Domingo, 20 de Agosto de 2017 Actualizado: 12:15 h.

ENCUESTA

El PSOE ganaría hoy las elecciones en Castilla‑La Mancha sacando casi cuatro puntos de ventaja al PP

Dos años después de su llegada al Ejecutivo regional, Page adelanta en intención de voto al Partido Popular. Respecto a los comicios de 2015, los socialistas subirían 1,8 puntos, el PP perdería el 3,2% de sus votos y Ciudadanos superaría holgadamente a Podemos.

Page ejerce su derecho a voto en los comicios generales del 20D | Foto: Ignacio López
Page ejerce su derecho a voto en los comicios generales del 20D | Foto: Ignacio López

TOLEDO.- El PSOE sería el más votado en Castilla-La Mancha, sacando cuatro puntos de ventaja al Partido Popular, en caso de que hoy se celebrasen elecciones. En dos años al frente del Gobierno, Emiliano García-Page no solo ha conseguido reducir la distancia existente con los conservadores, sino que les ha superado en estimación de voto. Mientras que los socialistas subirían del 36,1 por ciento al 37,9 por ciento, el PP registraría una bajada de tres puntos, pasando del 37,5 por ciento al 34,3 por ciento

Así se desprende de una encuesta realizada por Noxa para el PSOE castellano‑manchego entre el 22 y el 26 de mayo, tras el proceso de primarias socialista, en la que además se refleja cómo Podemos,  en caso de concurrir a las elecciones por separado de IU, pasaría de tercera a cuarta fuerza política en la región, perdiendo un 0,7 por ciento de los votos (en mayo de 2015 obtuvo el 9,7% de los votos). Aun sumando los votos que obtendría Izquierda Unida ‑2,2%‑quedarían por detrás de Ciudadanos, que en los últimos comicios se quedó sin representación en las Cortes debido al sistema electoral vigente, aunque esta ocasión experimentaría una subida importante, pasando del 8,6 al 12,5 de los sufragios, adelantando así al partido de Iglesias. 

Según este sondeo, al que ha tenido acceso Periódico CLM, son poco significativos los cambios que se aprecian respecto a las expectativas actuales de voto respecto al comportamiento que tuvieron los castellano-manchegos en las elecciones de 2015. Tanto el PSOE como el PP mantienen una tasa de fidelidad idéntica, del 86 por ciento, aunque con ligeras variaciones respecto a la pérdida y ganancia de votos.  

Mientras que los socialistas pierden un 4 por ciento de sus antiguos votantes hacia Podemos y otro 4% hacia Ciudadanos, compensa las mismas con ganancias procedentes de la formación morada y de IU, lo que explica su leve mejoría. 

Por su parte los ‘populares’ perderían un 5 por ciento de votos respecto a 2015 en favor de Ciudadanos, y otro tanto hacia el PSOE. Una pérdida que sin embargo no se compensa con ganancias de nuevos votantes, según este sondeo. 

Respecto a Podemos, la tasa de fidelidad es más baja, del 64 por ciento, y perdería 1 de cada 4 votantes de 2015 hacia el PSOE. En este punto cabe recordar que el sondeo se realizaba en el mes de mayo, en plena polémica tras el rechazo a los presupuestos regionales por parte de los diputados de la formación morada en las Cortes, y aun sin vislumbrarse el giro que ha dado la situación en las últimas semanas, con el acuerdo para la aprobación de las cuentas para 2017, la oferta de entrada en el Gobierno de Page y la consulta entre sus bases. 

Ciudadanos por su parte presenta una tasa de fidelidad del 77 por ciento, registrando un intercambio de votantes con PP y PSOE del que resulta beneficiada la formación de Albert Rivera, al ganar más de los que pierde. 

Finalmente Izquierda Unida se ve afectada por la pérdida de 1 de cada 3 votantes hacia el PSOE y únicamente el 39 por ciento de quienes les votaron en 2015 se mantiene fiel a la formación. 

Por otra parte, y según este sondeo, la formación que genera mayor rechazo en Castilla-La Mancha es Podemos, a la que no votaría nunca el 72 por ciento de los entrevistados, mientras que solo el 25 por ciento asegura que no entregaría nunca su voto al PSOE. Dos extremos que están a punto de darse la mano en un mismo Ejecutivo, y que dependiendo del resultado de la fórmula podría tener consecuencias para una u otra formación dentro de dos años. 

BUENA O MUY BUENA: LA GESTIÓN DE PAGE

Pero mientras que se materializa esa nueva alianza y se empiezan a ver los resultados, la encuesta encargada por el PSOE muestra que la gestión del actual presidente castellano-manchego es valorada favorablemente por los ciudadanos. Más del 50 por ciento de los entrevistados la califica de buena o muy buena, mientras que el 40 por ciento la considera mala o muy mala.   

Un porcentaje que entre los votantes del PSOE es mayor, puesto que 7 de cada 10 entrevistados que apoyaron a Page en las últimas elecciones valoran positivamente su gestión, mientras que entre los electores del PP, Podemos y Ciudadanos predominan las valoraciones críticas, aunque también hay sectores que valoran de forma favorable la gestión de García-Page. 

Los mayores de 50 años, con bajo nivel de instrucción y ubicados en la izquierda o el centro izquierda son el grupo que en mayor medida apoya la gestión de Emiliano García-Page. Entre los más críticos, los habitantes de la provincia de Guadalajara, según apunta el sondeo. 

Sin embargo, al comparar la gestión de García-Page con su predecesora en el cargo, el 53 por ciento opina que el socialista lo está haciendo mucho mejor que Cospedal, mientras que 2 de cada 10 sostienen que lo está haciendo peor o mucho peor, correspondiendo esta apreciación ‑según apunta el sondeo‑ a los votantes del PP, "los únicos que opinan así", mientras que los de PSOE, Podemos o Ciudadanos valoran mejor la actuación de García-Page que la de Cospedal. 

MEJOR GESTIÓN DE GOBIERNO QUE EL PP

A pesar de estos resultados respecto al presidente García-Page, la gestión del Gobierno regional en su conjunto recibe un juicio relativamente crítico por parte de los ciudadanos, ya que frente al 37 por ciento de los entrevistados que la califican de buena o muy buena, se sitúa el 48 por ciento que la considera mala o muy mala. Datos que apuntan, sin embargo, una "notable mejoría" respecto a lo que se opinaba del gobierno autonómico en mayo de 2015. 

Entre quienes votaron al PSOE en 2015 el 56 por ciento valora positivamente la gestión del Gobierno de Page, mientras que entre quienes votaron al PP, Podemos o Ciudadanos las valoraciones negativas son mayoritarias.  

Los más críticos al juzgar la gestión del Gobierno regional son los jóvenes y quienes tienen edades intermedias, poseen estudios medios o superiores y se declaran de ideología de centroderecha. 

Sin embargo, si se compara directamente al Gobierno actual con el de Cospedal, el 46 por ciento cree que la gestión del Ejecutivo de García-Page es mejor o mucho mejor que la del PP, mientras que solo el 26 por ciento la considera peor.

PAGE, EL ÚNICO QUE APRUEBA

Otro de los aspectos analizados en este sondeo es el grado de reconocimiento e imagen del presidente regional. El 72 por ciento de los entrevistados conocen el nombre del jefe del Ejecutivo autonómico, mencionándolo de forma espontánea y sin que medie sugerencia alguna. 

Entre las cualidades más destacadas que le atribuyen a Page, se encuentra la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha, que representa bien a la región y su cercanía, todas ellas señaladas por 4 de cada 10 entrevistados. Un porcentaje algo más bajo, el 38 por ciento, opina que es honesto, mientras que sus puntos débiles son la eficacia (el 30 por ciento piensa que es eficaz) y la confianza (mencionada por 2 de cada 10 entrevistados). 

Pero en esta encuesta también se pregunta sobre quién es el líder de la oposición en Castilla‑La Mancha, reconociendo 1 de cada 3 encuestados a Cospedal, mientras que el 64 por ciento asegura no saberlo. Respecto a las cualidades que reconocen a la presidenta del PP castellano-manchego: la cercanía, la capacidad de representar a la región y la eficacia, todas ellas mencionadas por un 28 por ciento de los entrevistados, mientras al 22 por ciento le inspira mucha o bastante confianza. 

La notoriedad de los distintos líderes políticos es también analizada en esta encuesta, de la que se desprende que si bien el 99 por ciento de los encuestados conoce a María Dolores de Cospedal, es también la peor valorada, con una nota de 3,9. 

Por su parte García-Page, al que aseguran conocer el 96 por ciento de los encuestados, recibe la mejor valoración, con un 5,3 sobre 10.  

Tan solo 4 de cada 10 entrevistados declara conocer al secretario regional de Podemos, José García Molina, mientras que el 14 por ciento reconoce a Juan Ramón Crespo (IU) y el 11 por ciento a Alejandro Ruiz (Ciudadanos). A todos ellos les puntúan en torno al 4,5 sobre 10.