Lunes, 11 de Diciembre de 2017 Actualizado: 07:00 h.

39º CONGRESO FEDERAL DE LOS SOCIALISTAS

González Ramos, Tolón y Valerio: los 'sanchistas' leales a Page

Los tres representantes del PSOE de Castilla-La Mancha fichados por Pedro Sánchez para su Ejecutiva se han declarado abiertamente fieles a Emiliano García-Page. En el Comité Federal repiten Martínez Guijarro, Gutiérrez y Pérez León.

González Ramos, Tolón y Magdalena Valerio entran en la Ejecutiva de Pedro Sánchez
González Ramos, Tolón y Magdalena Valerio entran en la Ejecutiva de Pedro Sánchez

TOLEDO.- La representación castellano-manchega en la nueva Ejecutiva Federal del PSOE cambia de caras, aunque los nombres de los elegidos por el nuevo secretario general para acompañarle no han sorprendido demasiado. Pedro Sánchez se ha querido rodear de quienes le han sido fieles durante este tiempo, y así no ha dudado en llamar para la dirección nacional al secretario provincial del PSOE en Albacete y diputado nacional, Manuel González Ramos; a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, y a la exconsejera Magdalena Valerio

Un apoyo que en los últimos tiempos unos habían hecho de forma abierta y haciendo campaña en las primarias por su candidato, como González, único secretario provincial castellano‑manchego que apostó por Sánchez en lugar de seguir la línea oficial que se decantaba por Díaz, y otros como la regidora toledana, de forma más discreta, sin prodigarse en actos públicos ni pronunciarse sobre cuál era su candidato, aunque a pocos escapaba que, como en la anterior ocasión ‐cuando sí hizo campaña por Pedro Sánchez‑, su preferido era el madrileño.  

Ha sido precisamente el albaceteño González Ramos quien mejor parado ha salido de este llamamiento de Sánchez, al habérsele encomendado una de las dieciocho secretarías de área en las que se estructura la dirección del partido. En concreto se sitúa al frente de la secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la nueva Ejecutiva socialista, un área de peso para una región como Castilla-La Mancha en la que, cabe recordar, se le ha situado en los últimos meses como posible valedor de una alternativa al actual secretario regional del PSOE, Emiliano García-Page. Un extremo que el mismo González llegaba a negar públicamente, declarando su lealtad al líder castellano-manchego. 

Lealtad a Page que también ha manifestado, tras aceptar su encargo en la Ejecutiva de Sánchez, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. Asegura que está "con Pedro Sánchez y con Page" y se muestra convencida de que con su incorporación a la dirección nacional del partido, "Toledo sale fortalecida". Afirmaciones ante las que ya le han surgido en las redes peticiones concretas a plantear desde su nuevo cargo orgánico, como la defensa del Tajo y el fin del trasvase, cuestiones que no tuvieron minutos en el Congreso Federal de los socialistas celebrado este fin de semana, pero que muchos confían en que Tolón ponga sobre la mesa. No es precisamente el área que le ha correspondido, puesto que será la responsable de Economía de las Ciudades, integrada en la Secretaría de Política Económica y Empleo, pero a buen seguro que tendrá presentes estas peticiones. 

En esta Secretaría también desarrollará su labor como responsable de Seguridad Social y Pacto de Toledo la exdiputada nacional Magdalena Valerio, guadalajareña de adopción que en su etapa en el Gobierno regional ya tuvo responsabilidades en materias relacionadas con las que ahora se le encomiendan, siendo durante casi dos años consejera de Trabajo y Empleo. Como Tolón y González Ramos, Valerio también se ha declarado abiertamente leal a Page, como ella misma señalaba hace poco más de un mes, a pesar de creer y apostar por el proyecto de Pedro Sánchez. 

CASTELLANO-MANCHEGOS EN EL COMITÉ FEDERAL

Pero estos tres representantes del PSOE de Castilla-La Mancha no serán los únicos en los órganos de dirección a nivel nacional, puesto que otros siete también tienen su lugar en el Comité Federal. 

Entre ellos se encuentra el secretario general del PSOE de Cuenca y vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro. Su nombre ocupaba el puesto número 80 de la candidatura presentada de cara al 39 Congreso Federal socialista que, aunque de pretendido consenso, otorgaba claramente un papel destacado a los 'sanchistas'.  

No siendo este el caso de Martínez Guijarro, sin embargo se mantiene entre los miembros de este órgano de dirección del partido, del que también forma parte el eurodiputado toledano Sergio Gutiérrez, también muy próximo a García-Page, que junto a la alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez, son los representantes de los 'susanistas'. Estarán acompañados por el alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco; el primer teniente de alcalde de la localidad toledana de Cabañas de la Sagra, Pablo Ortiz; la expresidenta de la Diputación Provincial de Guadalajara, María Antonia Pérez León, y el militante del PSOE albaceteño Juan José Tierraseca, todos ellos de la corriente 'sanchista'. 

PAGE SIGUE SIN DESVELAR SU FUTURO

Nueva dirección a la que el secretario general de los socialistas castellano-manchegos, Emiliano García-Page, daba la enhorabuena y brindaba su colaboración para hacer que el PSOE "ponga rumbo a La Moncloa". 

Momentos antes del inicio del cónclave, Page aseguraba que el PSOE "está muy por encima de las personas, y lo importante es que los ciudadanos deben ver que hemos dejado a un lado nuestros problemas internos y percibir que nos preocupamos de resolver sus problemas". 

Asimismo reconocía que han sido muchos los meses de "tortura interna", que se ha vivido "con mucho dolor, unos y otros", siendo lo que ahora queda, "con toda tranquilidad y dignidad, apoyar lo que ha decidido la militancia". 

Sin embargo, y como ya había advertido el líder regional del PSOE, este Congreso Federal supone un punto de inflexión que vinculará lo que pase en los próximos congresos regionales y provinciales, pero también en lo que a su futuro personal se refiere. Y es que han sido varias las ocasiones en las que Page ha condicionado su futuro político a lo que sucediera, en un primer momento en el proceso de primarias, y después al resultado de esta cita congresual. Terminado éste, y en plena negociación de los presupuestos en el ámbito regional, García-Page tiene la pelota sobre su tejado y algunos meses por delante para decidir si en otoño ‑para cuando se ha aplazado el congreso regional inicialmente previsto para finales de julio‑ optará a la reelección o no como secretario general del PSOE regional. 

Lo que sí deja claro es que se debe al voto de los ciudadanos de Castilla-La Mancha. Una responsabilidad de la que "nunca haré dejación", asegura Page, quien apunta que intentará "conciliar" las dos lealtades a las que se debe: "mis ciudadanos y mi partido".