Sábado, 10 de Diciembre de 2016 Actualizado: 03:06 h.

SEGÚN UN DOCUMENTO INTERNO DE SU GOBIERNO

Cospedal quiso ceder hospitales públicos a los dueños de una autovía a cambio de condonar deudas

El informe fue elaborado por el Ejecutivo del PP tan solo tres meses después del anuncio de privatizar cuatro importantes centros sanitarios de Castilla‑La Mancha.

María Dolores de Cospedal, expresidenta de Castilla-La Mancha | EFE
María Dolores de Cospedal, expresidenta de Castilla-La Mancha | EFE

TOLEDO.- La medida afectaba a Tomelloso, Manzanares, Almansa y Villarrobledo. Un informe elaborado por el Gobierno de María Dolores de Cospedal, al que ha tenido acceso la Cadena SER, desvela que la entonces presidenta de Castilla-La Mancha pretendía ceder los hospitales públicos de estas cuatro ciudades a ACS y Acciona, empresas constructoras y dueñas mayoritarias de la autovía de los Viñedos, a cambio de condonar deudas.

El documento, titulado ‘Formas alternativas de pago por hospitales de la JCCM’, tiene fecha de marzo de 2012, es decir, su elaboración se produjo solamente tres meses después de que Cospedal anunciara la privatización de dichos hospitales.

Concretamente, el texto del Ejecutivo regional del Partido Popular señala que con esta operación, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha dejaría de pagar parte de la deuda millonaria que tiene con estas empresas, cuyos pagos llegarían como mínimo hasta el año 2030.

Así pues, cabe destacar que el Gobierno de Cospedal esperaba recaudar 170 millones de euros con la cesión de estos cuatro hospitales castellano-manchegos, además de ahorrar 37 millones de euros anuales con su privatización.

INTERÉS POR EL SECTOR SANITARIO

Además, el informe analiza el perfil de las seis grandes constructoras con las que la Junta de Castilla-La Mancha tenía deudas: ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr Vallermoso y OHL. Por ejemplo, de Acciona dice que "expresa sin ambigüedades su interés por el sector concesional hospitalario", de Ferrovial que "no está presente en concesiones hospitalarias" y de OHL que "se concentra primordialmente en las concesiones de las autopistas".

Tras detallar el interés que las empresas pudieran tener para hacer negocios con la sanidad, el documento concluye que "quienes podrían estar interesadas en los hospitales son los concesionarios de la autovía de los Viñedos", es decir, ACS y Acciona como dueños mayoritarios, así como Cyopsa y Mota-Engil, propietarias también de una menor parte de la carretera.

En cuanto a las ventajas e inconvenientes que recoge el texto, los conservadores reconocen que con esta maniobra "se facilita la financiación de las empresas interesadas", aunque "se podría dar la imagen de que la Junta se aprovecha de las dificultades financieras de las empresas".

Este informe no fue el único que encargó Cospedal para llevar a cabo la privatización de los hospitales de Tomelloso, Manzanares, Almansa y Villarrobledo. El Gobierno del PP también pidió otros dos para tal fin, pero ninguno salió adelante.