Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 Actualizado: 13:39 h.

DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN

Page anuncia 60.000 empleos y una oferta pública de más de 10.000 plazas

El presidente de Castilla-La Mancha ha detallado sus logros en esta mitad de legislatura y ha anunciado nuevas medidas para los dos años restantes, como un nuevo Plan de Empleo. El desafío independentista catalán también ha tenido un papel destacado en el debate. 

Emiliano García-Page en el debate sobre el estado de la Región | Foto: Ignacio López
Emiliano García-Page en el debate sobre el estado de la Región | Foto: Ignacio López

TOLEDO.- Castilla-La Mancha celebra desde este miércoles su primer debate sobre el estado de la región desde la entrada de Podemos en el Gobierno socialista de Emiliano García-Page. Un debate que llegaba marcado por la situación que se vive en Cataluña, pero también cargado de reflexiones sobre los logros conseguidos durante los dos años de legislatura y las nuevas iniciativas para seguir avanzando en los dos que restan. 

Una discusión que daba comienzo con la intervención por parte del presidente del Ejecutivo, el socialista Emiliano García-Page, quien durante más de dos horas y media ha desgranado desde la tribuna su balance al ecuador de la legislatura, aportando datos del trabajo ya realizado y esbozando nuevas iniciativas para seguir en la senda de la recuperación. 

Una intervención en la que ha tenido un papel destacado el desafío independentista catalán, ante el que ha reiterado su compromiso y actitud leal con las instituciones del Estado, "hasta el punto de callar cosas que no comparto" ha precisado, dada la importancia que la prudencia adquiere en estos momentos. 

Y es que a pesar de los debates y problemas a los que se enfrenta el país, García-Page considera esta situación se superará "con claves del pasado" y nuevos argumentos. 

En este sentido, el presidente regional se ha mostrado partidario del "derecho a decidir entre todos", puesto que "la soberanía es nacional e indivisible". Considera que el reto al que se enfrenta hoy el Gobierno de España "es importante", por lo que es necesario tener presentes "algunos planteamientos que nos han llevado al éxito en estos últimos 40 años". 

En Castilla-La Mancha, insistía, "no vamos a estar de brazos cruzados". Considera necesario ser "firmes y claros, pero prudentes", en el momento actual sobre lo que hacer ante el órdago lanzado, a medio plazo de afrontar el debate sobre "cómo se ha llegado hasta aquí", para a largo plazo "recomponer emocionalmente la convivencia"

Sin embargo, ha lanzado dos advertencias sobre este asunto. Y es que, aunque su apoyo sea leal e incondicional a la respuesta constitucional del Estado, García-page tiene claro que este debate "no puede terminar cambiando sentimientos por dinero", aunque algunos lo intenten. "Si desde Cataluña quieren ponerle precio al sentimiento, aquí tenemos tanto o más", ha advertido. 

Asimismo, ha recordado que si bien la actual es una situación "de emergencia" por lo cual es normal que "hable de ello todo el mundo", no hay que obviar que "sigue habiendo vida" y no hay que descuidar las cosas de la vida diaria, como el que se sigan autorizando trasvases. Esta situación, ha apostillado, no puede afectar a otros debates paralelos que el Gobierno tiene abiertos. 

Tras estas primeras consideraciones, el presidente castellano-manchego reconducía su discurso hacia la situación en la que se encuentra la región, "mucho mejor que hace dos años", ha subrayado. 

Y aunque ha reconocido García-Page que los últimos meses han sido "terribles", tras el rechazo de los presupuestos ‑ya pactados‑ en el mes de abril, los cuales finalmente se conseguían sacar adelante en agosto acompañados con la entrada de Podemos en el Gobierno. 

El socialista ha hecho balance de los logros conseguidos en estos dos años de legislatura, pero también ha hecho numerosos anuncios de cara a los que restan. 

En este sentido, Emiliano García-Page ha asegurado que el 80 por ciento de su programa de gobierno "está ejecutado o a punto de ejecutarse", lo cual ha sido posible al crear un clima muy distinto "al que nos tocó sufrir la legislatura pasada". 

Un Gobierno que dialoga, moderado, que practica la cercanía y la transparencia, ha insistido, frente a quienes únicamente buscan la crispación. 

Entre los logros conseguidos, el presidente ha destacado el crecimiento de la economía regional, "la noche y el día respecto a la etapa anterior". Un marco en el que se espera la llegada de grandes empresas que crearán 10.000 puestos de trabajo, y otras 56 de menor tamaño que también podrán llegar a crear otros tantos empleos en la región. 

Un impulso al tejido empresarial al que se dará continuidad con la puesta en marcha del Plan ‘Crece Empresas’, destinado a facilitar a microempresas de la región a convertirse en pymes; y del programa ‘Innova World’, que ofrece ayudas "solventes" para avanzar en materia de innovación en destino, facilitando su tarea exportadora. 

Junto a estos anuncios, García-Page ha adelantado la puesta en marcha de un nuevo Plan de Empleo, a desarrollar entre 2018 y 2020, del cual se beneficiarán otras 60.000 personas. Un plan que repetirá pautas del anterior, pero al que se incorporará una estrategia para "diseñar un pasillo de igualdad", de modo que a nadie le falte lo mínimo para vivir. 

Para ello este nuevo plan contemplará dos nuevas medidas como son la creación de una bolsa de primer empleo para jóvenes, con garantía de un año, en la que se contará con ayuntamientos y diputaciones, y la creación del denominado 'cheque de transición', dirigido a quienes se ha ayudado con el plan de empleo para que tengan "un año más de tránsito" para poder ser contratados, pasando "de la ayuda pública al empleo privado". 

Empleo por el que se trabajará no solo en el ámbito privado, sino también en el sector público. Así, García-Page ha avanzado que en las próximas semanas se aprobará la oferta pública de empleo, que contemplará 10.158 plazas, de las cuales 4.800 corresponderán a Sanidad y 3.450 a Educación. 

A quienes ya tienen plaza en la Administración regional, este mes de octubre se les devolverá en la nómina un 1,5 por ciento del 3 por ciento suprimido en la legislatura de María Dolores de Cospedal, y se planteará también un crecimiento en el sueldo de los funcionarios. 

"REVOLUCIÓN" SANITARIA 

En materia sanitaria Emiliano García-Page considera que la región ha vivido una "revolución", incrementándose el presupuesto, un 12 por ciento lo ha hecho el gasto, y subiendo la inversión por habitante a 1.406 euros. 

Además, anunciaba que el presupuesto de 2018 incorporará el 20 por ciento dedicado a la Atención Primaria, en ese camino de "acercarnos al 25 por ciento comprometido". Se crearán nuevas redes de expertos de Atención Primaria y escuelas de salud que abordarán la obesidad infantil, las enfermedades neurodegenerativas y las enfermedades raras; y además se pondrán en marcha los consejos de salud. 

Junto a ello ha recordado la reanudación de obras en los hospitales de Toledo, Cuenca, Guadalajara y Albacete, sin olvidar los trabajos previos para acometer el de Puertollano. Obras que fueron paralizadas por el PP y que han supuesto un desembolso de 31 millones en indemnizaciones. 

En este contexto, ha anunciado la puesta en marcha, en los próximos meses, de los procesos de licitación de ocho centros de salud. 

Por su parte, en el capítulo de logros en materia sanitaria, ha destacado el fin de las derivaciones para consultas externas y la reducción a más de la mitad para pruebas diagnósticas. Y aunque sigue habiendo listas de espera, García-Page ha querido subrayar la "valentía" de su Gobierno, al hacerlas "públicas y transparentes", accesibles por internet, desde el primer momento, en lugar de ocultarlas como se hacía la anterior legislatura. 

Asimismo, ha adelantado que para el segundo trimestre de 2018 se aprobará el decreto que regule el derecho a la segunda opinión médica, y también en breve se dará luz verde y pondrá en marcha el Plan Salud 2017-2025. 

En materia de consumo, García-Page anunciaba una nueva ley que garantice una buena prestación de la atención a los consumidores. 

SIN INSTALAR AULAS PREFABRICADAS

Pero si de la salud física se preocupa el Gobierno de Emiliano García-Page, también lo hace respecto a la intelectual, para lo cual se trata de corregir la "fractura" generada en materia educativa durante la legislatura anterior, tras la reducción del presupuesto en un 32 por ciento. 

Recuperación que se acomete "con hechos", incrementando un 6,1 por ciento el presupuesto, dotándola de "más medios humanos y materiales". Ha recordado así que este curso ha iniciado con 743 docentes más, ascendiendo la plantilla total a 26.326 personas. El próximo año se ofertarán 1.013 plazas para Enseñanzas Medias y en 2019 la oferta pública contemplará también más de 1.000 plazas para el Cuerpo de Maestros. 

No ha obviado en su intervención García-Page las dificultades existentes en estos momentos para cubrir plazas, precisando que hoy se trata de "una crisis de crecimiento, no de recortes". Y es que si en la anterior legislatura eran "miles" los que se iban a la calle, "hoy son miles los que estamos buscando". 

Reducción de ratios, recuperación de apoyos, gratuidad de libros de texto, nuevas rutas de transporte escolar y recuperación de una veintena de escuelas rurales, son algunos de los logros a los que el presidente autonómico también ha hecho referencia. 

Mejoras de la Educación que también se han materializado en infraestructuras, superando el compromiso de 70 millones y 70 actuaciones, llegando tras su revisión a tener 99 actuaciones con 96,5 millones. 

Todo ello sin haber instalado "ni un aula prefabricada", pero sí reducido las existentes en 9, cifra que cuando acabe el curso alcanzará las 35. El objetivo, ha insistido García-Page, "eliminar todas con este plan de infraestructuras". 

Por otra parte ha apuntado su intención de plantear, del mismo modo que a nivel nacional se trabaja por un pacto sobre Educación, un acuerdo "político y social" también en Castilla-La Mancha, de modo que se evite que sea objeto del "fuego cruzado interesado" en periodos electorales. 

Tampoco se ha olvidado del ámbito universitario, en el que tendrá un papel destacado la ley de Ciencia, tomada esta misma semana en consideración por el Consejo de Gobierno, y que hará que el rendimiento de la investigación sea "mucho más útil". Asimismo ha apuntado que se ultiman los dos contratos programa con la Universidad de Castilla-La Mancha y la de Alcalá, que hará "irreversible" el apoyo regional a ambas. 

En materia cultural ha avanzado la recuperación en 2018 de los decretos y órdenes de ayudas a la producción teatral, la danza y las industrias culturales, en el marco de un plan integral que las unificará. Asimismo el incremento presupuestario permitirá cumplir con el 1% Cultural, que irá de la mano de la "inminente" ley de Mecenazgo Cultural. 

Respecto al área de Bienestar Social, el presidente del Ejecutivo ha desatacado la aplicación del Plan de Garantías Ciudadanas y la aprobación de su ley, así como la aprobación de la ley del Tercer Sector.  

Por otra parte, ha querido destaca la labor en materia de prevención contra la violencia de género y ha subrayado la apuesta por una nueva ley, que sea también pionera, como ya lo fue la primera. 

LA TRAMPA DE LAS COMPENSACIONES POR AGUA 

En este debate sobre el estado de la región tampoco podía faltar otro de los grandes temas que afectan a Castilla-La Mancha, como es el agua. En este sentido Page ha explicado que se ha puesto en contacto con los presidentes de la Comunidad Valenciana y de Murcia para tratar de arreglar el problema existente. Está convencido de que "lo que no seamos capaces de arreglar las comunidades autónomas, no nos lo va a resolver Madrid". 

Muestra de ello el famoso Memorándum impulsado por Cospedal, que para García-Page fue "la mayor traición a Castilla-La Mancha", ya que gracias a él no solo hoy se enfrenta a "la sequía del cielo", sino también " a la sequía de los trasvases". 

En este sentido, ha anunciado su intención de plantear una iniciativa legislativa al Congreso, para que se apruebe una ley que obligue a que "antes de utilizar las aguas superficiales, se utilice el agua del mar". 

Una defensa del agua para Castilla-La Mancha en la que ha querido recordar el empeño de la anterior consejera de Fomento, la fallecida Elena de la Cruz, y que comparte también hoy su sucesora en el cargo. 

Una labor que ha llevado al Ejecutivo regional a recurrir 23 trasvases del Tajo al Segura, frente a ningún recurso del anterior Gobierno al que faltó "voluntad política" para hacerlo. 

Será en su próxima reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando Emiliano García-Page le traslade la necesidad de alcanzar un Pacto por el Agua, de abrir un diálogo real, en lugar del "paripé" que fue el Memorándum. 

En este sentido, Emiliano García-Page también ha hecho referencia a quienes argumentan que Castilla-La Mancha recibe una compensación por el agua que se deriva hacia Levante. Compensaciones a las que el presidente regional ha dicho renunciar, puesto que quiere "agua, no dinero", para la región. Y aunque este será un asunto que desarrollará la consejera Agustina García en comisión, el presidente ha adelantado que se ha descubierto "una trampa" en este asunto de las compensaciones, al haberse encontrado que "se han escamoteado 81 millones a Castilla-La Mancha". Una cifra, ha apostillado, que "vamos a reclamar". 

En materia de infraestructuras, Page ha calificado como "irrenunciables" las plataformas de Alcázar y Talavera, sumadas a las ya planteadas con el Ministerio. Asimismo se ha mostrado dispuestos a denunciar el convenio que mantiene con este departamento si el Estado no cumple con sus compromisos respecto a diversas obras. 

EL FRACKING "ZANJADO" EN 15 DÍAS 

Por otra parte, y en materia de Medio Ambiente, Emiliano García-Page ha asegurado durante su intervención que "en 15 días" quedará "zanjado" el fracking en la región. 

Asimismo ha subrayado su compromiso para seguir intentando que no se lleve adelante el "atropello" que supone el cementerio nuclear en Villar de Cañas. Un proyecto para el que existe "una alternativa evidente", como son los 14 proyectos de energía limpia que esperan autorización en esa misma zona, los cuales permitirían generar empleo y constituyen un ejemplo de "cómo hacer bien las cosas". 

En materia legislativa, García-Page ha anunciado una ley de Impacto Ambiental, la próxima aprobación de la ley de Caza y de la ley de Protección Animal. 

Del mismo modo ha avanzado una "inminente" orden de ayudas para las entidades más afectadas por el despoblamiento. 

Una intervención que Emiliano García-Page ha terminado como la empezaba, subrayando su apoyo legal a la reacción del Estado respecto a lo que suceda en Cataluña, pero también apelando a "no dejar de hacer" y "hacer las cosas aquí cada vez mejor".