo desde que en abril las Cortes echaran atrás el proyecto de presupuestos. Y es que "no puede ser que 2017 se convierta en un folio en blanco"; es necesario "escribir una hoja más del capítulo de la recuperación social y económica de Castilla-La Mancha, para que podamos seguir sintiéndonos tan orgullosos de nuestra historia como hasta la fecha", ha sentenciado Hernando.