Lunes, 20 de Noviembre de 2017 Actualizado: 10:47 h.

Page confirma que baraja adelantar las elecciones en Castilla‑La Mancha

El presidente castellano-manchego no descarta anticipar los comicios debido al bloqueo de sus presupuestos. Aunque los rumores sitúan la convocatoria en septiembre, el dirigente socialista no ha puesto fecha, siendo el único plazo el previsto por la legislación: 54 días desde que se tome la decisión.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page | Foto: José Ramón Márquez
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page | Foto: José Ramón Márquez

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, asegura estar dispuesto a "poner toda la carne en el asador" para que haya un desbloqueo de los presupuestos regionales, pero advierte que lo que no va a hacer es "engañar a la ciudadanía". Por ello, si no salen adelante las cuentas de la Junta para 2017, y puesto que esta situación llevaría a "un espacio en el que los ciudadanos no entenderían el desacuerdo político", el adelanto electoral sería la medida a tomar. 

Una convocatoria anticipada de elecciones a la que García-Page no pone fecha, siendo el único plazo el previsto por la legislación, 54 días desde que se toma la decisión. Por el momento, según explica, solo se trata de una de las opciones e insiste en su "determinación" por cumplir lo comprometido con la ciudadanía. 

Así se ha pronunciado García-Page al ser preguntado sobre una información publicada por encastillalamancha.es, en la que se afirma que el presidente regional tendría previsto trasladar hoy mismo a los agentes sociales ‑junto a los que ha rubricado en Toledo el Acuerdo Estratégico Regional para la Prevención de Riesgos Laborales‑ su intención de adelantar elecciones al mes de septiembre si finalmente no se consiguen aprobar los presupuestos. Un extremo, en lo que a fecha se refiere, que el presidente del Ejecutivo castellano-manchego no ha confirmado, pero sí ha querido dejar claro que es "una de las opciones a meditar" junto a todos aquellos con quienes "de manera cómplice" ha pretendido gobernar. 

Esta es la primera vez que Emiliano García-Page se pronuncia en público sobre la posibilidad de anticipar los comicios autonómicos. En las últimas semanas han sido diversos los miembros de su Gobierno y del PSOE regional quienes han puesto sobre la mesa esta opción, pero hasta hoy Page no había hablado al respecto. Sí lo habían hecho destacados miembros de su Gobierno, como el portavoz Nacho Hernando, quien en varias ocasiones ha apuntado a que esta sería una de las opciones en caso de no llegar a un acuerdo sobre las cuentas, pero también desde el PSOE de Castilla-La Mancha, como es el caso de su vicesecretaria general, Cristina Maestre, que esta misma semana volvía a insistir en la idea.

Un planteamiento que también se abordó hace una semana en la reunión de la Ejecutiva regional de los socialistas, siendo la propia Maestre la encargada de transmitir el "no descarte" de esta posibilidad.

Siete días después y con unas negociaciones sobre el proyecto de presupuestos que parecen no avanzar sino todo lo contrario, ha sido el propio García-Page quien, una vez salvado el Congreso Federal del partido, se ha pronunciado al respecto tras publicarse que en esta meditación ya tendría hasta fecha puesta. Algo que habrían confirmado fuentes próximas al presidente regional y de toda solvencia, como destacan desde encastillalamancha.es.

A pesar de que parezca tenerlo claro, García-Page insiste en su confianza en que aún es factible un acuerdo sobre los cuentas, pero advierte que no tiene "complejo de Don Tancredo". Por ello, y sin querer que sus palabras puedan entenderse como amenaza, advierte que es presidente para trabajar en la "recuperación", lo que pretendían estos presupuestos.  

Apela "a la responsabilidad de todos" y defiende la necesidad de "anteponer los intereses de los ciudadanos a las estrategias electorales". Y es que, según lo que escucha de todos los partidos políticos de la región, "no parece un problema" un posible adelanto electoral, "formalmente dicen estar preparados", algo que ‑apuntaba‑ le quita "desasosiego" en caso de que finalmente sea esa la medida a tomar. 

Preguntado sobre si en estos momentos se siente presionado por el PP o por Podemos en el marco de la negociación de las cuentas de la Junta para 2017, García-Page ha asegurado que no. Insiste en que va a poner todo de su parte para que se apruebe el proyecto de presupuestos y, aunque reconoce que "cada uno tiene su papel" y el de la oposición es hacer oposición, advierte que todo tiene "un límite". 

DECIDIRÁ SU LIDERAZGO EN SEPTIEMBRE

Por otra parte, y cuestionado sobre si volverá a presentarse como candidato a la Secretaría General de los socialistas castellano-manchegos y si esta decisión puede verse influenciada desde Madrid, García-Page se ha mostrado rotundo y ha afirmado que las decisiones del PSOE regional se tomarán en Castilla-La Mancha y que no habrá lugar a ningún tipo de "mercadeo". 

En estos momentos, ha asegurado, es el momento de "apoyar" con la dirección de Pedro Sánchez para que "salga adelante el proyecto mayoritariamente" elegido, y para ello hay que "dar tiempo". 

Por ello, considera García-Page que para "ayudar" no hay que estar "perturbando, ni comentando" lo sucedido. Es el momento, ha dicho, de "colaborar con el buen desarrollo de mi papel institucional". 

Será en el momento de convocar el Congreso regional del PSOE, lo cual está previsto se produzca el 3 de septiembre, cuando "tomaré una decisión", ha sentenciado.